viernes, 19 octubre 2018, 02:51
Lunes, 14 Mayo 2018 21:49

Béisbol cubano, al bate durante festival cultural en EE.UU.

Escrito por  PL
Valora este artículo
(0 votos)

El béisbol de Cuba y varias de sus figuras icónicas de todos los tiempos ocupan hoy espacio en un evento cultural de gran magnitud dedicado a ese país en la capital de Estados Unidos.


Figuras de la talla de los antiguos peloteros Cristóbal Torriente y Martín Dihigo, con sendas placas en el Salón de la Fama de Cooperstown, están representadas en el Centro Kennedy para las Artes Escénicas.

Allí acontece desde el 8 de mayo, y así será hasta el 3 de junio, el Festival Artes de Cuba: de la isla al mundo, con la combinación de la música, el cine, la plástica, la danza, la moda y otras manifestaciones.

En la Galería Sur de dicha institución también se encuentra la imagen de Esteban Bellán, el primer latinoamericano en jugar béisbol profesional en suelo estadounidense.

Dichas obras, junto a otras en las cuales hay símbolos de ambos países, donde el deporte de las bolas, los strikes y los jonrones desata múltiples pasiones, pertenecen al artista de la plástica de la mayor de las Antillas Reynerio Tamayo.

Bajo el título Cuban Slugger, la muestra, de varias impresiones de piezas realizadas en lienzo y madera, pretende, según declaraciones de su creador, tratar esta disciplina deportiva desde la historia y la humanidad de sus protagonistas.

A partir de las lecturas e interpretaciones que el espectador puede hacer, resulta muy llamativa la imagen del famoso escritor estadounidense Ernest Hemingway, vestido de pelotero y con un pez aguja como bate.

También resalta en la exposición la bandera cubana con el número 42 en el lugar de la estrella solitaria como homenaje al legendario pelotero Jackie Robinson, el primer afroamericano en jugar en las Grandes Ligas de béisbol estadounidense tras romper la barrera impuesta a los negros.

Según el Centro Kennedy, Tamayo, nacido en 1968, combina el virtuosismo técnico y el sentido del humor en su arte, y las obras particulares narran la vida cotidiana y las costumbres populares con ironía característica y observaciones incisivas.

Datos biográficos señalan que el béisbol ha sido uno de los temas favoritos de este artista, cuyo primer acercamiento desde la pintura fue cuando era alumno de tercer año en la Escuela Nacional de Arte con una exposición en acuarelas sobre papel.

Tiempo después, el también graduado del Instituto Superior de Arte participó en dos muestras colectivas: Clásicos del béisbol y Robando Base: Cuba al bate, está última exhibida en Nueva York y Kentucky.

La segunda exposición personal de Tamayo sobre béisbol se produjo en 2014, con 28 piezas y a raíz de un intercambio cultural del Museo Nacional de Bellas Artes de Cuba y varios museos e instituciones de Cayo Hueso, Florida.

Después llegó en 2017 Cuba en pelota, en la Galería Habana, un pastiche de 52 piezas, con claves imprescindibles para una historia del béisbol cubano.

Por sus ineludibles conexiones con las Grandes Ligas, Cuba en pelota derivó en Cuban Slugger, que tuvo acogida en el Centro Kendall para el Arte, en Miami, Florida.

Visto 298 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar