lunes, 10 diciembre 2018, 04:17
Viernes, 04 Mayo 2018 14:09

Liga de Diamante en Doha: Estreno de plata en órbita de Yaimé Pérez

Escrito por  Harold Iglesias Manresa/CubaSí
Valora este artículo
(1 Voto)
Yaimé Pérez demostró estabilidad en sus seis envíos Yaimé Pérez demostró estabilidad en sus seis envíos

Yaimé Pérez y Denia Caballero, lo mejor por Cuba con plata y bronce en el disco, como parte de la apertura de la Liga del Diamante en Doha, Catar. Sandra Perkovic (71.38 metros) se comportó intratable.

Es muy pronto para dilucidar quiénes serán los campeones en cada una de las 32 modalidades que se disputan en la Liga de Diamante. Apenas se descorrieron las cortinas en Doha, pero ya algunos de los monstruos del campo y pista lanzaron clarinadas, como la discóbola croata Sandra Perkovic (71.38 metros) cuyo disparo la encaramó de golpe y porrazo como líder de la temporada y recordista del mitin y la Liga.

En ese festín de Catar, las cubanas Yaimé Pérez (66.82) y Denia Caballero (63.80) se agenciaron plata y bronce, respectivamente, solo que ambas estuvieron en esta primera parada por debajo de sus mejores registros anuales, fijados en 67.82 y 66.09, por ese orden.

Desde hace varias temporadas la pugna entre nuestras dos representantes y Perkovic ha sido a brazo partido, solo que salvo en el Mundial de Beijing 2015 cuando Denia se interpuso en su ruta dorada, y tres paradas del circuito del Diamante con par de deslices ante Yaimé, la croata ha emergido airosa.

De vuelta a lo acontecido este viernes Perkovic logró su registro en el tercer envío, Yaimé tuvo una secuencia estable, de seis envíos sobre 63 metros, otro disparo de 65.68, y sin foul.  Denia materializó su marca en el primero de dos disparos válidos, señal de que algo no estuvo ajustado con su técnica y la coordinación del giro. En tanto la australiana Dani Stevens (63.59), tuvo que conformarse con el quinto escaño, lejos de sus 68.26 merecedores del segundo puesto del ranking anual.

Otra prueba que despierta mucho interés en los cubanos, aunque esta vez sin la presencia de Yarisley Silva, fue la del salto con pértiga.

La estadounidense Sandi Morris sobrevoló la varilla como ninguna otra y sus 4.84 metros devinieron inalcanzables para la británica Holly Bradshaw (4.64), y su coterránea Katie Nageotte (4.64). Morris igualmente fijó tope para dicha reunión atlética, aunque no hizo peligrar los 4.93 líderes de su coequipera y experimentada Jennifer Suhr.

Con sabor cubano, amén de estar compitiendo sin el amparo de nuestra Federación culminó el concurso de triple salto. Pedro Pablo Pichardo (17.95 metros) se estableció como puntero en la incipiente campaña, y relegando a su archirrival norteño Christian Taylor (17.81) a la segunda posición. El azerí de origen antillano Alexis Copello (17.21) se colgó el metal bronceado.
En el escalafón aparecen en la tercera y cuarta plaza los jóvenes de la Mayor de las Antillas Jordan Díaz (17.32) y Lázaro Martínez (17.28). eso sí, estos aún esperan por alguna invitación para poder insertarse en el exigente circuito, fogueo de relieve rumbo a los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla. De cualquier manera, la cantera de nuestra escuela de triple es inagotable.

El ídolo local Mutaz Essa Barshim retornó por sus fueros y deleitó a sus parciales al estirarse sobre los 2.40. Lejos quedaron el sirio Eddin Ghazal (2.33) y el bahamés Donald Thomas (2.30).

Recalamos en la pista, donde el bahamés Steven Gardiner impresionó con su marca personal de 43.87 segundos en los 400 metros planos. Su crono además le mereció el liderazgo de la temporada y constituyó récord nacional para su país. Casi un segundo después cruzó la línea de meta el anfitrión Abdalleleh Haroun (44.50) y el botsuanés Isaac Makwala (44.92).

Otra prueba interesante resultó ser los 400 c/v, donde otro catarí, Abderrahman Samba dejó sus pinchos humeantes e impuso varias cotas avalado por impresionantes 47.57 segundos. Topes nacionales, personal, de la Diamond League y del actual 2018 cayeron a sus pies.

A sus espaldas, sin mucho que hacer terminaron el curtido estadounidense Bershawn Jackson (49.08) y Kyron McMaster (49.46), de Islas Vírgenes Británicas.

Si de plusmarcas estamos hablando, el estadounidense Noah Lyles (19.83 segundos) también dejó su impronta. El tiempo marcado constituyó su registro cimero y tope para la competición. El trinitario Jereem Richards (19.99), fue el otro que rebajó los 20 segundos.

Escoba de Kenya imposible de doblegar la que pasaron sus mediofondistas, dueños de cuatro de las primeras cinco plazas en la doble vuelta al óvalo. El top-tres, sin tamaño esplendor lo coparon Emmanuel Kipkurui Korir (1:45.21 minutos), Elijah Manangoi (1:45.60), y Nicholas Kiplangat Kipkoech (1:46.51). El polaco Adam  Kszczot (1:46.70) devino cuarto.

Algo similar solo que marca registrada Alemania sucedió en la jabalina masculina, donde Thomas Rohler (91.78 metros), Johannes Vetter (91.56), y Andreas Hoffman (90.08) no dieron margen a dudas y regentearon.

En la cuerda de las improntas de una nación un cuarteto de norteñas campeó por su respeto en los 100 c/v. Kendra Harrison (12.53 segundos), Brianna McNeal (12.58), Sharika Nelvis (12.75), y Jasmin Stowers (12.77) se antojaron demasiado para sus rivales.

El cierre, en una trepidante carrera, lo pusieron las damas de la velocidad y el glamour. En el hectómetro cinco bajaron de los 11 segundos, ¡vaya forma de comenzar! Con los pinchos flameando la marfileña Marie-Josée Talou (10.85) se impuso ante viejas conocidas de la talla de la nigeriana Blessing Okagbare (10.90), la jamaicana elaine Thompson (10.93), su coequipera Murielle Ahoure (10.96), y la sudafricana Carina Horn (10.98). Por cierto, las ocho involucradas fijaron cotas de campaña, además de que Talou y Horn  fijaron topes de por vida en sus respectivas carreras.

La próxima parada del circuito que contempla 14 paradas, incluidas las finales de Zurich y Bruselas, será el próximo sábado 12 en la urbe china de Shanghai.

Visto 929 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar