lunes, 24 septiembre 2018, 10:06
Lunes, 07 Mayo 2018 05:05

Una frase de estos tiempos: “Estamos almorzando”

Escrito por  Alina M. Lotti / CubaSí
Valora este artículo
(6 votos)

Expresión de una deficiente organización del trabajo y falta de consideración hacia el público, clientes o usuarios.


Esa vez el cartel le llegó a la cara como una bofetada: “Estamos almorzando”, pero lo mismo le ocurrió cara a cara en una tienda por departamentos en el barrio capitalino de Altahabana.

Omara cuenta que se acercó al mostrador y cuando pensaba que la dependienta la iba a atender, pues la muchacha tomó lo que había llevado para el almuerzo, cerró la caja, tomó las llaves, y pronunció la frase “divina”.

Ella estaba de vacaciones y le urgía resolver algunos problemas, por lo que no le quedó más remedio que la espera. En esa propia semana salió varias veces de su casa y tal realidad la “golpeó” en más de una ocasión. El hecho resulta creíble pues dicha práctica ya se ha hecho tan común en nuestros días que a pocos le asombran.

Sin embargo, cuando ocurren no dejan de incomodar y hasta se piensa en qué solución tienen tales inconvenientes en lugares donde, verdaderamente, el cliente siempre es prioridad; es decir NO pasa por este tipo de espera. 

Uno primero y otro después, así debería ser…

Como en otros tantos momentos, seguramente usted se verá reflejado en estas líneas y recordará las veces que ha afrontado esa situación, expresión —sobre todo— de una deficiente organización del trabajo y falta de consideración hacia los demás.

No estamos diciendo que los trabajadores que ofrecen servicios no almuercen, que no se les respete la hora o la media hora del mediodía para esos menesteres. Nada de eso.

La propia Omara contaba cómo en un pequeño comercio ubicado en el edificio Habana, del Centro de Negocios, en Miramar, donde laboran dos dependientes, pues ocurre lo mismo. Ahora, nos preguntamos: ¿por qué almuerzan los dos al propio tiempo? Pudieran, de mutuo acuerdo, hacerlo de manera independiente y así no se afectarían los clientes que a esa hora andan de paso por el lugar.

Está claro que cuando un solo trabajador está frente al mostrador las alternativas son más difíciles de encontrar, pero existen. Una fórmula pudiera ser que otro dependiente ocupe su lugar o, simplemente, esperar que haya menos afluencia de público para tomar ese chance necesario en la jornada laboral.

¿Cuántas veces hemos estado esperando por la atención que depende de una persona, que está atiborrada de trabajo, mientras al lado hay otra sin hacer prácticamente nada?

Un mal generalizado

Hablar de estos temas frente a un grupo de personas, es como avivar la llama. Al escuchar a Omara, Aliana recordó cómo recientemente en un correo (ubicado en el capitalino municipio de Marianao) tuvo que esperar casi una hora porque llegara la dependienta, cuyo encargo es entregar la transferencia en divisas.

Adentro, en dos casillas siguientes había dos empleadas, y afuera, en una mesita, vendiendo postales para el Día de las Madres, otras dos. Estas últimas sin apenas contenido de trabajo.

Es cierto, que la responsabilidad es mayor cuando se trata de divisas, pero la dirección de tales entidades debe organizar la jornada de manera tal que no ocurra un “bache” en el servicio.

Si no hay otra persona capaz de realizar esta tarea (que es cierto, requiere seriedad), pues el propio director/a del centro pudiera asumirla o también preparar otra fuerza, pues al fin y al cabo si la primera no existiera otro tuviera que hacerlo.

“Estamos almorzando” parece una frase inofensiva, sin embargo cuando el cliente o el usuario disponen de poco tiempo, han caminado un largo trecho en nuestras condiciones de calor o, simplemente, es un anciano/a, entonces esas palabras no resultan ser tan mansas.

IMG 20180503 133232

Cuando los trabajadores almuerzan, el servicio se interrumpe, y los clientes se afectan. Entonces resulta necesario la búsqueda de alternativas. ¿No decimos que el cliente nunca pierde y siempre tiene la razón?


Más complacidos y menos estresados

“¿Servicios en Cuba?”, se preguntan los más críticos, mientras otros soñamos con que alguna vez todas estas anécdotas sean solo eso.

Como dice la canción “no vivimos en una sociedad perfecta”, pero muchos elementos se pueden mejorar sobre la base del actuar cotidiano, cada cual haciendo en su pedacito lo que le corresponde.

Veamos que en tales situaciones no intervienen recursos materiales, ni financieros. Apenas se trata de organizar el trabajo, de pensar de manera colectiva en cómo afectar menos a la ciudadanía que, por demás, envejece cada día.

Resulta necesario desterrar males que venimos arrastrando sin sentido alguno. La jornada laboral es sagrada y, por lo tanto, durante ese tiempo no hay porqué limpiar en lugares de constante paso; ni hacer inventarios; ni detener el servicio porque es la hora de almuerzo. Muchísimos años atrás, las grandes tiendas y hospitales se limpiaban de noche y de madrugada, al igual que se arreglaban las calles. Práctica hoy desdeñada. Buscar alternativas es el único camino para vivir más complacidos y con menos estrés. Y eso depende de nosotros mismos.

Visto 1556 veces

Dejando al margen las grandes sumas de dinero que ello presupone, hago un llamado a respetarnos un poquito más, a comprendernos y ponernos siempre en el lugar del otro.

Además de los problemas con el abastecimiento, la cuestionable calidad de muchos productos y servicios, y la complicada política de precios… el consumidor cubano sufre la escasa protección de sus derechos.

Comentarios  

 
#16 susana emilia 21-05-2018 13:51
Lo mas triste es que todo el mundo en este pais sabe lo que pasa, lo poco profesionales que somos en casi todos los sectores por no decir en todos, como sufre este pais por las carencias y encima la mala forma que tienes que aguantar en cualquier parte que vas. Todo el mundo dice eso es porque somos socialistas, si fuera en el capitalismo todas andaban al hilo y te trataran de amores, que triste expresion pero es la realidad, a nadie le importa nada porque ganan lo mismo cada mes, trabajen como trabajen y los mismos gerentes y administradores encubren los malos tratos y hasta te maltratan tambien si te quejas. HERMANOS CUBANOS RESIGNACION Y CALMA.
 
 
#15 Roberto 10-05-2018 20:55
pero sucede en todas partes y a toda hora, con cartel y sin cartel, falta poco para que te caigan a palos, a mí no hace mucho tiempo una empleada de Etecsa casi quiso darme una bofetada porque le reclamé que demoraba demasiado tiempo esperando un grupo de personas por su trabajo… y la administradora o gerente, da igual, reclamó que después de hora y media, ellas tenían derecho a almorzar, bueno, le faltó decir y a merendar a la vez, sobran ejemplos, por qué no ponen ya las multas o lo que sea pertinente, el maltrato está acabando con nosotros y nadie, ni Mincin, policía, et. hace algo, ya queda poco para que la gente se dé golpes...
 
 
#14 M.@ 09-05-2018 10:49
Ayer día 8 del actual participé en este artículo donde existían 13 comentarios y quise dar mi criterio y sentir donde por las iniquidades que recibimos en los servicios gastronomicos y demás atenciones que merece la ciudadanía desde el otro ámbito, también exponía con mis palabras y mi interpretación de cada unos de estos fenómenos que enfrentamos y vivimos por cantidades de años y que actualmente desde una punta a la otra del archipiélago está de mal en peor, no solamente en la habana, donde parece que la estrategia de leyes en estos centros de servicios no a dado funcionamiento correcto, al contrario, a sido un cataclismo, o tal vez por otras cusas abrumadoras de la cotidianidad del ciudadano incluyendo a estos que tiene que ver con nuestras atenciones, de la sociedad cubana, diría yo, también reflejé del cambio urgente en estos grabes problemas que vivimos infortunadament e el de a pie./ desde un doctor hasta nuestro gran hombre de servicios públicos. Me salí un poco del contesto reflejando la situación con respecto a materiales de la construcción para aquellos que sufrimos duramente la perdida de cubiertas total por el desastre del huracán Irma en el municipio de morón donde está en falta la valiosa vigas de zinc para nuestros techos, fue esa la razón por lo que lo vi compatible con este artículo, creo que sea la razón por la que alguien no percibió y NO lanzó mi criterio constructivo - DEMAGOGO NO PUEDO SER.
Pero que casualidad que hoy en la revista de por la mañana la periodista talia comentaba de toda esta impudicia donde se avecina un cambio en los servicios de lo anterior dicho.
9-5-2018 hora:10.45.am
M@
 
 
#13 Amanda 08-05-2018 12:53
Este mal que estamos padeciendo no solo se trata del horario de almuerzo. Que me dicen de lo que hacen en el Mercadito del Centro de Negocios de Miramar? Pues nada que los que trabajamos hasta las 5 de la tarde y salimos corriendo para hacer nuestras compras necesarias, llegamos al mercado y nos encontramos que está cerrado porque nada más y nada menos que a esa hora están limpiando. Y con total asombro la dependienta me dice !Hay que limpiar, Usted no cree?. Nada más y nada menos que limpiando a las 5 p.m. Cuando ese Mercado tiene un horario de abierto hasta las 8:00 p.m. pero el letrero dice a las 6:00 p.m. ¿Quien le pone el cascabel al gato?
 
 
#12 minz 08-05-2018 12:21
Ayer mismo pase por Republica calle comercial de la Ciudad de Camaguey y en varias tiendas grandes, como son las dos TRD que estan frente a las oficinas de Cubana a las 3 de la tarde con enorme afluencia de publico las dos estaban cerradas porque las habian fumigado, no es posible fumigar despues de las cinco de la tarde para que no afecten a los clientes, les cambiaron el nombre pero lo que no cambiaron es la mentalidad de maltratar a los clientes si cobraran por lo que vendieran no hacian eso, legislacion de proteccion al consumidor ???
donde estas que no te veo???
 
 
#11 creo 08-05-2018 10:44
y que dicen de los inventarios a cualquier hora, es un verdadero desastre el servicio en nuestro pais, es como si te estuvieran haciendo un favor, y como dice joaquin en cuba es donde unico se ve eso. porque los que tienen que verlo no lo ven.....
 
 
#10 lis 08-05-2018 10:40
Pues, eso mismo me paso en el hospital CMC de Bayamo, en el cuerpo de guardia de Otorrino,luego de tantas horas de espera con un turno en la mano, nunca llego la llamada y cuando me dirigí allí fui maltratada por uno de los dos especialistas de guardia, y que tenia que esperar pues estaban en horario de almuerzo.y que decir me mando para el consultorio
 
 
#9 Joaquin B Sanchez 08-05-2018 09:07
DONDE ÚNICO SE VE ESO ES EN CUBA.
ESO ES YA UNA IDIOSINCRACIA DEL SERVICIO
A LA POBLACION CUBANA.
 
 
#8 Pereyra 08-05-2018 08:25
Este foro solo lo leen las pocas personas con ética y respeto o nos hemos vuelto un poquito hipócritas. El maltrato se ha vuelto la regla casi sin excepción y todos maltratatamos o somos cómplices de este maltrato del que solo nos percatamos cuando somos el objeto del ultraje.
Honestamente ya no se cual es la solución, porque casi lo hacemos sin darnos cuenta, ya se incluye en nuestra naturaleza y es el pan de cada día. La sorpresa es cuando alguien nos trata bien, entonces no sabemos como reaccionar y hasta nos sentimos en deuda con la persona que nos atiende como debe ser.
Lo peor es que todo el mundo lo sabe, lo ve y lo conciente, desde la familia, hasta las autoridades. En fin, el mar........
 
 
#7 Madelin 07-05-2018 13:39
Como se puede ver este comentario es inquietud de muchas personas que a diario tenemos que tropezar con toda esta falta de organización y de buscar mejores acciones para tratar a nuestros clientes en cualquiera de las actividades de servicio que recibe, en ocasiones me pregunto si el personal que atiende a los turistas no es cubano, por qué nosotros nos tenemos que maltratar, a nuestros compañeros y es generalizado, considerando maltrato que salgas de tu trabajo y te encuentres los comercios cerrados, en qué horario se pueden realizar las compras. Creo que sobre esto hay que volver y seguir exigiendo organización y buen trato.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar