jueves, 16 agosto 2018, 08:29
Miércoles, 11 Abril 2018 05:41

Lo que dejó el pulso de la Copa del Mundo de Iowa (+VIDEOS)

Escrito por  Harold Iglesias Manresa/CubaSí
Valora este artículo
(2 votos)
Alejandro Valdés resolvió sus tres sonrisas por pegada o superioridad técnica Alejandro Valdés resolvió sus tres sonrisas por pegada o superioridad técnica United World Wrestling

El cuarto escaño del equipo cubano de lucha libre en la Copa del Mundo de Iowa, Estados Unidos, con balance global de 18 victorias y 22 derrotas, puede considerarse positivo, especialmente por el hecho de que seis hombres debutaban en este tipo de lides. 

Confieso que pasé todo el fin de semana expectante sobre el posible rendimiento del equipo de lucha libre en la Copa del Mundo de Iowa, Estados Unidos. Cuando cayeron en el primer duelo 2-8 ante Azerbaiyán, comencé a mostrarme dubitativo, pero les di un voto extra de confianza y no defraudaron. Su cuarto puesto lo constata, amén de haber cedido por el bronce en un duelo 4-6 vs. Japón.

Antes, en las otras dos restantes rondas preliminares, los antillanos vencieron a Mongolia (7-3) y sacaron mejor provecho de su abrazo (5-5) cara a cara con Kazajstán.

El rendimiento, si tomamos en cuenta que de nuestra decena de inscritos seis debutaron en este tipo de examen de rigor supremo, y que el pulso en Iowa no contó con las potentes armadas de Rusia e Irán, puede considerarse positivo. Con experiencias anteriores se hallaban Yowlys Bonne (entonces 57 kg), Franklin Marén (antes 65), Liván López (74) y Reinieri Salas (entonces 86).

Así, los nuestros compilaron un global de 18 victorias y 22 derrotas, aupados por Alejandro Valdés (65 kg), Liván López (74 kg), Yurieski Torreblanca (86 kg), y Franklin Marén (70) con idénticos saldos de 3-1; Lázaro Hernández (92) y Reinieri Salas (97) acumularon equilibrados 2-2; Reinieris Andreu (57 kg) y Yowlys Bonne (61) trabajaron para 1-3; en tanto Yoan Zulueta (79 kg) y Yudenni Alpajón (125 kg) fueron barridos en sus cuatro presentaciones.

Justo reconocer que salvo Zulueta, muchos de las batallas disputadas por los nuestros y con veredicto adverso, se definieron por estrecho margen. Una lectura posible tras lo acontecido está en el hecho de ser más fieles aún al plan táctico de pelea dictado desde la esquina por el colectivo técnico, a lo que se suma continuar trabajando sobre la efectividad en los movimientos técnicos y la continuidad de las acciones sobre el colchón.

De vuelta a lo acontecido en Iowa, por el título los anfitriones superaron 6-4 al conjunto de Azerbaiyán, algo que no conseguían desde el año 2003; en tanto los puestos del cinco al ocho fueron ocupados por ese orden por Georgia, Mongolia, Kazajstán y la India.

Otra cuestión de interés para nuestra legión radica en el hecho de que en las divisiones olímpicas, las mismas que concurrirán a los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla en julio venidero, se concentra la mayor solidez de la escuadra, independientemente de que Alpajón haya sucumbido en sus cuatro desafíos y el “gimnasta” Salas esté cerca del 60% de su forma óptima.

Eso da la medida de que en suelo cafetero, ante una necesidad inminente de nuestra de legación de exhibir la mayor efectividad posible, este estilo tiene todas las papeletas para barrer en las seis categorías de peso, sin subestimar a algunos exponentes colombianos, venezolanos y puertorriqueños, fundamentalmente.  

Ya el Mundial de Budapest, Hungría (22-28 octubre) será harina de otro costal, y otro termómetro sumamente notorio para los nuestros, especialmente los jóvenes de la selección como Andreu, Marén, y Lázaro Hernández si en definitiva van, pues en ellos pudieran estar cifradas esperanzas rumbo a los Olímpicos de Tokio 2020 y en el ciclo que rumbo a París 2024 se iniciará tras la cita en el Imperio del Sol Naciente.

Como tareas pendientes del conjunto de la mayor de las Antillas, sin importar los rivales que tengan en frente nuestros hombres, están el defender mejor a las piernas, y en la posición de cuatro puntos, no ceder ni un ápice en la concentración en acciones continuadas, preparar milimétricamente las entradas a tackle u otro movimiento técnico. De esas pequeñas cuestiones o detalles dependerá en buena medida que eleven o continúen ostentando la condición de temibles que sobre ellos reposan y que de paso, prevalezca su presencia en Copas del Mundo.

Cerramos con  la actualización histórica de estos certámenes, con albores en la urbe estadounidense de Toledo en 1973, arroja las legiones antillanas atesoran un cetro (Taskent-2005), tres platas, y siete bronces. El último referente fue el séptimo escaño de Los Ángeles 2015, en tanto la última comparecencia al podio ocurrió cuando se agenciaron el subtítulo en Vladikavkaz, Rusia 2008.

Los restantes países capaces de colgarse el vellocino al cuello en esta lid por colectivos han sido la extinta Unión Soviética (15), Estados Unidos (14), Irán (8), Rusia (6), y Azerbaiyán (2). A continuación les ofrecemos cinco de la decena de pleitos por la discusión del bronce versus los nipones.

Visto 472 veces

Medios

Comentarios  

 
#1 Francisco Rivero 11-04-2018 08:44
FELICITACIONES !
Un saludo fraterno
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar