domingo, 27 mayo 2018, 21:33
Martes, 10 Abril 2018 05:20

A Justo Noda no se le sube la fama para la cabeza

Escrito por  Carlos González Rego/Especial de la ACN para CubaSí
Valora este artículo
(2 votos)
Larga, sacrificada y fructífera, ha sido la trayectoria deportiva de Justo Noda, Octavo Dan y Máster en Ciencias Pedagógicas, quien es natural de Calimete, municipio de la occidental provincia de Matanzas, pero por cosas de la vida, comenzó en el judo en Varadero.


Con 52 años de experiencia entre los tatamis, 44 de estos como entrenador en la pirámide del alto rendimiento en Cuba, Noda es desde f ebrero de 2017 el director técnico del Centro Internacional de Entrenamiento de la Federación Internacional, con sede en México.

Su primer profesor fue el ya fallecido Roberto Falcón Núñez, quien marcó su amor por este arte marcial, en el municipio matancero de Colón.

Luego de cumplir el Servicio Militar –interrumpe su carrera como atleta-, empieza su trayectoria ascendente en 1973, con pasos firmes como entrenador en Colón hasta 1978, activista voluntario y comisionado regional, con el compromiso de graduarse de Educación Física.

Hoy expresa con satisfacción que no hizo quedar mal a todos los que confiaron en él, y la vida le sigue dando la razón, con su nueva función, por designación de la Federación Internacional de Judo y aprobación de su homóloga cubana.

Otro elemento que se tuvo en cuenta es que fue integrante y jefe de los colectivos técnicos de las selecciones femenina (1984-1995) y masculina (1995-2016), en ese orden.

También fue comisionado provincial (1978-1983), jefe de cátedra de la Escuela Superior de Perfeccionamiento Atlético (1983-1984), en Matanzas, y trabajó en el Centro de Investigaciones del Deporte Cubano (2016-2017), otra de sus grandes experiencias.

Pero como se dice, la fama no se le sube para la cabeza, pues sigue siendo el mismo de siempre: sencillo, afable, profesional y, sobre todo, un libro abierto cuando se trata de responder a interrogantes de la prensa, principalmente con la coterránea.

Su amor por su pequeña tierra, Calimete, y la grande, Cuba, se mantiene y crece cada día, pues responde con orgullo que el primer equipo que recibió en el Centro Internacional de Entrenamiento, fue el nacional masculino que durante 21 años dirigió, aunque aclaró que el femenino también estaba previsto, pero después no estuvo presente.

Otro elemento importante es que las selecciones cubanas pueden tener cada año y en calidad de permanente, a cuatro hombres y cuatro mujeres, con el único gasto del boleto aéreo.

Aclaró que él no dirige directamente la preparación de ningún equipo de los países, ya que su función es coordinar los entrenamientos.

“Siempre estoy dispuesto a colaborar con mis conocimientos, incluso cuando coincidimos en competencias internacionales –Panamericano de Panamá y mundial de Hungría, ambos en 2017-, intercambio criterios y valoraciones, siempre que me consultan, y con mucho respeto a los colectivos técnicos”.

En fin, estoy trabajando en México, pero mis deseos de triunfos, alegrías y tristezas las comparto con quienes laboré y dirigí en la Escuela Superior de Formación de Atletas de Alto Rendimiento Cerro Pelado, en La Habana.

Casi siempre, aparece la pregunta de los equipos ideales de Cuba, pero prefirió ofrecer nombres (m y f) de primer nivel, sin tener en cuenta épocas ni divisiones, con muchos de los cuales compartió como entrenador.

Antes de responder recordó que el reconocimiento da sentido, trae paz al presente y crea una visión para el futuro, pero es difícil, porque se corre el riesgo de dejar fuera atletas que- aunque no alcanzaron la gloria olímpica- merecen nuestra admiración.

La lista es larga, pero del femenino destacó a Odalis Revé, Estela Rodríguez, Driulis González, Amarilis Savón, Legna Verdecia, Sibelis Veranes, Daima Beltrán, Yanet Bermoy e Idalis Ortiz, mientras que del masculino, a Héctor Rodríguez, Asley González, Manolo Poulot, Yordanis Arencibia, Oscar Brayson, Rafael Rodríguez Carbonell, Issac Azcuy, Juan Ferrer Lahera e Israel Hernández.

Aunque no alcanzaron la gloria olímpica, merecen la mención, entre otros, Olga Quesada, Cecilia Alacán, Luis Teodoro Gastón, Rolando Sánchez y José Ibáñez.

Visto 617 veces Modificado por última vez en Miércoles, 11 Abril 2018 04:39

Comentarios  

 
#2 Teresa 11-04-2018 11:11
Pues esos dos entrenadores del masculino y femenino, qué falta le hacen a los equipos.
 
 
#1 guinero-bayamés 10-04-2018 15:24
CUANTO ME ALEGRA SABER DE JUSTO, CUANTO ME GUSTARIA QUE ESTUVIERA AHORA MISMO, CONE EL EQUIPO MASCULINO, Y EL GRAN VEITIA CON EL FEMENINO, COMO LOS EXTRAÑO , QUE FALTÁN NOS HACÉN TODAVIA. SALUDOS JUSTO, Y VEITIA.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar