sábado, 19 octubre 2019, 15:40
Lunes, 09 Abril 2018 13:14

Armas químicas: caballo de Troya occidental para atacar a Siria

Escrito por  Prensa Latina
Valora este artículo
(0 votos)

Nuevamente las potencias occidentales, incluido Estados Unidos y Francia, apoyados por el poder mediático, insisten en imputarle al gobierno sirio el uso de armas químicas contra la población civil.



Nuevamente las potencias occidentales, incluido Estados Unidos y Francia, apoyados por el poder mediático, insisten en imputarle al gobierno sirio el uso de armas químicas contra la población civil, lo cual fue refutado por el Ejecutivo de este país.


Esas acusaciones se reiteran continuamente desde el año 2012, en las zonas como Ghouta Oriental, Alepo, el norte de Hama e Idlib, donde el ejército sirio registró notables avances contra los grupos radicales.


La más reciente campaña mediática contra este Estado del Levante se dio recientemente en la ciudad de Duma, en Ghouta Oriental, donde los llamados Cascos Blancos difundieron un video en el que muestran a personas supuestamente afectadas por gas cloro hipoteticamente empleado por tropas gubernamentales.


Según esa agrupación, financiada por Reino Unido, decenas de civiles presuntamente perdieron la vida o resultaron afectadas por ese tipo de sustancias tóxicas en Duma.

Tal montaje de un supuesto ataque químico ya fue denunciado por los mandos militares sirios y de Rusia, los cuales advirtieron que esas ilegales acciones de los países occidentales persiguen condicionar a la opinión pública para efectuar una nueva agresión contra el territorio sirio.


Hace dos días precisamente una fuente de la Cancillería de esta nación señaló que la alegación de que el ejército usó sustancias químicas en sus operaciones militares en la ciudad de Duma, es un descarado intento de obstaculizar el avance de las tropas regulares en esa área.


La declaración oficial ocurrió luego de que algunos medios de comunicación que respaldan a las agrupaciones radicales señalaron que las tropas regulares utilizaron sustancias prohibidas en Duma como respuesta a los ataques terroristas con morteros contra barrios capitalinos y sus alrededores.


Siria siempre denunció ante Naciones Unidas y su Consejo de Seguridad el empleo de armas químicas por parte de entes radicales contra los civiles y los militares de este país.

En el año 2015 el director del hospital militar Yussef Azmeh en Damasco, doctor general Ghassan Hadad, declaró a Prensa Latina que su institución recibió durante los años 2013 y 2014 a más de 80 soldados afectados por inhalación de gases químicos empleados por las bandas terroristas en zonas del sur de Damasco.


Más recientemente, en las operaciones de desminado del Ejército sirio en las zonas liberadas de Ghouta Oriental, al este capitalino, fueron hallados laboratorios que contenían materia prima para fabricar sustancias tóxicas.


Autoridades sirias aseguraron que esos arsenales de armas prohibidas pertenecían a facciones extremistas como el Frente al Nusra y otros grupos calificados como moderados por Occidente, entre ellos Harar al-Sham y el Ejército del Islam.


Con anterioridad, el 6 de abril de 2017 fuerzas militares de Estados Unidos bombardearon con 59 misiles a la base aérea de Shayrat, en el centro de Siria.


Tal artera embestida del Pentágono tuvo como móvil una represalia contra Siria por un alegado uso de armas químicas por sus tropas regulares en la provincia de Idlib, ubicada a unos 300 kilómetros al norte de esta capital.


La imputación de que el gobierno de este territorio utiliza nocivos medios químicos, se hace insostenible ya que la propia Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), corroboró que Damasco entregó y destruyó todo su armamento tóxico en 2014.

Las infundadas alegaciones de Estados Unidos y la llamada Coalición Internacional contra Siria mucho tiene en común con la prefabricada campaña mediática contra Iraq en 2003, que achacó a ese país del Medio Orienta la posesión de armas de destrucción masiva.


El falso argumento, como se demostró posteriormente y reconoció Washington, conllevó a una invasión y ocupación de Iraq por Estados Unidos y sus aliados.


Sin embargo, analistas consideran que en el caso de Siria ha sido imposible derrocar al actual gobierno constitucional debido a la firmeza del pueblo y su Ejército y el incondicional apoyo de Rusia y otros aliados.

Visto 680 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar