viernes, 21 septiembre 2018, 08:12
Sábado, 07 Abril 2018 07:59

Trump-inmigrantes: Su otra paranoia

Escrito por  Nicanor León Cotayo
Valora este artículo
(2 votos)
Trump tira su discurso al aire porque dice que es aburrido Trump tira su discurso al aire porque dice que es aburrido

El presidente Donald Trump amenazó este viernes con expulsar de Estados Unidos a todas las personas que carecen de la documentación adecuada para permanecer allí.


Así lo afirmó durante un discurso que pronunció en Virginia Occidental sobre las supuestas ventajas del nuevo plan de impuestos.

Pero en el texto incluyó su acostumbrada retórica respecto a la inmigración y el comercio.
También denunció que nuevamente hubo fraude generalizado en los comicios de 2016 en California e insistió en la llamada intromisión rusa en dichas elecciones.

Al respecto, el mandatario expresó: "En muchos lugares, como en California, hubo gente que votó varias veces. Probablemente ustedes ya habrán escuchado acerca de eso, hay gente que dice, ‘Oh, esas son teorías conspirativas’. Pues no son teorías conspirativas. Se trató de millones y millones de personas. Y es muy difícil comprobarlo porque los estados tienen en reserva los conteos. No quieren que nosotros tengamos acceso a ellos”.

En 2017 el presidente comenzó a denunciar el fraude electoral en los referidos comicios por lo que la Casa Blanca decidió crear una comisión para investigarlo.

Sin embargo, ahora la eliminó ante las discrepancias entre sus integrantes y la negativa de varios estados de cooperar con esa instancia.

Según la Associated Press (AP) lo acontecido en Virginia Occidental se transformó en tribuna donde Donald Trump comunicara sus pensamientos tal y como se le ocurren en el momento.
Y expresó: “Este iba a ser mi discurso. Me hubiera tomado unos dos minutos”, y seguidamente arrojó los papeles al aire.

Puntualizó, “Esto es aburrido. Tenemos que decir las cosas como son”.

Trump en sus improvisadas palabras vinculó de nuevo la inmigración ilegal con violencia y sufrimiento, a pesar que las estadísticas oficiales demuestran que la proporción de inmigrantes que cometen delitos violentos es mucho menor a la de ciudadanos estadounidenses.

Calificó de “matones” a los integrantes de bandas como la llamada MS-13 y reiteró  que las medidas de su gobierno “son como una guerra”.

El mandatario recordó que "La MS-13 es emblemática de la maldad, y los estamos expulsando, a cientos de ello, esa es la porquería que estamos permitiendo entrar a nuestro país, y eso debe parar”.

Solo que ahora está echando en el mismo saco a todos los inmigrantes carentes de la documentación adecuada.

Según cifras gubernamentales en los Estados Unidos radican hoy más de 10 millones de inmigrantes indocumentados.

Visto 523 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar