domingo, 23 septiembre 2018, 17:34
Martes, 03 Abril 2018 06:22

Cuerda Viva: un programa para la historia de la música

Escrito por  Sundred Suzarte Medina/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(1 Voto)

El Festival de Música Alternativa en Cuba Cuerda Viva tuvo su gala de premiación una vez más. Sobre la importancia de esta cita, conversamos con Ana Rabasa, la gestora del proyecto.

El Festival de Música Alternativa en Cuba Cuerda Viva tuvo su gala de premiación una vez más. Después de 16 años defendiendo estilos y géneros que no son muy comunes en los diferentes escenarios culturales cubanos, este espacio sigue siendo para muchos la plataforma ideal para visibilizar agrupaciones e intérpretes que no encajan cómodamente en programas habituales de televisión o en centros culturales más abocados a otras tendencias.

altSobre la importancia de este festival y la trascendencia de la propuesta para el devenir musical cubano, CubaSí intercambió criterios con Ana Rabasa, gestora del proyecto y directora del programa televisivo que ha dado a conocer a no pocos intérpretes y bandas de música alternativa.


—¿Cuerda Viva surge por una idea original de un grupo de personas interesadas en la música alternativa o porque hacía falta una plataforma para géneros musicales que no eran muy visibilizados en los medios de comunicación?


—Cuerda Viva surgió hace 16 años surgió porque había muchos géneros de la música cubana que no eran favorecidos dentro del panorama cultural dentro del país, como la trova, el hip hop, el rock, el jazz, la música de concierto. Y creo que todavía esos músicos no tienen la necesaria promoción que los debe colocar en su justo y merecido lugar. Por ellos y para ellos hemos trabajado durante 16 años, y Cuerda Viva los ha hecho un poco más visibles de lo que esperábamos en un inicio.


—¿Después de tanto tiempo la idea original del proyecto sigue siendo la misma?


—La idea básica permanece; pero es cierto que no podemos atenernos exactamente a la misma idea que teníamos en un principio, pues todo evoluciona. Las cosas no pueden ser igual, pero nunca hemos dejado de trabajar la línea que nos propusimos: darle promoción a los proyectos jóvenes que están en la calle, underground. En un principio pretendimos llevarlos a la televisión y eso lo hemos mantenido. No hemos dejado de colocar en la pantalla un proyecto que llame la atención al público: hemos apostado por llevar esa música al público, y estoy convencida de que es buena música.


—¿Normalmente reciben muchos proyectos musicales?


—A nosotros nos llegan muchos proyectos, no solamente de La Habana, sino de todo el país. Los escuchamos, vemos la posibilidad de presentarlos en el programa, y los invitamos. Es una tarea ardua porque concebir un programa así requiere revisar la música, escucharla, analizar los textos y montones de cosas más. Luego la llevamos a la televisión y le damos vida, porque hay proyectos que están verde y hay que darle color. Es algo bien complejo.


—Algunas personas no entienden la propuesta de Cuerda Viva y le cuestionan muchos aspectos. ¿En un principio fue bien aceptada la idea en la televisión?


—Cuerda Viva no se entendió muy bien al principio, y todavía no se comprende mucho. No tiene tanta promoción y yo quisiera que tuviera mucha más promoción. La promoción tampoco puede ser una cosa de un día ni de dos, sino sistemática.


—¿Es posible que la falta de promoción o de comprensión por parte de algunos tenga que ver porque ustedes defienden precisamente una música alternativa?


—Yo pienso que aun así, la música alternativa tiene su público y sus lugares de presentación. Casi todos los centros nocturnos de La Habana proyectan este tipo de música. Puedes escuchar hip hop, jazz, fusión, en cualquier bar. Esa es la música de vanguardia que se escucha, incluso, en actos políticos.


—¿Cuán difícil es para una agrupación joven hacer música alternativa en Cuba?


—Yo creo que todo proyecto que comienza tiene dificultades, y los jóvenes deben saber que el camino no es fácil. Hay instituciones que los van a aceptar pero otros no. Deben saber desde un inicio a lo que se van a enfrentar si se deciden a hacer este tipo de música. Pero al mismo tiempo tienen que aprender a enfrentarse a las dificultades.


—¿Cuán complicado puede ser organizar cada año un festival de música alternativa?


—¡Es complicadísimo! Nosotros nos pasamos todo el año preparándolo, y actualmente estoy preparando la próxima edición a partir de las propuestas que nos han llegado.


—¿Normalmente el público les sugiere algunas ideas para mejorar el festival?


—No, a mí nadie me pide o sugiere nada: yo le ofrezco al público lo que tengo.


—¿En qué medida el Festival Cuerda Viva ha marcado un hito en el desarrollo de la cultura cubana?


—Creo que estamos dejando una huella importante, porque nunca hemos perdido las raíces cubanas. Sin embargo, no nos sentimos satisfechos con los resultados. Yo quiero lograr más cosas y que Cuerda Viva sea más visible y reconocida. Quizás el año próximo haga el festival fuera de un teatro, o en alguna provincia, pero también debemos tener en cuenta los recursos disponibles. Pienso que el programa ha sido muy importante para muchos artistas, en tanto ha sido la plataforma que les ha abierto las puertas, y algunos han obtenido después, incluso, premios internacionales. Eso coloca a Cuerda Viva en una posición privilegiada. Creo sin autosuficiencia que hemos marcado un hito en la historia musical cubana, y el tiempo lo demostrará. Nuestra propuesta es muy buena y de vanguardia. Y la historia de la música cubana tendrá que nombrar a Cuerda Viva cuando pasen otros 16 años.

Visto 527 veces Modificado por última vez en Miércoles, 04 Abril 2018 05:25

Comentarios  

 
#1 mimismo 03-04-2018 10:30
Cuerda viva es una gran falsa en la TV cubana, de alternativo no tiene nada, más regueton de siempre, mala calidad y conducciones pésimas.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar