viernes, 19 octubre 2018, 21:55
Miércoles, 21 Marzo 2018 19:52

Hallan explosivos en casa de autor de detonaciones en Austin, EE.UU.

Escrito por  PL
Valora este artículo
(0 votos)

Autoridades estadounidenses hallaron hoy materiales explosivos en la vivienda del sospechoso de las detonaciones que dejaron dos muertos y varios heridos este mes en Austin, Texas.


Ese individuo fue identificado como Mark Anthony Conditt, de 23 años, quien se suicidó esta mañana con una explosión en su vehículo ante la proximidad de las fuerzas del orden, que lo persiguieron desde un hotel en las afueras de la capital de Texas hasta la autopista Interestatal 35.

Christopher Combs, agente especial a cargo de la oficina del Buró Federal de Investigaciones en la ciudad de San Antonio, informó que 'una cantidad considerable' de aparatos para fabricar bombas fue encontrada en una habitación de la casa del sospechoso.

Los materiales fueron consistentes con los descubiertos en otros dispositivos vinculados con el caso, pero no se encontraron explosivos totalmente fabricados, precisó.

De acuerdo con las autoridades, el motivo de los ataques sigue siendo un misterio, y tampoco están seguros de si Conditt actuó solo.

El diario USA Today difundió que los agentes federales que entraron a la residencia de Conditt en la ciudad tejana de Pflugerville detuvieron a dos de sus compañeros de apartamento y luego dejaron ir a uno de ellos, mientras el otro permaneció con las autoridades para ser interrogado.

Según la cadena CNN, los motivos del sospechoso para cometer estos crímenes constituyen un misterio para miembros de su familia que lo describieron como callado, amable y sin signos de malicia o violencia en él.

En conferencia de prensa ofrecida esta mañana el jefe de la Policía de Austin, Brian Manley, aseguró que consideraban al joven como responsable de todos los estallidos reportados desde el 2 de marzo.

Manley se refirió al desenlace de este caso como la culminación de 'tres largas semanas en nuestra comunidad', e instó a los residentes a estar atentos, pues desconocen dónde estuvo Conditt en las últimas 24 horas y si envió paquetes explosivos adicionales.

En las tres primeras detonaciones los bultos con explosivos fueron dejados delante de igual cantidad de viviendas y recogidos por residentes, mientras que la cuarta, registrada en la noche del domingo pasado, fue producto de un paquete que se ubicó en una calle y se activó mediante un cable trampa.

Otro bulto explotó ayer en un centro de distribución de la firma FedEx cerca de San Antonio, aunque iba remitido a una dirección en Austin, y el sexto y último paquete detectado se encontró a tiempo y se entregó a las fuerzas del orden sin estallar.

Visto 382 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar