viernes, 19 octubre 2018, 22:34
Martes, 20 Marzo 2018 05:39

ZONA CRÍTICA: Bailando en Cuba, bailando bien (+ Video)

Escrito por  Yuris Nórido/CubaSí
Valora este artículo
(14 votos)

Ningún televidente debe albergar dudas a estas alturas: Bailando en Cuba no es un concurso para simples bailadores… Y eso no nos parece mal.

 

Si alguien tenía dudas, la segunda temporada de Bailando en Cuba debe haberle aclarado las cosas: este no es un concurso para simples bailadores, aquí se premiará a los mejores bailarines (con toda la carga de subjetividad que implica una selección en el mundo de la danza), a los que exhiban las mejores credenciales técnicas e interpretativas, a los que asuman mejor las demandas de coreografías —unas más que otras— en el más ecléctico y brillante estilo del cabaret o del espectáculo musical (que, se sabe, son ámbitos de confluencias).


Todavía hay quien se lamenta porque el programa no se parezca al mítico (y también un poco idealizado) Para bailar. No es lo mismo, ni tendría por qué serlo. Si surge un proyecto como aquel, bienvenido. Pero eso no significa que este no sea legítimo.


Esta no es una competencia para aficionados, aunque algunos aficionados se aventuren, con mejor o peor suerte. No lo fue desde el primer momento.

alt


Los dos bailarines que ganaron la temporada anterior tenían escuela (uno formaba hace rato elencos de compañías profesionales, su compañera era estudiante… de danza).


Merecieron el premio porque bailaron bien, bailaron sustentados por una técnica y pusieron un extra. Y lo que bailaron (evidentísimo) no eran los sencillos pasos de un baile de salón, de una rueda de casino… Era danza espectacular, creada para el escenario, con saltos, giros y cargadas que precisan de estudio y condiciones.


En aquel momento, lo dijimos: el problema era que no estaba claro el carácter de la competencia, qué se pedía, qué se premiaba. Ahora sí. Y ciertamente, hay competidores que vienen «de la calle», y algunos, preciso es reconocerlo, tienen mucho talento y habilidades. Pero no asombra el hecho de que los que, a todas luces, tienen más posibilidades de ganar sean, en buena medida, bailarines profesionales.

Nada que objetar, si eso queda claro. Que gane el que lo haga bien, venga de donde venga. Pero nadie podrá decir que aquí ganó el que bailó mejor el mambo, el son, el mozambique o el guaguancó (claro, seguramente los que ganen serán también excelentes bailadores), porque no fue precisamente eso lo que se les pidió en las rondas de eliminatorias. O sí, pero solo para decidir quién salía de la zona de peligro. Los puntos se otorgan por la calidad del dueto… y en los duetos, los bailes populares están pasados por el filtro del espectáculo escénico.


Entre los coreógrafos, los hay buenos y otros no tanto; hay veces en que la coreografía influye muchísimo en el desempeño de los concursantes. Pero está claro que los que tengan las mejores piernas, las mejores rotaciones, los mejores saltos, la mejor coordinación… podrán sacarles más provecho a esos montajes. Y puede suceder (y ha sucedido) que determinadas secuencias expliciten las debilidades y las carencias de más de uno.


En ocasiones, los jueces resultan algo vagos al expresar sus apreciaciones, pero también pueden ser muy específicos, y esas observaciones, las más técnicas y las de pura interpretación, son buenas para los concursantes… pero también para el público. Lástima que la edición no siempre ayude.

alt

En el último programa, por ejemplo, el maestro Santiago Alfonso estaba explicando cómo se deben hacer los chaines, mientras en pantalla se graficaba un salto. El que no sepa, se confunde.


Los reportajes de Roclan, a lo largo y ancho del país, ofrecen un panorama interesante de la riqueza de nuestros bailes y danzas; las visitas de los concursantes a centros artísticos, docentes o de salud, compañías de danza, instituciones diversas… también contribuyen a ese carácter cultural que el programa está interesado en exhibir. De acuerdo, se parte de los formatos de la televisión más comercial, pero se reviste todo con una vocación educativa y orientadora.


Perfecto. Pero no hay que exagerar. Se puede dedicar un programa a la poesía (como el más reciente), pero no es necesario «casar» poemas de clásicos de nuestra lírica con las coreografías de ocasión. Si tratar de recrear en el cabaret los versos de Lezama Lima parece pretensión titánica, decir que una coreografía al uso es el mejor homenaje a la lírica de Gastón Baquero ya es un despropósito. No hay que tenerle miedo al espectáculo por el espectáculo. Hay que hacerlo con buen gusto y suficiencia, el resto vendrá solo.


Un último señalamiento: sería bueno que las reglas estuvieran claras, bien claras, desde el principio. Ponerse a cambiar cosas en la marcha le resta seriedad al concurso. Y se corre el riesgo (como sucedió en Sonando en Cuba) de que al final no se sepa muy bien cómo lidiar con los cambios.


A Bailando en Cuba 2 volveremos. Hay tela para cortar…

Visto 1562 veces Modificado por última vez en Lunes, 26 Marzo 2018 08:47

Comentarios  

 
#30 anna 23-03-2018 14:28
jorge comentario 20 apretaste, es mejor la colmena tv, verdad?????.
balilando en cuba: la calabasita del domingo.
 
 
#29 zahily 23-03-2018 11:14
Lo que estan televisando es un super casting de bailarines profesionales y al mismo tiempo los coreografos estan dando a conocer su trabajo por encima de todo. En realidad los que estan compitiendo son los coreografos. Bailando en Cuba no es el nombre que debe llevar ese programa. Seleccionen bailadores, no bailarines, personas que simplemente sepan bailar sin tanto tecnisismo, que se RIPEEN BAILANDO como se dice en el buen cubano, y solo entonces disfrutaremos de un BAILANDO EN CUBA
 
 
#28 Jade 22-03-2018 14:08
vox ppCARLITOS, Lo primero es aprender a escribir antes que dar VUELTAS.
 
 
#27 yo 22-03-2018 13:45
hay los cubanos, nunca estamos conformes con nada, señores por favor no critiquen tanto, el programa tiene defectos, es verdad, pero ya se ha explicado mil veces que no se trata de lo mismo que en para bailar, es algo DIFERENTE, DIFERENTE, se entiende, los programas de a fuera como dicen algunos y el paquete también tiene bastante basura y muchos lo ven y no critican tanto, aprendan a defender lo NUESTRO POR FAVOR.
 
 
#26 vox ppCARLITOS 22-03-2018 09:02
Prefiero ver documentales del paquete que bailando en cuba, tenia la esperanza de aprender algunos paso, bueltas, algo que aprender esta edicion y al final lo que me hace es dormir temprano, no me gusta para nada este programa.
 
 
#25 Pereyra 21-03-2018 15:21
Yovany (21) Compadre no se ponga bravo, pero dinos la verdad. Usted trabaja en el programa o alguno de los bailarines es familia suya jajaja. Eso no hay quien se lo dispare, demasiado plástico para el Cubano de a pie que es la mayoría. Pudiera ser un programa más, pero el tema es que siendo el único y creando falsas expectativas, tiene a la gente desencantada. No es que vivamos en el pasado, la crítica es tan fuerte porque el resto de la programación es un desastre también y entonces se esperaba que este espectáculo salvara el domingo... pero no!!
 
 
#24 Mariña 21-03-2018 13:51
Buenas tardes ,comparto la opinión de muchos de los que han comentado ...pero sugiero ATIENDAN al comentario de Jorge con el número 14 ,porque RESUMIO a mi modesta forma de ver ,donde ??está el pollo perdido de esta segunda temporada de Bailando en Cuba.... considero que Pablo FG aún con sus caracteristicas SALVO la temporada de Bailando en Cuba a partir del momento en que escucharon al PUEBLO ,desde ese momento se dio un giro de 360 grados en el programa Y LOS RESULTADOS FUERON MUY CERTEROS ,por tanto pienso que deben valorar lo que se ha dicho para ver si esta temporada se salva ,pq algo no está saleindo BIEN ,confío en que sabrán ENCONTRAR LA FORMULA DE PABLO FG
Gracias
 
 
#23 carlosvaradero 21-03-2018 11:55
Yovany (comentario 21).. lo que pasa es que no hay otra opción que ver, yo también veo Bailando en Cuba aunque me quede dormido por falta de interés a mediado del programa.
La escenografía es buena, pero eso de que "mezcla entretenimiento con los bailes cubanos"... vaya!!.. no sé en qué momento ha visto usted algún baile cubano?.. si todo se remonta a cargadas, acrobacia y saltos, acaso eso es bailar?
Yo sigo prefiriendo el Para Bailar de los 80 y afortunadamente no me gusta vivir en el pasado... nada que ver una cosa con la otra.
 
 
#22 Pereyra 21-03-2018 10:01
Sólo les pido que me digan cuando se termina por favor!! Prefiero ver tras la huella repetido....... .... Si necesitan captar bailarines profesionales hacen un casting interno y punto, a muy pocos les interesa. Pero convertir esto en un programa para la Tv nacional y en ese horario y día, por favor!!! Muy poco tiene que ver este programa con lo que anunciaron y promovieron previo a su primera temporada. Si el público esperaba un "Para bailar" es porque eso fue lo que vendieron, pero..... Si graban un domingo en el salón Rosado de la Tropical nos divertimos más.
 
 
#21 Yovany 21-03-2018 09:22
Bailando en Cuba me parece un buen programa televisivo. Tiene una buena puesta en escena y una excelente factura. Mezcla el entretenimiento con la enseñanza de nuestros bailes cubanos. Ya a estas alturas debiera saberse que estamos ante un programa que no tiene nada que ver con Para bailar, pero desgraciadament e a nosotros nos gusta vivir en el pasado. Este es un programa diferente, que si algo es criticable es que dura mucho, tal vez en la edición pudiera acortarse un poco y ganar en mayor precisión. El programa a mi modo de ver es superior en cuanto a calidad audiovisual que la edición pasada y trató de corregir las críticas realizadas. En sentido general, es una excelente opción para el domingo en la noche. Felicidades a todo el equipo de Bailando en Cuba por hacer un espectáculo televisivo tan nuestro.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar