lunes, 23 abril 2018, 20:58
Sábado, 17 Marzo 2018 06:26

Colombia: Entre votos e incumplimientos

Escrito por  Arnaldo Musa/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(0 votos)
Aunque disminuida, la derecha seguirá dominando en el legislativo colombiano, que tendrá esta vez el aditamento de cinco diputados y cinco senadores de Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común.

Aunque disminuida, la derecha seguirá dominando en el legislativo colombiano, que tendrá esta vez el aditamento de cinco diputados y cinco senadores de Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, originaria del exgrupo guerrillero Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, con las mismas siglas, FARC, que tratará de enmendar los dislates y tergiversaciones del acuerdo de paz firmado hace dos años con el gobierno de Juan Manuel Santos, y que apenas fue instrumentado en 12 de sus 34 acápites.

Lo curioso de todo esto es que el grueso del cumplimiento proviene del antiguo grupo armado, que entregó sus armas y se trasladó a zonas donde el gobierno incumplió o hizo tardía e incompletamente, con seguridades mínimas de estadía, mientras los grupos paramilitares, protegidos por el ejército, ocupaban las áreas abandonadas y seguían sembrando el terror entre los habitantes rurales, que incluían el asesinato de líderes indígenas, sindicales y campesinos, muchos de los cuales no tenían nada que ver con la otrora guerrilla.

Los asesinatos se extendieron a familiares de los excombatientes, en lo que algunos insensatos consideraron una justa venganza por lo que presumiblemente habían hecho los guerrilleros, sumándose a la campaña de desprestigio contra una organización que, no exenta de pecados, había accedido a la paz con sus adversarios y estaba cumpliendo con su parte del convenio.

Todo ello acompañado por el consabido andamiaje de ataques de la prensa, en lo que descuella la presunta disquisición con el Ejército de Liberación Nacional, ahora en conversaciones similares con Bogotá, en Quito, luego de los abrazos hermanados entre Santos y el presidente ecuatoriano, Lenín Moreno.

Pero propaganda o no, el acuerdo sigue bastante estancado, lo cual ha provocado la suspensión de la campaña presidencial del líder de la FARC, Gustavo Londoño, por falta de garantías, aunque no ha podido ser eludido el que contempla el otorgamiento de diez curules, cinco de diputados y otros cinco de senadores, otorgados por el convenio a la entidad, que ha decidido luchar en ese entorno para lograr el pleno cumplimiento, ante una derecha que lo desconoce o trata de convertirlo en ceniza.

La jurisdicción Especial para la Paz, trascendental componente del Acuerdo, fue desfigurada en los debates del parlamento y su texto actual no es el consensuado entre las partes. La Reforma Política se hundió en el convulso mar de la politiquería, y no mejor suerte corrieron las Circunscripciones Territoriales Especiales de Paz, en tanto siguen  en prisión más de 600 integrantes de las FARC.

La Fiscalía ha bloqueado en el Congreso la aprobación de la ley de tratamientos penales alternativos para pequeños cultivadores, sin cuya aprobación es imposible poner en marcha los programas de sustitución de cultivos.

Y es que sin reforma a la Ley 152 no se puede poner en práctica un Plan Marco de Implementación; no hay desembolsos para impulsar proyectos productivos, no despega la titulación de tierras y los asesinatos de excombatientes y líderes sociales no cesan.

En este ambiente, no hay que ser muy ladino para comprender que los Acuerdos de Paz de La Habana no han tenido un compromiso del Estado, ni de cumplimiento por el conjunto de la institucionalidad.

Así las cosas, el día electoral del pasado domingo, donde hubo un 52% de abstención, trajo también un resultado interpartidista no vinculante, aunque muestra el predominio de los candidatos presidenciales Iván Duque, del Partido Centro Democrático, de a derecha uribista, y el izquierdista Gustavo Petro, del Movimiento Alternativo Indígena y Social (MAIS) y GSC Colombia Humana, quien ya desde ahora busca el apoyo de elementos calificados de progresistas, como Sergio Fajardo y Humberto de la Calle, para enfrentar a la dominante derecha, pero que, subrayo, ha visto mermada su fuerza para los comicios presidenciales del 27 de mayo, que tendría su segunda vuelta el 11 de junio, de ser necesario.

Visto 258 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar