jueves, 19 abril 2018, 07:29
Jueves, 15 Marzo 2018 05:55

Ecuador: Lazo a Lenín

Escrito por  Arnaldo Musa/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(7 votos)
El más influyente líder de la oposición, el multimillonario empresario Guillermo Lasso, del movimiento Creo, reiteró su apoyo al presidente Lenín Moreno en lo que calificó de arremetidas del correísmo.

El más influyente líder de la oposición, el multimillonario empresario Guillermo Lasso, del movimiento Creo, reiteró su apoyo al presidente Lenín Moreno en lo que calificó de arremetidas del correísmo, y se vanaglorió de haber sido el principal impulsor del referendo planteado por Moreno, que llevó al impedimento del exmandatario Rafael Correa de buscar una nueva reelección y otros acápites fundamentales para el neoliberalismo implícitos en una consulta a una masa poco preparada al respecto.

Lasso, junto con otros opositores como Jaime Nebot y Abdalá 'Dalo' Bucaram, ya había presionado a través de la mayoría de los medios de comunicación a su disposición a Lenín para que tome mayor distancia de la Revolución Ciudadana y que reconozca que no hubo tal “década ganada”. El supernumerario del Opus Dei y el dueño de uno de los más grandes bancos de Ecuador, el Banco de Guayaquil, además de poseer diez compañías en Panamá, logró orientar el discurso presidencial hacia la crítica, sospecha y desconfianza de sus compañeros de la Alianza País, a la cual logró fragmentar.

En este contexto, se ha indicado que la victoria del “Sí” a los planteamientos de Moreno, solo fueron destacados como ganador, pero nunca cuantificados en los detalles.

Algunos analistas señalan, sin ser necesariamente simpatizantes de Correa, que el expresidente obtuvo una mayoría relativa como ente individual, algo a destacar cuando el barraje propagandístico en contra era enorme y se llegó hasta ataques violentos contra el propio expresidente y sus principales colaboradores.

A casi un año de la asunción de Moreno, hallamos que, tras la consulta, Lenín quedó atado a la oposición para impedir que vuelva Correa, además de que le hace falta tal apoyo en el legislativo para seguir castigando a los presuntos corruptos del gobierno anterior, uno de los cuales, quien fuera su vicepresidente, Jorge Glas, se halla tras las rejas.

La oposición, multivariada, pero unida en este aspecto, mucho más que la izquierda, ya ha sacado sus cuentas y obtenido grandes ventajas.

Todos conocen la labor desinformativa y contrarrevolucionaria de la prensa controlada por el imperialismo en los países que intentan realizar cambios progresistas para mejorar la calidad de vida del pueblo. Con Correa se logró en ese sentido un abanico informativo con Ecuador TV, Radio Pública, Agencia Andes y los periódicos El Tiempo y El Telégrafo. Pero ya Lenín los “liberó” para que "puedan respirar la libertad junto con el país", de acuerdo al asesor incondicional del presidente, Andrés Michelena, y "para que los medios públicos permitan ejercer el derecho de todas las voces, tanto críticas como positivas".

Para reforzar este rumbo, fue nombrado como el encargado de dirigir la línea editorial de los medios públicos, el exeditor general de uno de los periódicos más anticorreístas, El Comercio, Hernán Ramos, quien siempre caracterizó a los medios públicos del anterior gobierno como "borregos" y "pasquines gubernamentales".

Ramos proviene del entramado comunicacional hegemónico, matriz brutalmente antidemocrática. Los cambios editoriales y el contenido de las columnas no se han hecho esperar en el decano de la prensa nacional, El Telégrafo, que se está pareciendo cada día más a un diario cualquiera con cierta tendencia ‘morenista’, con lineamientos anticorreístas.

Empresarios de Ecuador sugirieron asimismo139 cambios a fin de reactivar la economía nacional. Para corregir los “defectos' económicos y políticos de la Revolución Ciudadana”, el nuevo presidente se ha reunido con 250 representantes de diferentes sectores sociales del país, en su mayoría opositores y enemigos de ese proceso, olvidándose que  antes de esta reunión los convocados estaban insultando al propio Lenín Moreno considerándole un mero seguidor de Rafael Correa. Para SputnikNews, Lenín Moreno ha tomado la posición de un “Gorbachov” ecuatoriano.

Visto 373 veces

Comentarios  

 
#4 BCplaza 16-03-2018 15:41
bueno y este no era de Izquierda
 
 
#3 ulises 15-03-2018 14:01
Un traidor mas a la lista de los que hoy deambulan en nuestra querida America Latina,pero coincido con Javier al citar fragmentos de ese tema musical "pagaran su culpa los traidores" y tambien es acertado la sugerencia de cambiar el nombre de esta rata inmunda por el de Garbachov, porque el de Lenin le queda muy grande.
 
 
#2 Esteban Montejo 15-03-2018 10:31
Claro que si!!! como no se me ocurrio antes. Él debe cambiarse el nombre a Garbachov Moreno
 
 
#1 Javier Nd 15-03-2018 07:22
TRAIDORES HABRA HOMBRES, PERO PUEBLOS NO Dijo el eterno Lider de la Revolución cubana en el año 1959, este discapacitado, vende patria ha vendido y traicionado al pueblo ecuatoriano, pero como dice la canción "pagaran su culpa los traidores" todas las revoluciones han estado plagadas de traidores el pueblo del Ecuador tiene que levantarse, sacudir la mata y seguir por el bien de su porvenir
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar