domingo, 16 diciembre 2018, 01:06
Jueves, 08 Marzo 2018 08:00

Mujeres aún batallan en el deporte contra brecha salarial

Escrito por  La Jornada
Valora este artículo
(2 votos)
En el contexto del Día Internacional de la Mujer, la tenista estadunidense Serena Williams es la única ubicada entre los 100 deportistas mejor pagados del mundo, según la revista Forbes. Foto Afp En el contexto del Día Internacional de la Mujer, la tenista estadunidense Serena Williams es la única ubicada entre los 100 deportistas mejor pagados del mundo, según la revista Forbes. Foto Afp

Mientras Cristiano Ronaldo ganó 93 mdd en 2017, Serena Williams tuvo ganancias por 27.

La competencia más feroz que enfrentan las mujeres en el deporte es la brecha salarial de género. Si bien varias disciplinas como el tenis han buscado igualdad en las ganancias entre hombres y mujeres, las diferencias aún son notables en los casos del boxeo y el futbol, donde las deportistas ganan menos de la mitad que los varones.


El futbolista Cristiano Ronaldo fue en 2017 el deportista mejor pagado con ganancias de 93 millones dólares, de acuerdo con la lista de los 100 atletas mejor remunerados de la revista Forbes. En la misma nómina sólo destacó una mujer: la tenista estadunidense Serena Williams, quien aparece en el puesto 50 con ganancias de 27 millones de dólares.


La diferencia es aún más amplia entre el salario de Ronaldo con la estadunidense Alex Morgan, futbolista mejor pagada del mundo y quien ha sido campeona olímpica y mundial. La jugadora tiene ingresos de tres millones 300 mil dólares al año, afirmó el portal Marca.


Hortensia Moreno, del Centro de Investigaciones y Estudios de Género (CIEG) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), detalló que a las mujeres se les ha permitido ingresar a los deportes de manera tardía y eso también ha repercutido en los salarios.


Situación de marginalidad


“Cuando hablas con los empresarios y con los publicistas les dices ¿por qué el deporte femenil está en situación de marginalidad?, y te van a decir ‘a nadie le importa el deporte femenil’”, dijo.


Al hacer un análisis de la historia de las mujeres en el deporte, la investigadora Hortensia Moreno destacó que las competencias femeniles estaban excluidas en un inicio del deporte olímpico y agregó que de acuerdo con un estudio de 2010, los medios de comunicación de Estados Unidos dedicaban sólo 10 por ciento de su tiempo y espacio a la participación de las mujeres en el deporte.


Después de años de lucha, porque las mujeres "estamos dentro del derecho de practicar el deporte", Moreno afirmó que ahora falta "el último paso, tener el mismo acceso a las posibilidades de fama y fortuna que tienen los hombres".


Aunque los ingresos de Serena Williams quedan muy por detrás de lo que percibe Ronaldo, sus ganancias no distan mucho de las que reciben los tenistas. El deporte blanco es una de las pocas disciplinas que ha comenzado a acortar la brecha salarial de género. Los torneos de Wimbledon, Roland Garros, Abierto de Australia y de Estados Unidos implantaron una política de igualdad en el reparto de premios.


Sin embargo, en otros deportes prevalecen los salarios bajos de las mujeres, como es el caso del boxeo. La ex campeona mundial Esmeralda Moreno aceptó que lo más complicado de competir en un deporte de alto riesgo es lidiar con pagos que no llegan ni a la mitad de lo que reciben los varones.


"Ha sido difícil buscar la equidad en salarios, a la fecha se sigue perdiendo la batalla de los sueldos, donde se marca la gran diferencia del boxeo femenil y varonil", dijo.


La Joya Moreno pelea en la categoría de peso minimosca, donde el pago aproximado por los duelos entre mujeres es de 100 mil pesos, de los cuales deben pagar mánager, entrenador y médico. La cifra queda opaca al compararse con los 500 mil pesos que llegan a cobrar los hombres en la misma división.


Señaló que "las empresas no tienen la culpa, después de todo ellas nos dan trabajo, pero debemos buscar una forma de que esto se iguale". Consideró que lo ideal sería que el Consejo Mundial de Boxeo establezca un tabulador de salarios.


Marketing deportivo


Francisco San José, catedrático de mercadotécnia de la Escuela de Ciencias del Deporte de la Universidad Anáhuac, reconoció que también "hay una gran diferencia" en los contratos y espacios que tienen las mujeres y hombres en el marketing deportivo.


"Es reciente el hecho de que la figura femenina ha ganado más peso en el plano deportivo. Ha habido atletas muy destacadas que no han tenido la misma celebridad que sus contrapartes masculinos. Sí hay diferencias, comienzan a recortarse, pero todavía las hay", afirmó el catedrático.


Señaló que las marcas ya no hacen distinciones entre hombres y mujeres para que sean sus representantes, pero destacó que en muchas ocasiones ponderan la imagen de una atleta atractiva ante sus habilidades deportivas.


"El caso más exponencial es Ana Kournikova, quien tuvo un paso gris por el tenis y sin embargo era la líder en cuanto a ganancias de contratos de las marcas porque era guapísima. No podemos ver a las mujeres sólo como modelos, si es una buena deportista no la vas a excluir", indicó.


"La importancia de las mujeres en el deporte cada vez tiene más relevancia y todavía faltan algunas batallas por librar, como igualdad en términos salariales, pero creo que es algo que empezó y no va a parar".


Picando piedra en todas las disciplinas


El futbol es uno de los deportes más populares y al mismo tiempo es uno de los últimos que abrieron las puertas del profesionalismo para las mujeres.


Eva Espejo, timonel de Pachuca, consideró que la Liga Mx ha dado un gran paso al demostrar que hay interés por el balompié femenil, al tiempo que se abrió espacio para que las mujeres asumieran puestos con mayor responsablidad.


"Como entrenadora he enfrentado dificultades en un deporte que era exclusivo para hombres", pero lo importante es que "rompemos estereotipos y demostramos que hay capacidad para enfrentar retos". Destacó que el proyecto de la Liga apenas comienza y poco a poco se podrán mejorar aspectos importantes como los salarios.


Si importar los riesgos y las críticas, las mujeres se han aventurado a competir en todas las disciplinas deportivas, así sea arriba del ring, en la cancha o para lanzarse desde plataformas de 20 metros de altura.


Adriana Jiménez rompió esquemas al ser la primera mexicana en incursionar en los saltos de altura, y lo hizo con éxito al alcanzar el primer lugar en la Serie Mundial.


"Cuando comencé en clavados de altura hubo personas que dudaron, pero no contaban con la fortaleza que tiene la mujer mexicana. A pesar de la altura, del vértigo y el miedo quería hacer mis sueños realidad, y la altura es parte de mi deporte, de la estética que tiene. Al competir rompí con todas las especulaciones que había", dijo entusiasmada.


La clavadista reconoce que los salarios en Serie Mundial son menores para las mujeres, pero "no pido más ni pido menos", afirmó al dejar claro que "soy la única mexicana que tiene la oportunidad de estar en clavados de altura y se han abierto puertas para disputar una medalla olímpica".

 

Visto 565 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar