domingo, 21 octubre 2018, 13:31
Lunes, 05 Marzo 2018 08:15

A la historia y Chávez

Escrito por  Álvaro Samuel/ latrincheranoticias.wordpress.com
Valora este artículo
(4 votos)
Hugo Chávez, para Fidel, el mejor amigo de Cuba Hugo Chávez, para Fidel, el mejor amigo de Cuba

El 5 de marzo del 2013 se fue físicamente un gigante de América que por su grandeza sólo puede ubicarse al lado de Miranda, Bolívar, Martí, el Che Guevara y Fidel Castro



La historia no es una mujer sumisa que se deja escribir por hombres faltos de valor y cualidades extraordinarias, sólo hombres que al nacer llevan en la frente la marca de la grandeza y en el corazón el amor por sus semejantes dividen la historia en dos: antes y después de ellos. Sus pasos sobre esta tierra arden hasta después de su desaparición física, porque sus espíritus e ideas no desaparecen, se multiplican.

El 5 de marzo del 2013 se fue físicamente un gigante de América que por su grandeza sólo puede ubicarse al lado de Miranda, Bolívar, Martí, el Che Guevara y Fidel Castro, se trata del Comandante Eterno de la Revolución Bolivariana de Venezuela Hugo Rafael Chávez Frías, por el cual siguen derramando lágrimas de tristeza los pueblos del mundo.

Con su carácter y gran arraigo por las luchas de los pueblos oprimidos del mundo se ganó el cariño de hombres y mujeres, los homenajes todavía no paran, avenidas ahora llevan su nombre, plazas se encuentran coronadas con bustos o estatuas a cuerpo completo de este hombre de carne y hueso que lo único que deseaba era servir a la humanidad sin recibir nada a cambio.

3000 eran sus libros de cabecera, 15000 los que formaban su biblioteca personal, sin que no hubiera uno que no estuviera leído y marcado con alguna nota de su puño y letra, es que los libros fueron más que un objeto para el Comandante Chávez, eran sus amigos, sus consejeros, nunca salía sin dos o tres libros que estuviera consultando, para citar y promover en sus cadenas y alocuciones.

Leer y escribir eran para él más que una obsesión, eran una necesidad, sus responsabilidades como líder de la Revolución Bolivariana no le dejaban mucho tiempo libre, por eso lo buscaba donde no tenía para dedicarse a estos placeres.

Leer las Líneas de Chávez, era una muestra de su capacidad como escritor e intelectual, que también se reflejó en los libros que escribió como Un Brazalete tricolor, El Libro Azul, o la Agenda Alternativa Bolivariana.  

Los grandes hombres no piensan en pequeño, sus ideas van a lo magno, por eso no se conformó con hacer de Venezuela una gran patria, sino que soñó y luchó porque América Latina se fortaleciera con una verdadera unión de los pueblos hermanos que históricamente venían siendo separados por los intereses mezquinos de las oligarquías que los gobernaban.
Ahí está la CELAC, Petrocaribe, el ALBA, y muchas otras organizaciones en donde se han podido reunir los representantes de los pueblos de América Latina y el caribe a decidir su destino sin la presencia del tío Sam, qué más se le podía pedir al Comandante Chávez, y con todo y esos nos dio más, hasta el último día de su vida terrenal estuvo trabajando por la construcción del socialismo del siglo XXI.

Fiel a la idea de José Martí de que “el deber debe cumplirse sencilla y naturalmente”, se entregó por completo olvidando su vida como hombre, como padre, como abuelo a la que tenía derecho, no pudo ver crecer a sus nietos, ese fue el sacrificio que el Comandante Chávez tuvo que hacer para dejarnos una patria.

A cinco años de su desaparición física todavía hay quien se alegra de su partida, todavía lo insultan refiriéndose a él como el mono, el loco, el dictador, esos malos hijos e hijas de la patria desconocen el verdadero valor de las ideas que sembró en el pueblo venezolano, y que sólo pudimos apreciar cuando ya no está físicamente entre nosotros.

Hugo Rafael Chávez Frías, dividió la historia del mundo en dos, cuando nadie -a excepción de Cuba- se atrevía a hablar de socialismo, cuando habían decretado el fin de la historia y el dominio permanente del sistema capitalista en el mundo apareció este hombre de Sabaneta de Barinas a decir que no todo estaba perdido, que a la mano de los pueblos libres aún le faltaba mucha historia por escribir.

Visto 737 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar