martes, 16 octubre 2018, 18:25
Martes, 06 Febrero 2018 07:06

CRÍTICA DE CINE: Por qué escogemos a un hombre y no a otro

Escrito por  Diana Castaños/Especial para CubaSí

Si te pones a pensar, esta es una pregunta importante. Es una pregunta que puede definir la vida de una persona.

El caso es que, en esta película, la actriz francesa está en un restaurante discutiendo con su novio. La discusión es fea, el novio le falta el respeto y ella llega a su casa, más tarde, desconsolada y sintiéndose perdida. Entonces… se da cuenta de que ha perdido el móvil. Justo en ese momento suena el teléfono.

Un hombre muy galante está del otro lado. Le dice que él ha encontrado su celular en el restaurante. Y la hace reír. Todo el que conoce un poco de mujeres sabe que hacerlas reír es una muy buena señal.

Quedan en verse. Ella está interesada. El hombre al otro lado del teléfono es un sueño: exacto a su medida. Deciden verse. Cuando se produce el encuentro, ella se decepciona: él es un enano. Literalmente, no está a su altura.

Ahora pregúntate. ¿Pudieras estar tú con un enano? ¿Con un hombre al que tuvieras que besar medio metro hacia abajo?

Claro… el enano de la cinta no es cualquiera… es Jean Dujardin, quien ya sabemos que es un hombre objetivamente hermoso. Atractivo hasta la pared de enfrente. Y ya sé que algunas pueden decirme que la objetividad en la hermosura no es consecuente. Pues yo digo sí. Sí que lo es. ¿O es que acaso a ti Jean Dujardin no te quita la respiración? Y no hay subjetividad alguna cuando estás sin respiración.

El caso es que Virginia Efra se pasa toda la película tratando de estar con él, pero a su autoestima le hace mucha mella la presión social. Todos los miran cuando caminan por la calle y ella se siente muy rara cuando él no puede alcanzarle el libro que está en lo alto del estante. Para comprarle ropa, ella tiene que ir a la sección de niños…

Angustiada por las normas sociales, termina la relación. Una amiga de ella le comenta: «la enana eres tú; eres una enana emocional».

alt

La cinta, un remake de la obra argentina Corazón de León, es una comedia romántica con unos actores de primera categoría y una producción impecable. Aunque un poco predecible, Un hombre a la altura (Laurent Tirard) tiene un guion excepcionalmente bien llevado y no llega a decepcionar en ningún momento.

Esta obra es tanto una opción comercial y de eficacia en la comicidad como una muestra de creatividad y de cuestionamientos éticos y morales. La película llama a luchar por la inclusión, a luchar por ver dentro de uno mismo y descubrir —de una vez y por todas— cuáles son los motivos reales que nos llevan a escoger a nuestra pareja.

Modificado por última vez en Miércoles, 21 Febrero 2018 21:26

Comentarios  

 
#4 Kamila 22-03-2018 11:31
Esta película es una adaptación de otra argentina llamada Corazón de León, y protagonizada por Guillermo Franchella, a mi entender la argentina me gustó mas.
 
 
#3 Mimisma 09-02-2018 10:32
Esta peli me gustó mucho, mucho, la escena donde bailan es fenomenal, comiquísima, realmente me lo pensaría 2 veces estar de novia con un enano, pero si me encontrara con uno igual a esta película me enredo jaja
 
 
#2 LOR 09-02-2018 10:24
Me contaste la película...
 
 
#1 Crash 07-02-2018 09:10
Esas cosas pasan cuando las personas se preocupan por hacer felices a quienes lo rodean y no por ser felices ellas mismas. A la mier** la gente!! hay que ser feliz.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar