jueves, 22 febrero 2018, 05:57
Miércoles, 31 Enero 2018 10:14

Seguridad y amabilidad, peldaños para llegar a Cuba

Escrito por  PL
Valora este artículo
(2 votos)
La mayoría de los turistas que llegan a Cuba comentan hoy como lo más impresionante del viaje: la gente y la seguridad de las calles, pese a buscar en sus vacaciones playas y naturaleza.


Tales respuestas las dan a sus guías y a reporteros que insistentemente buscan grietas en las opiniones de quienes escogen a esta isla como el lugar ideal para descansar, a razón ya superior a los cuatro millones por año en materia de extranjeros.


Y ello lo corroboraron algunos profesionales del sector de los viajes de los Estados Unidos, que reunidos en La Habana, coincidieron con tales pareceres, y por lo tanto pusieron un granito más de arena en el atractivo de este destino.


Esa cita agrupó esta semana a ejecutivos de compañías de los sectores de agencias de viajes, hoteles, turoperadores, aerolíneas y cruceros, quienes manifestaron su interés en continuar con las relaciones comerciales con este país y sus autoridades.


Y es que precisamente los estadounidenses son una especie de botón de prueba para la industria recreativa cubana, por un lado por las prohibiciones que tienen los súbditos de Washington por viajar libremente a este territorio y por el otro, lo atractivo que representa para ellos.


Son algo así como medidor, si tenemos en cuenta que durante 2017 alrededor de 620 mil estadounidenses viajaron a Cuba, siempre reconociendo que estuvieron ante altos niveles de seguridad y satisfacción.


De ahí que los argumentos de los profesionales de ese país sobre los aspectos sobresalientes del turismo aquí entre en contradicción con la alerta de viaje que publicó el Departamento de Estado el pasado septiembre y que a principios de enero tuvo que levantar y pasarla a Reconsideración.


Ahora, el presidente estadounidense, Donald Trump, vuelve a la carga en su reciente discurso sobre el estado de la nación, al recrudecer sus palabras contra varias naciones, entre ellas Cuba.


Tales criterios los vierte a pocas horas de que la Asociación de Tour Operadores de Estados Unidos y en voz de su presidente Terry Dale, aseguraran estar abiertos a negocios en un país seguro, maravilloso y legal para los viajeros de ese país del norte.


Por tanto, si sumamos los criterios de los turistas de otras latitudes y los norteamericanos, con Canadá a la cabeza, seguridad y amabilidad acaparan la atención, independientemente de que muchos viajeros buscan naturaleza, playa, excursiones, circuitos culturales o estancias de incentivos.

Ya para el 26 de noviembre del año anterior, la isla completó 4,2 millones de visitantes extranjeros, en una espiral creciente de este sector que espera alzas sucesivas en los siguientes años.


Informes oficiales señalaron oportunamente que este archipiélago cuenta con más de 67 mil habitaciones hoteleras, a lo que se suman dos mil restaurantes privados, y más de 21 mil habitaciones en alojamientos familiares.


Canadá sigue como el primer mercado emisor de viajeros hacia Cuba con el 34 por ciento del total de llegadas, mientras Estados Unidos y Canadá juntos abarcan el 45 por ciento del global de recaladas, seguidos de Europa con el 33 por ciento.


A la isla vuelan 68 líneas aéreas que enlazan con 70 ciudades importantes del mundo, y en cuanto a cruceros operan 25 barcos a los que se sumarán muchos más, con 265 escalas y más de 170 mil pasajeros, según datos de 2017.


Por tanto, como dice un viejo refrán, tantas miradas no pueden estar equivocadas en un mundo que ofrece destinos a veces muy bellos, e interesantes, pero con problemas de seguridad, y donde la gente incluso puede llegar a rechazar a los recién llegados.


De ahí que Cuba, ahora, en lugar de tener promoción negativa, la tiene positiva, atractiva y novedosa, afincada en los hombros de sus poco más de 11 millones de habitantes.

Visto 367 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar