domingo, 08 diciembre 2019, 00:52
Viernes, 08 Junio 2012 14:07

España-Italia, donde comenzó la leyenda

Escrito por  EFE
Valora este artículo
(0 votos)

España e Italia protagonizan grandes enfrentamientos que trasladados a la historia reciente deja a la 'Roja' sinsabores difíciles de olvidar, como las lágrimas de Luis Enrique tras un codazo de Tassotti en un penalti no señalado en el Mundial 1994, del que se vengó con las paradas de Iker Casillas en los penaltis de cuartos de final de la Eurocopa 2008.


España e Italia protagonizan grandes enfrentamientos que trasladados a la historia reciente deja a la 'Roja' sinsabores difíciles de olvidar, como las lágrimas de Luis Enrique tras un codazo de Tassotti en un penalti no señalado en el Mundial 1994, del que se vengó con las paradas de Iker Casillas en los penaltis de cuartos de final de la Eurocopa 2008.

Son los dos momentos que reflejan la tensión entre dos rivales grandes en el panorama europeo y mundial. La nariz rota de Luis Enrique. La magia de Casillas en los penaltis para derrumbar de una vez por todas las barreras psicológicas de cuartos de final y lanzar a España a por su segunda Eurocopa.

El balance total es a favor de Italia. De los 29 enfrentamientos entre ambas selecciones, España solo ha ganado ocho. La 'azzurra' ha vencido en dos ocasiones más, en diez partidos, y han empatado en once.

Hasta el último duelo, un amistoso en Bari en el que pasó de todo al equipo de Vicente Del Bosque para acabar perdiendo (2-1), España no perdía con Italia desde el 9 de julio de 1994, en el partido de cuartos de final del mundial de Estados Unidos que dejó un agónico final con un clamoroso fallo de Julio Salinas, el gol de Roberto Baggio y la imagen de la desolación con Luis Enrique con la nariz rota.

La selección española, por entonces dirigida por Javier Clemente, cayó derrotada 2-1 y fue eliminada del Mundial de Estados Unidos. Tardaron catorce años en volver a cruzarse las dos selecciones en un partido oficial. Fue en un día señalado para La Roja. En Viena, en los cuartos de final de la Eurocopa el 22 de junio de 2008. El duelo en el que el que era campeón del mundo cedió ante una selección que iniciaba su época. El empate sin goles dio paso a los penaltis, donde Iker Casillas fue decisivo, con dos paradas que rompieron la maldición española.

Entre ambos partidos España e Italia se enfrentaron en cuatro amistosos, con balance favorable a La Roja, que no perdió ninguno, logró dos victorias y dos empates. El primero enfrentó a ambos equipos en Palermo con resultado de empate a dos; el segundo se jugó en 2000 en Barcelona y terminó con 2-0 para España; el tercero, disputado en Génova en 2004, terminó con empate a uno; y el último se jugó en 2008 y concluyó con victoria española por 1-0, con tanto de David Villa.

El último precedente trae malos recuerdos para el combinado español. Se presentó en Bari el 10 de agosto de 2011, con bajas sensibles en defensa. Sin Sergio Ramos, Carles Puyol y Joan Capdevila. Durante el partido se lesionaron Andoni Iraola y Gerard Busquets. Provocó que Sergio Busquets jugase de lateral y que Javi Martínez apareciera por primera vez en el centro de la defensa. Sin experiencia en esa demarcación.

Un gol a siete minutos del final de Alberto Aquilani, con la fortuna en un disparo que desvió Raúl Albiol y ante el que nada pudo hacer Víctor Valdés, que había sustituido a Casillas, dio el triunfo a Italia, que en el historial ha marcado 38 goles por 29 de la 'Roja'.

Visto 3845 veces Modificado por última vez en Domingo, 10 Junio 2012 07:50

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar