martes, 25 septiembre 2018, 19:14
Domingo, 28 Enero 2018 08:12

Presidente Hernández asume nuevo mandato en Honduras en medio de protestas

Escrito por  Reuters
Valora este artículo
(0 votos)

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, asumió el sábado un nuevo mandato de cuatro años, tras una polémica reelección en noviembre, que sus adversarios denunciaron como fraudulenta y que ha provocado protestas opositoras.

Hernández, un abogado conservador aliado de Estados Unidos, deberá gobernar en un ambiente de alta tensión por las amenazas de la oposición de seguir reclamando en las calles del país centroamericano, uno de los más violentos y pobres de Latinoamérica, azotado por las pandillas y el narcotráfico.

La estrecha victoria de Hernández por un 1,53 por ciento de los votos fue reconocida por gran parte la comunidad internacional, incluyendo México y Washington, pese a que la Organización de Estados Americanos (OEA) dijo que es imposible tener certeza sobre el resultado y recomendó nuevos comicios.

En la capital, a unos cuatro kilómetros del estadio donde Hernández tomó posesión para su segundo mandato consecutivo, unos pocos miles de manifestantes se enfrentaron a militares y policías que los dispersaron con bombas lacrimógenas.

La manifestación fue liderada por el excandidato de la alianza opositora, Salvador Nasralla, y su aliado, el derrocado expresidente izquierdista Manuel Zelaya, quienes resultaron levemente afectados por los gases.

Por la tarde, pequeños focos de protestas se mantenían en las angostas calles del casco histórico de Tegucigalpa, donde manifestantes con la cara cubierta lanzaban piedras a efectivos de la fuerza pública.

En otros cuatro departamentos del país centroamericano los manifestantes bloquearon carreteras y hasta incendiaron un camión de carga, dijo el portavoz del Ministerio de Seguridad, Jair Meza, agregando que autoridades trabajaban para abrir las vías.

“Estamos protestando la instalación en el poder del dictador Juan Orlando Hernández que, con un gran fraude escandaloso, se ha robado la presidencia en contra de la voluntad del pueblo”, dijo Antonio Tejada, un obrero de 33 años que manifestaba en Tegucigalpa. “Vamos a seguir luchando porque se vaya del poder”.

La asunción de Hernández fue excepcionalmente transmitida en cadena de radio y televisión para evitar que la población viera las protestas, según dijeron críticos del Gobierno.

Hernández, de 49 años, tomó posesión en un breve acto en un estadio de Tegucigalpa en el que prometió “reconciliación”, ante la ovación de autoridades, militares y miles de asistentes que ondearon las banderas azules de su Partido Nacional.

Visto 394 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar