domingo, 24 junio 2018, 07:14
Viernes, 26 Enero 2018 01:06

MIRAR(NOS): Cásate con su marido

Escrito por  Liz Martínez Vivero/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(6 votos)

No puedo decir a ciencia cierta si todavía se mantiene la oferta en pie. Pero lea lo que sigue.



Hace un día... sí, más o menos un día, leí una columna de alguien que, como usted lee arriba recomendaba a las que leían que se casaran con la persona con la cual había convivido en calidad de marido y mujer (como supondrán los avezados)… 26 años.

Esto fue escrito en marzo de 2017. No puedo decir a ciencia cierta si todavía se mantiene la oferta en pie. Pero lea lo que sigue. Casi 24 horas después todavía no salgo de mi asombro.

No lo voy a escribir tal cual lo leí. Más o menos les contaré lo que recuerdo.

La autora, cuyo nombre no es lo más importante, empezaba su historia el 5 de septiembre de 2015 cuando acudió al médico aquejada por una dolencia que, a grandes rasgos y para ahorrarnos dolor, terminó siendo un cáncer.

En la plenitud de sus facultades, por lo menos mentales, tenía entonces que posponer un viaje a no me acuerdo ahora que paraje de África porque, entenderá quien me lee, el tratamiento debía ser inmediato.

Luego empieza a hablar sobre la persona a quien ofrece el papel protagónico de su reality: su esposo.

Fácil enamorarse de él. Así lo vende. Lo describe físicamente y más adelante comienza a fascinar hasta a la más insensible. Mire usted:

1.    Habilidoso en la cocina
2.    Amante de la buena música
3.    Excelente compañía incluso para los más jóvenes
4.    Esmerado en el vestir (sus hijos le piden ropa prestada)
5.    Abogado y mejor padre
6.    Detallista y romántico empedernido

¿Sigo? Ok, sigo.

7.    Fanático de las miniaturas
8.    Enfocado en hacer feliz a su esposa incluso antes del diagnóstico de la enfermedad.

¿Qué pasó? Increíble ¿verdad? Y eso que no lo han leído escrito por ella. Las lágrimas corrían por mi rostro, aunque reconozco mi hipersensibilidad para este tipo de cosas que desgarran a la larga o a la corta aunque no les hayas dado el permiso para que lo hicieran.

No voy a hacer catarsis de nuevo. Aplaudo la valentía de esta mujer, con los días contados, que regaló el día de San Valentín esta sui generis propuesta a las ciberlectoras de todo el mundo a ver si una, una entre tantas, podría cubrir el espacio que ella iba  a dejar vacante.

¡Claro! A lo mejor esas cosas las provocaba el amor de los 2. A lo mejor solo ella en el universo es la única capaz, la responsable de despertar esos sentimientos en su cónyuge. Y cada uno debe ser capaz de saber lo que despierta en el otro.

Pero bueno, en definitiva, si es que el “tipo” es así porque lo es, porque le place hacer sentir bien a su contraparte (algo que debiéramos poner en algún decreto mundial) imagino que a esta hora, casi un año después… ya no estará en oferta.

Visto 817 veces Modificado por última vez en Jueves, 25 Enero 2018 15:11

Comentarios  

 
#3 Mimisma 26-01-2018 13:07
jajaja Liz, que buen artículo, si fuera yo, no lo dejo libre, de ninguna manera.
 
 
#2 Vivien 26-01-2018 11:54
Yo siempre se lo digo a mi esposo que si a mi me pasara algo, él tiene todo el derecho y con mi bendición desde donde quiera que yo esté a rehacer su vida.
 
 
#1 leoricardo 26-01-2018 11:28
liz, si entendí bien, esta mujer tuvo un gesto mas que enorme de agradecimiento con su esposo, por todo lo que vivieron juntos, quizás quiso tener una gran influencia en el bienestar de él incluso después de muerta, a mis 29 años es la primera vez que tengo referencia de algo asi, y no eres la única persona a quien le conmueve esta historia.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar