miércoles, 12 diciembre 2018, 11:32
Viernes, 08 Junio 2012 03:38

Desempleo complica augurios electorales de Obama

Escrito por  Jorge V. Jaime, Prensa Latina
Valora este artículo
(0 votos)

El desempleo oficial en Estados Unidos subió hasta una tasa de 8,2 por ciento, aunque las figuras reales de la desocupación marcan una estadística de 14,8 por ciento.

La potencial reelección del presidente Barack Obama podría verse complicada por una noticia negativa sobre el mercado laboral, que aparentemente no fue anticipada por ningún experto cercano al jefe de la Casa Blanca.

El desempleo oficial en Estados Unidos subió hasta una tasa de 8,2 por ciento, aunque las figuras reales de la desocupación marcan una estadística de 14,8 por ciento porque las cuentas del gobierno nunca consideran aquellos ciudadanos quienes no buscan trabajo.

Al final de semana el Departamento Federal del Trabajo emitió las cifras de mayo, etapa en la cual -indicó- se creó un discreto total de 69 mil fuentes de empleo, cuota que cayó mucho desde la previsión de 158 mil posiciones que se supone podrían aportar el equilibrio.

La economía norteamericana marcha no solo de manera lenta, sino con el freno de emergencia atascado. Las alarmas suenan críticas en el paro y en la relación ingresos-salarios, comentó Travis Fryman, analista de la consultoría BlackBay Managing.

Si el desempleo fuera calculado de forma real en Estados Unidos, es decir con la inclusión de las personas que se cansaron de buscar ofertas, las cifras verdaderas serían de 14,5 por ciento en abril y 14,8 en mayo último.

La llamada desocupación de largo alcance también se disparó con el número de individuos desempleados al menos por 27 semanas ascendiendo de 5,1 hasta 5,4 millones y el promedio de tiempo sin trabajo cambiando de 39,1 a 39,7 semanas.

Este sorpresivo reporte estatal podría perjudicar en singular medida -opinan politólogos- la carrera electoral de Obama como presidente incumbente, ya que la economía persiste como el principal asunto en consideración de los votantes.

El Ejecutivo exhortó la semana pasada al Congreso a ratificar un paquete de enmiendas antidesempleo que, según dijo, ayudarían a la industria nacional a recuperarse de la ralentización económica.

Mi mensaje a los legisladores en el Capitolio es simplemente que se pongan a trabajar para que nuestros conciudadanos también tengan trabajos, afirmó el mandatario demócrata en la tradicional alocución semanal por radio e Internet del sábado 2 de junio.

La exhortación del gobernante, quien buscará en noviembre la reelección para otros cuatro años en la Casa Blanca, siguió a informes institucionales de los departamentos de Comercio y Trabajo que significaron malas noticias para su administración y el mercado laboral.

El candidato presidencial republicano Mitt Romney y otras figuras del partido opositor afirman que la macroeconomía estadounidense está retrasada por culpa de las demasiadas cargas fiscales, mucho gasto estatal y las políticas restrictivas de Washington.

Obama y su antagonista político Romney continuaban hasta inicios de junio virtualmente empatados en atracción de votantes camino a los comicios generales de noviembre.

De acuerdo con una encuesta de las agencias CNN y ORC International, un 49 por ciento de los ciudadanos dijo que apoyaría al mandatario en las votaciones de invierno, mientras que 46 por ciento mencionó a Romney.

El mismo sondeo halló que un 45 por ciento de los entrevistados cree que Obama comprende mejor la situación económica, la misma cifra que respalda al exgobernador republicano en este aspecto.

Igualmente el tanteo CNN/ORC evidenció que 31 por ciento de los encuestados considera que con Romney mejorará la industria doméstica, mientras que un 28 por ciento dijo que el desempleo caerá si Obama permanece en el Ejecutivo.

La economía de Estados Unidos se desaceleró en el primer trimestre creciendo apenas a un ritmo anual de 1,9 por ciento. Fue el sexto trimestre consecutivo en el que el gasto del gobierno cayó, debido fundamentalmente a limitaciones presupuestarias.

Autoridades señalaron que el lento crecimiento se debió a un menor gasto público y un discreto expendio de los consumidores, en contraste con un aumento en el déficit comercial doméstico.

La primera economía del mundo perdió 4,3 millones de empleos durante los primeros 13 meses con Obama en la Oficina Oval. Expertos esperaban que en mayo aparecieran al menos 150 mil puestos laborales y la tasa negativa se mantuviera en 8,1 por ciento.

Nuevas revisiones de cálculos anteriores evidenciaron que la economía estadounidense sumó igualmente 49 mil posiciones menos que las esperadas en los meses de marzo y abril. Se entienden como tasas de desempleo aceptables cifras cercanas al 4,0 por ciento.

Muchas compañías privadas cortaron contrataciones hasta adicionar solamente 82 mil plazas a las plantillas, y el desempleo es mayor en los sectores de seguros de salud, trasportes, entidades comerciales y firmas manufactureras, señaló un estudio de BlackBay Managing.

El sector de la construcción sufrió el mayor declive en dos años, este sistema público continúa evaporando empleos y perdió 13 mil el mes anterior, señalaron las fuentes.

Los números han sorprendido a la mayoría de analistas, hay indicios de efecto dominó desde Europa hasta América, y las más perjudicadas son las medianas y pequeñas empresas en Norteamérica, acotó Tim Drew, del buró independiente Federation of Independent Business.

Al mismo tiempo el no tan atendido subempleo aumentó en Estados Unidos hasta la cota de 14,8 por ciento, después de haberse mantenido estable o haber caído desde finales de 2011.

No pocos estudiosos aseguran que supervisar estos datos ofrece un mejor pesquisaje sobre el mercado laboral en el norteño país porque se incluyen a las personas con trabajos a medio-tiempo y aquellos que buscaron empleo en algún momento del último año.

Una primera conclusión es que en el mercado de la Unión americana continúa sin solución la insolvencia derivada de la crisis financiera de 2008, por la cual desaparecieron 8,8 millones de empleos y hasta la fecha solo 3,8 millones fueron reactivados.

Actualmente 12,7 millones de estadounidenses permanecen desempleados, y el 42,8 por ciento de ellos lleva seis meses o más en esa situación.

La pregunta es cómo o por quien votarán estos ciudadanos, al detenerse ante las urnas electorales dentro de seis meses.

Con una fuerza laboral neta de casi 154 millones de personas, la creación de empleos es el motor indirecto de la industria de Estados Unidos.

Familias con dinero se traducen en entes consumidores y este gasto personal representa el 70 por ciento del corazón de la macroeconomía doméstica.

La próxima elección presidencial tendrá lugar el martes 6 de noviembre de 2012. En esta se elegirán los próximos Presidente y Vicepresidente de Estados Unidos. Obama tiene derecho a postularse por única vez.

El mismo día se elegirán 33 senadores y la totalidad de la Cámara de Representantes, 11 gobernadores y varios legisladores estaduales.

Visto 1583 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar