sábado, 22 septiembre 2018, 22:14
Martes, 23 Enero 2018 14:41

El hermano de Violeta

Escrito por  Liz Martínez Vivero/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(0 votos)

Ha muerto Nicanor Parra, el hermano de Violeta. A sus 103 años tuvo todo el tiempo para ser matemático, filósofo y aunque parezca contrapuesto, en todo tiempo poeta.



La mayoría de las páginas culturales del mundo abren portada con el titular, nadie se atreve a formular otra prioridad como no sea la de recordarlo.

Así lo dicen:  “Cuando la poesía hispanoamericana esta estaba dominada por el magisterio abrumador de Pablo Neruda, Nicanor se atrevió a proponer un proyecto que era el exacto reverso del canon nerudiano. El mismo Parra lo formuló muy bien cuando dijo: “Los poetas bajaron del Olimpo”.

Frente a la imagen del vate como ser superior, que se expresa en un tono serio y elevado, Parra instaló la figura del antipoeta, un individuo común y corriente, que habla en el lenguaje de todos los días. Y frente al orden establecido, frente a la solemnidad y a la seriedad, replica con la desacralización, la irreverencia y el humor, a través de la antipoesía.

Y lo más curioso de su muerte no fue ella en sí misma, sino que con muchísima antelación había dejado instrucciones precisas para cuando le llegara el día final. Al aire libre, quería el velatorio al aire libre porque según su criterio bajo el techo no tienen gracia los velorios.

Que no faltaran un par de zapatos de fútbol (ahora que su Chile también domina Sudamérica), unas gafas negras (¿para seguir manejando allá arriba?), una bacinica floreada, un ejemplar de la Santa Biblia y después, libres de acción, rían o lloren… lo que quieran desde el respeto ante la pérdida física que no es hecatombe poética.

Porque lo bueno de los poetas es eso, no se mueren del todo...

Ha muerto esta mañana el hermano de Violeta; se nos ha muerto un pedazo a los amantes de su poesía.

Visto 249 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar