martes, 25 septiembre 2018, 10:42
Lunes, 15 Enero 2018 17:24

IPK: pasado, presente y futuro de hombres y mujeres de ciencia

Escrito por  Iris Armas Padrino / Servicio Especial de la ACN
Valora este artículo
(0 votos)

El Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK), uno de los centros científicos insignias de Cuba desde su apertura, hace ocho décadas, vela día tras día por la salud de la población cubana y la de otros pueblos del planeta.

   De acuerdo con la Doctora en Ciencias María Guadalupe Guzmán, jefa de su Centro de Investigación, Diagnóstico y Referencia, esa institución, de reconocido prestigio internacional, muestra importantes resultados en el control y eliminación de diversas enfermedades.

  La misión del IPK es la investigación, la docencia y los servicios altamente especializados en salud, dirigidos a las enfermedades infecciosas y transmisibles en general, acotó a la Agencia Cubana de Noticias la doctora Guzmán, también presidenta de la Sociedad Cubana de Microbiología y Parasitología.

   El “Pedro Kourí” reúne a los laboratorios nacionales de referencia en todas las enfermedades transmisibles, los de entomología, donde se trabaja con los vectores, un hospital de infecciosos destinado a todos los casos de VIH-sida, y un centro de vigilancia para la hospitalización en caso de producirse una emergencia, todo ello, junto al Ministerio de Salud Pública (Minsap), al cual está subordinado, aseveró.

Señaló entre los más recientes logros el enfrentamiento al Zika, teniendo en cuenta el problema en la región, para lo cual Cuba ha montado una vigilancia clínica, epidemiológica y de laboratorio, con el fin de detectar los casos y dar seguimiento a la embarazada, el grupo principal.

     También en 2014 la institución desempeñó un rol preponderante en el combate contra la epidemia del Ébola en África Occidental, pero, ningún país estaba fuera de peligro y el Estado cubano llevó una misión y un trabajo que desbordó las fronteras de la nación, no solo en la vigilancia, sino también en el enfrentamiento en el lugar.

   El IPK tuvo un trabajo muy destacado en la formación de los galenos y otros colaboradores cubanos, que viajaron en las brigadas médicas, e incluyó la preparación de personal de la región de las Américas que vinieron a la isla, o asesores delpatio que viajaron a los países para preparar los especialistas de otras naciones, manifestó la entrevistada .

   Ese centro, en junio de 2015, contribuyó a que Cuba fuera declarada por la Organización Mundial de la Salud, libre de trasmisión vertical de VIH y sífilis congénita, ya que certificó desde el punto de vista de laboratorio que realmente era una realidad, logro que actualmente se mantiene.

   Con más de 200 investigadores, Doctores en Ciencias, Maestrantes, Másteres y Profesores cuenta el IPK, inaugurado en 1937 en el hospital Calixto García, hasta que en 1979, con su clara visión, el Comandante en Jefe Fidel Castro plantea la necesidad de revitalizar el instituto y en esa fecha le da misiones de llevar las investigaciones al más alto nivel en el menor tiempo posible.

  También otra de las tareas orientadas por el líder de la Revolución cubana fue la de trabajar con el Tercer Mundo la vigilancia, para evitar que enfermedades exóticas entraran a Cuba, o minimizar su riesgo, precisó Guzmán.

  En esa línea, esclareció, ha trabajado además en estas casi cuatro decenios el IPK, con dos centros colaboradores de las Organizaciones Panamericana y Mundial de la Salud; uno para la eliminación de la Tuberculosis y el de Dengue y su vector.

   Entre los retos para 2018 se incluyen mantener las líneas de trabajo y fortalecerlas; “la formación de personal para enfrentar retos que quizás hoy ni pensamos pero que pueden estar ahí a la vuelta de la esquina”, auguró la experta quien ha dedicado casi 40 años a investigar y a preparar recursos humanos para la Antilla Mayor y el mundo.

  Asimismo, trabajamos en investigaciones sobre cómo prevenir, y minimizarlas desde el punto de vista de los métodos diagnósticos, de vac,unas, pero también, la influencia del clima sobre los males transmisibles o temas como el cáncer, uno de los grandes problemas del orbe, señaló.

  Aunque, admitió la Doctora en Ciencias, también hay microorganismos involucrados en algunos cánceres, y esa es una línea que el IPK está abriendo; así como el envejecimiento, entre otras.

   Para lograr que la población realmente apoye, entienda, enfrente un problema y no solamente el control del Aedes aegypti, ante cualquier epidemia o situación tiene que estar informada, educada y actuar en consecuencia, afirmó.

  Como lo vaticinó Fidel el 15 de enero de 1960, ese colectivo fue, es y será de hombres y mujeres de Ciencia, … y de pensamiento.   

Visto 533 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar