miércoles, 24 octubre 2018, 00:42
Viernes, 12 Enero 2018 11:05

El mejor adiós para Tabares

Escrito por  Katia Sánchez Martínez/CubaSí
Valora este artículo
(6 votos)
El mejor adiós para Tabares Foto: Roberto Garaycoa

«Campeón», «caballo», «salvaje», son algunos de los elogios audibles. Y Tabares llora, mostrándonos la nobleza que rodea a aquel negro ahora de traje, que es grande, muy grande; y nuestro, sobre todo nuestro.

Como si de un tirón se pudiese borrar toda una crisis, lo olvido todo. Olvido los reveses, los vasos espirituales que no dieron suerte, los campeonatos perdidos uno detrás de otro. Olvido en aquel instante que Cuba ocupa ahora un quinto puesto en el ranking mundial de béisbol, más por lo que fue hace varios años que por su incierto futuro. Olvido las diatribas y desentendidos, que si el equipo nacional se unifica o no se unifica. Olvido que ya olvidé la última vez que vi a los azules ganar. Olvido, porque el Latino está pletórico, expectante, eufórico. Hoy Industriales despide a su capi. 

Se va él y siento el peso de los años al cerciorarme que siempre, desde que tengo uso de razón, lo he visto jugar. El capi dice adiós entre lágrimas y malas palabras que conmueven. No me basta con el testimonio audiovisual y siento deseos inútiles de ser una más entre el tumulto. La gente no para de aplaudir, las modelos no alcanzan para sostener tantos reconocimientos que le otorgan; «campeón», «caballo», «salvaje», son algunos de los elogios audibles. Y Tabares llora, mostrándonos la nobleza que rodea a aquel negro ahora de traje, que es grande, muy grande; y nuestro, sobre todo nuestro.

alt
Foto: Roberto Garaycoa

Cuando abraza a Rudy y Malleta, el Latino colapsa, cual felino que ruge agradecido.

Se me olvida todo y recuerdo los momentazos del capi. Su equipo decide jugar enorme, crecido animal, fiera desbocada, imparable. Industriales se muestra como el conjunto insignia que es. La Serie Nacional recobra su atractivo esperanzador para los capitalinos, luego de años desastrosos. Víctor Mesa «calienta», la gente vibra. A lo largo de los innings, los Leones, en sublime demostración, compiten limpios, diestros, seguros, con sangre fría. Los refuerzos, orgullosos, también rugen. Es un show para la afición. Es un regalo al capi.

Carlos Alberto Tabares se ha retirado. Y mi equipo hace su mejor actuación de la temporada.

Por esta noche, sé que olvidaré todo lo demás.

Visto 953 veces Modificado por última vez en Martes, 30 Enero 2018 14:39

El estadio se llenó, a más no dar. Afuera, cientos de personas quedaron ante las puertas cerradas por falta de capacidad. Adentro, se mezclaban la tensión, la alegría...

Es el último símbolo de esa generación dorada de los años noventa, aquella que repletaba estadios y hacía soñar a cientos de niños.

Comentarios  

 
#2 Roxana 12-01-2018 16:45
Mucha emosión en esa noche del 11 de enero y así lo demostró su equipo dándolo todo en el terreno.
 
 
#1 jade 12-01-2018 14:06
!!Que crónica mas fuerte.. y linda Katia, que emoción!!
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar