martes, 18 septiembre 2018, 09:14
Jueves, 11 Enero 2018 11:11

Madres de la Plaza de Mayo denuncian beneficios de Macri a amigos de la dictadura

Escrito por  RHC
Valora este artículo
(0 votos)
 Las activistas han manifestado continuarán en la lucha por conseguir justicia a las víctimas de la dictadura, como lo vienen haciendo desde hace 40 años. | Foto: EFE Las activistas han manifestado continuarán en la lucha por conseguir justicia a las víctimas de la dictadura, como lo vienen haciendo desde hace 40 años. | Foto: EFE

Más de la mitad de los condenados por los crímenes de la dictadura durante 1976-1983 cumplen condena desde su casa y han recibido diferentes permisos por parte de justicia de ese país.


Activistas y fundadoras de la Línea Fundadora Madres Plaza de Mayo, Nora Cortiñas y Taty Almeida, manifestaron su indignación y tristeza ante la impunidad y las flexibilidades otorgadas durante el gobierno de Mauricio Macri a los más de mil represores condenados por los crímenes cometidos durante la última dictadura argentina, lo que catalogan una "falta de respeto" hacia los miles desaparecidos y sus familiares.


Asimismo, afirmaron que seguirán en pie de lucha defendiendo su causa, como hace 40 años, pese a estas acciones injustas concedidas por la justicia argentina, reporta Telesur.


"A pesar de los bastones, de las sillas de ruedas, las locas siguen de pie", afirmó Almeida, de 87 años.

Cortiñas, de la misma edad, aseguró que el causante de esta injusticia es el presidente Mauricio Macri, quien ha beneficiado a "sus amigos de la dictadura".


De los más de mil enjuiciados por los crímenes de lesa humanidad, casi la mitad cumplen arresto domiciliario por decreto de jueces argentinos en diciembre de 2017.

Miguel Etchecolatz, condenado por ser uno de los peores torturadores de los secuestrados durante 1976-1983, recibió prisión domiciliaria, al igual que el médico Norberto Bianco tras haber cumplido tan solo 11 años de prisión por crímenes de lesa humanidad.


Bianco, encarcelado por hurtar los bebés de las madres que eran asesinadas, recibió un permiso vacacional para viajar a playas argentinas.


Almeida expresó que estas medidas no son arrestos domiciliario sino "libertad domiciliaria".


Cortiñas y Almeida destacaron que la lucha que lleva más de 40 años avanza con lentitud, pero ha alcanzado algunos logros como los de 2005 al lograr que iniciaran los juicios contra los criminales represores. Aunque admiten que creían que la justicia le cumpliría a sus hijos y el resto de las víctimas y familiares.


"Con los juicios pensamos que nunca más íbamos a tener que salir a la calle", concluyó  Almeida

Visto 370 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar