jueves, 20 septiembre 2018, 04:23
Miércoles, 10 Enero 2018 12:05

"El objetivo de McClaren fue expulsar a Rusia de los JJ.OO. y conseguir el poder en el deporte"

Escrito por  Rusia Today
Valora este artículo
(0 votos)

El exdirector de asuntos jurídicos del COI, Howard Stupp, cree que a Richard McLaren se le había dado la orden política clara de expulsar al equipo ruso de los Juegos y desacreditar al Comité.

Howard Stupp, exdirector de asuntos jurídicos del Comité Olímpico Internacional (COI), considera que el informe de Richard McClaren, jefe de la comisión independiente de la Agencia Mundial Antidopaje (WADA), tenía por objetivo la eliminación del equipo nacional ruso de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro y de Pyeongchang, la desacreditación del COI y de todo movimiento olímpico, así como la lucha por el poder y el dinero en los deportes mundiales, según se deprende de una investigación publicada por el grupo de 'hackers' Fancy Bears.


"Deberían haberlo pensado más detenidamente antes de hacerlo público"


"Parece que la primera parte del informe McClaren iba destinada a propiciar la expulsión completa del equipo ruso de los Juegos de Río de Janeiro, y la segunda parte... ¿a la suspensión del equipo ruso de los Juegos de Pyeongchang? Pero, en cualquier caso, no para tratar a los atletas de forma individual", escribe Stupp en un correo dirigido al director general del COI, Christophe De Kepper, director de comunicaciones del COI, Mark Adams, y director del departamento médico del COI, Richard Budgett. "Tal vez Richard McLaren y la WADA deberían haberlo pensado más detenidamente antes de hacerlo público", agrega la carta, revelada por los 'hackers'.


En particular, Stupp sugiere que Richard McLaren y la WADA deberían haber "discutido este tema en detalle" con el COI antes de "adentrarse en la vía de usar [la primera parte de] el informe de McLaren para eliminar al equipo ruso de los Juegos en Río", en lugar de optar por el camino que proponía el COI y que consistía en resolver el caso de cada atleta individualmente. "Esto pone al COI, a las federaciones internacionales y al movimiento olímpico en su conjunto en una situación muy difícil", advierte la carta.


"La lucha por el poder y el dinero"


Tras analizar la correspondencia y otros documentos obtenidos, Fancy Bears afirma que "los europeos y los anglosajones luchan por el poder y el dinero en el mundo del deporte", y que la WADA, con sede en Montreal, Canadá, con el apoyo del Comité Olímpico de EE.UU., "declaró una cruzada contra el COI con el pretexto de defender el deporte limpio" y con el objetivo de "eliminar a los europeos del liderazgo en el movimiento olímpico".


Por ejemplo, en uno de los correos, el CEO del Comité Olímpico de EE.UU., Scott Blackmun, pide la retirada de la WADA de la jurisdicción del COI, de tal forma que la Agencia esté facultada para investigar y castigar a los atletas culpables y "tenga la autoridad exclusiva para decidir quién tiene la razón o quién la culpa".


En la primera parte del informe de McLaren, que se dio a conocer en julio de 2016, se afirmaba que el Ministerio ruso del Deporte y el Centro de Preparación Deportiva de los Equipos Nacionales de Rusia participaron en un intercambio de muestras de pruebas en un laboratorio de Moscú acreditado por la WADA.

   

La segunda parte del informe se publicó en diciembre de 2016, y en ella se indicaba que más de 1.000 atletas rusos de 30 disciplinas deportivas que participaron en competiciones de verano, invierno y paraolímpicas se habían beneficiado de la supuesta trama para ocultar muestras positivas de dopaje.

 

Visto 336 veces

Medios

Comentarios  

 
#3 pABg0nZ 11-01-2018 09:59
En todo lo que sucede hay intenciones políticas, el deporte no está exento de ese problema. Ahora bien por un lado comprendo que los dirigentes deportivos rusos como cualquier otra persona cuando la sorprenden haciendo algo incorrecto adopta lógicamente la posición contraria, por otro lado no comprendo que si tenían un sistema deportivo organizado con o sin dopaje, se supone que tendrán personas capacitadas para dirigir y de tomar la mejor decisión no desde el punto de vista personal, sino por el bien del movimiento deportivo del país. y lo que no entiendo son esos intentos rusos de picar en panales de avispas a ver si sale alguna y se va en la dirección contraria, por ello esos informes secretos que por piratería virtual han salido a la luz, de que Venus o Serena Williams consumen medicamentos permitidos, etc. De un organismo deportivo bien organizado, espero que dejen esos dime que te dié que no conducen a nada, porque de ningún país, excepto de Cuba, he leído la frase, los pobres rusos que los sancionan injustamente. Eso significa que nadie les cree los cuentos de injusticias. Entonces de un dirigente inteligente y capacitado esperaría la reflexión de qué cosas se hicieron mal para decidir cómo actuar en el futuro.
Si se piensa que los demás países dopan a sus atletas o los atletas individualmente lo hacen, pues que entonces adopten esos métodos y dejen de echarle la culpa a los laboratorios antidoping de que haya sustancias en las pruebas de los atletas.
 
 
#2 Joel 11-01-2018 09:54
Sería un error monumental separar a la WADA del COI, ya sabemos lo que pasaría y en lo que se convertiría si cae en manos de los norteamericanos . Igualmente creo que se fue sumamente injusto con muchos atletas rusos que estaban libres de dopaje y lo podían demostrar, resalta el caso de Isinbayeva; sin duda alguna fue una decisión política y no deportiva
 
 
#1 Soy Qva 10-01-2018 13:26
A los orientales en todas partes del mundo le tienen TIRRIA. porq sera ?¿-

No obstante es verdad q los rusos en los ultimos tiempos se les fue la mano con el dopaje en una tonga de deportes, pero siempre hay deportistas honestos y esos deben estar en la competencias importantes, porq sino nunca se sabra si son mejores o no q los q ganan las mismas, q los q no van, para eso esta la WADA, LA Comision Mundial Anti Dopaje del COI, sres y sras hagan bien su trabajo y q vayan los q este limpios.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar