miércoles, 15 agosto 2018, 06:41
Sábado, 13 Enero 2018 08:33

Paquistán: Sin temor a Estados Unidos

Escrito por  Arnaldo Musa/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(0 votos)

China y Rusia reiteraron su apoyo a Paquistán ante las amenazas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de que tropas y aviación estadounidenses actuarían contra el ejército de Islamabad.

China y Rusia reiteraron su apoyo a Paquistán ante las amenazas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de que tropas y aviación estadounidenses actuarían contra el ejército de Islamabad por lo que considera continuado apoyo a la resistencia afgana, y el ejército paquistaní prometió responder cualquier acción del que fuera su aliado.

Trump, quien acaba de afirmar que los ocupantes norteamericanos estarán otros 50 años más en Afganistán si fuera necesario, dijo que la ayuda antiterrorista paquistaní es ineficiente, porque avisa anticipadamente a talibanes y otros grupos opositores de los ataques contra ellos, al tiempo que brinda refugio a un número considerable de integrantes de la resistencia.

Las amenazas de Trump se hicieron acompañar con el congelamiento de más de 255 millones de dólares en ayuda de seguridad, y el corte de la  ayuda alimentaria a damnificados por fuertes desastres naturales.

Los comentarios de Trump “niegan décadas de sacrificios hechos por la nación paquistaní” en la lucha contra el terrorismo, expresó un comunicado oficial de Islamabad, que citó “la pérdida de decenas de miles de vidas de civiles y de fuerzas de seguridad”.

Esto no puede “banalizarse con tan poca compasión hablando solo de valor monetario”, fustigó el comunicado, el cual subrayó que Paquistán “luchó la guerra contra el terrorismo en primer lugar con sus propios fondos y con un coste muy elevado para su economía”.

Posteriormente, el canciller Jaswaja Asif aseveró que las declaraciones de Trump sobre el recorte de la ayuda financiera a Paquistán no significan nada, porque Islamabad ya rechazó ampliar la cooperación con el país norteamericano, mientras el ministro del Interior, Chaudhry Nisar Ali, acusó a EE.UU. de volar el Derecho Internacional por un reciente ataque en el que murió un líder talibán.

A su vez, el portavoz de la Oficina de Comunicación del Ejército de Paquistán, mayor general Asif Qafur, afirmó que su país dará una respuesta a cualquier acción de Estados Unidos en su contra.

Qafur manifestó que Islamabad busca continuar su cooperación con Washington, pero recordó que “los aliados no deben luchar” y aseguró que el gobierno paquistaní y su Ejército “no pondrán en peligro sus intereses nacionales ni el prestigio” del país.

Este deterioro de las relaciones yanki-paquistaníes desde que Trump llegó a la Casa Blanca, se ha hecho más significativo por el permiso del gobierno de Islamabad a China para  que construyera una base naval en Paquistán, posiblemente en Gwadar, con el fin de ofrecer servicios de logística y mantenimiento a los buques de la Armada del Ejército Popular de Liberación del gigante asiático.

El puerto de Gwadar está ubicado en un punto estratégico de Paquistán; en el suroeste del país asiático y a menos de 50 millas al este de la frontera entre Paquistán e Irán. La instalación será muy similar a la que ya está funcionando en Yibuti, donde China construyó su primera base militar en el extranjero. Empero, observadores militares chinos rechazaron que su país fuera a militarizar el territorio paquistaní.

Pero lo más importante en esta cuestión es que ante la postura del inquilino de la Casa Blanca, Paquistán, subrayo, recibió el respaldo de Rusia y China, dos de las grandes potencias mundiales, e incluso los paquistaníes empezaron el proceso de reemplazar el dólar por el yuan en los intercambios comerciales bilaterales.

Visto 609 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar