viernes, 16 noviembre 2018, 10:38
Martes, 09 Enero 2018 09:00

Play off escena III: Bates azules prendidos y poder de Alaín Sánchez

Escrito por  Harold Iglesias Manresa/Cubasí
Valora este artículo
(1 Voto)
El diestro Alaín Sánchez se ha comportado intratable desde el box El diestro Alaín Sánchez se ha comportado intratable desde el box Rafael Martínez Arias/La Demajagua

Granma tomó ventaja 2-1 e Industriales igualó a Las Tunas en las semifinales de la 57 Serie Nacional de Béisbol. Alaín Sánchez, y ofensiva oportuna con bullpen más acertado, las claves en cada caso.


El béisbol es mucho más rico que los pronósticos. A estas alturas de las semifinales, ni Matanzas ni Las Tunas exhiben, por lo sucedido sobre el terreno, esos carteles de favoritos. De hecho, los yumurinos pierden 1-2 ante los actuales campeones de Granma en predios del Mártires de Barbados, en tanto los tuneros viajan a una caldera de nombre Latinoamericano en la que disputarán tres batallas con la serie igualada a una sonrisa por bando.

Lo cierto es que el éxito de Granma tiene un nombre: el pitcher refuerzo villaclareño Alaín Sánchez; mientras en la otra serie, con choques de carreraje, el bullpen ha sido determinante, al punto de que ninguno de los cuatro abridores utilizados ha tenido decisión.

Experiencia, maderos on fire y…

Sacar a relucir esa experiencia y sangre fría en momentos cruciales de partido. No desesperarse estando debajo en el marcador y aprovechar las ventajas o habilidades de que se dispone a tono con cada situación. Eso justamente fue lo que hizo Industriales para igualar la serie frente a Las Tunas en el Julio Antonio Mella.

Si nos fijamos, de las 12 carreras fletadas por la nave azul, 11 recayeron sobre hombres claves y con responsabilidad en la alineación, a razón de cinco para Alexander Malleta (despachó su cuadrangular 23 y llegó hasta 92 remolques en instancias decisivas para ocupar la quinta y tercera posición, respectivamente en esos departamentos). En el caso de las empujadas le anteceden Ariel Borrero (113) y Rolando Meriño (104).

De vuelta a los remolcadores capitalinos Juan Carlos Torriente (3), Yordanis Samón (2) de emergente y el refuerzo Orlando Acebey (1) se repartieron las restantes, dejando otra para Edwin Yasser Caballero.

No importó que los comandados por Víctor Mesa dejaran ocho hombres en las almohadillas, la misma cantidad que sus oponentes, tampoco el hecho de que el camagüeyano Yariel Rodríguez prácticamente los maniatara durante seis actos en rol de relevo, permitiendo una sola limpia, la del empate momentáneo a cinco, por cierto. Esta vez los citadinos contuvieron toda su ira felina, y en el séptimo les devolvieron la estocada de la noche precedente a los anfitriones, con tiro de gracia de nombre Grand Slam y Alex Malleta en el octavo. Con la pizarra 12-5 ya la suerte estaba echada.

Desde el box, el pinareño Erly Casanova no se hizo justicia. El diestro soportó las cinco de los leñadores en 3.2 inning. En lo adelante, calco de la velada precedente, el bullpen tendría que hacerse cargo de la situación. El joven Elder Nodal  cointuvo la amenaza tunera en un momento crucial, y luego Vladimir, como camaleón experimentado de mil batallas, tiró otros dos y dos tercios en los que mantuvo a raya a las huestes de Pablo Civil, sin permitirles indiscutibles y espaciando dos boletos.

Del otro lado a Civil no le funcionaron sus piezas. Ni el zurdo Yudiel Rodríguez se presentó bien, como tampoco el igualmente siniestro y refuerzo holguinero Luis Ángel Gómez. El jovencito agramontino Josimar Cousín mereció mejor suerte, pero el control de sus comandos no lo acompañó, y Yosbel Alarcón, pese a exhibir una hoja de servicios con 14 rescates, soportó el vuelacercas con las almohadillas cuajadas de Malleta.

Una pincelada, el Whip de Alarcón es de 1.56 y por lo general no corre muy buena suerte en las entradas en las que releva.

De cualquier manera, con la serie abrazada a una victoria, se le pone el play off cuesta arriba a los dirigidos por Pablo Civil, pues el Latino es un escenario en extremo tensionante. Veremos que puede hacer el diestro pativerde Vladimir Baños, quien se pinta como abridor del tercer acto.

Alaín, “mano de piedra Sánchez”

No se trata de boxeo, ni del panameño Roberto “mano de piedra Durán”. Bien pudiéramos pensar en Lázaro de la Torre, Adrián Hernández, Freddy Asiel Álvarez, Norge Luis Vera, Alberto Bicet, Giorgi Días u otros tantos lanzadores de nuestros clásicos que se han echado su armada al hombro en postemporada.

Ese justamente viene siendo el rendimiento del derecho villaclareño devenido granmense en calidad de refuerzo Alaín Sánchez.

Dueño de las dos sonrisas de los alazanes, Alaín solo le ha permitido a los yumurinos ocho inatrapables y par de limpias en 10.1 episodios. Y no es solo eso. Relevó de forma impecable el pasado viernes cinco, cuando los yumurinos habían igualado de manera inverosímil la pizarra a 11 carreras con los suyos.

La noche de este lunes su brazo parecía haberse esculpido en la fragua de Vulcano, pues en siete completas permitió seis jits, dos anotaciones, ponchó a cuatro y no regaló transferencias, para con ventaja de siete que le dieron los suyos en los dos primeros innings, transitar sin contratiempos y apuntalar el segundo triunfo de los comandados por Carlos Martí, que tuvieron en Yosver Zulueta un cerrojo de calidad, con tres de los siete bateadores enfrentados retirados por la vía de los strikes.

Contrario a lo sucedido durante toda la segunda etapa, (ganó siete y solo perdió uno para la causa yumurina) el avileño refuerzo Dachel Duquesne no pasó del primer capítulo. Solo sacó un out y permitió un a la postre determinante racimo de cinco en el que se combinaron cuatro indiscutibles, de ellos cohetes cruciales de Guillermo Avilés (desbordado y asumiendo su rol de tercer madero), y Carlos Benítez.

Sigue sin producir, por suerte hasta ahora no ha sido en extremo preocupante, el slugger Alfreo Despaigne, quien al parecer acusa desgaste excesivo tras una temporada en extremo larga y productiva en el béisbol japonés.

Con un deafío que transcurrió por cauces mucho más tranquilos, el derecho Roy Hernández por la novena de Víctor Figueroa, y el también diestro Lázaro Blanco en un intento de redención, parecen ser las cartas de apertura para el cuarto duelo en el Mártires de Barbados. De imponerse los alazanes, pondrían la serie en punto de mate y darían un sólido paso en sus aspiraciones de revalidar la corona. Pero eso, se sabrá a partir de las 8:00 p.m. de la noche de este martes.

Con el panorama como se presenta, cualquier vaticinio es mucho más complicado de hacerse. No me aventuro, dejemos que el terreno diga la última palabra. Lo cierto es que azules y granmenses se les han plantado y de qué manera a los matanceros y tuneros, mejores elencos de la segunda fase.

Visto 935 veces

Comentarios  

 
#1 EL POETA YUMURINO 09-01-2018 15:26
¡! MATANZAS,…. AUN PODEMOS VENCER ¡!
-1-
Transcurridas tres jornadas
Yera, mostró compostura
como primera figura
de la mano equivocada
su velocidad endemoniada
y diez ponches propinados
dejó a “Alazanes” varados
con Despaigne, ese inmortal
a quien llegó a estrucar
dejándolo maniatado.
-2-
En el segundo partido
del “Victoria de Girón”
aún con el estirón
el “Saurio” cayó herido
con un bullpen afligido
y más escasa experiencia
en Bayamo la excelencia
de Sánchez,.. el abridor
puso el duelo a favor
de Granma en la competencia.
-3-
El pitcheo no es la esencia
del fracaso matancero
sino el frio madero
que no tiene consistencia
un equipo de esa potencia
tiene que convencer
Torres, al parecer
devolverá la alegría
pues con tal artillería
¡! Aún podemos vencer ¡!.
---000---
EL POETA YUMURINO
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar