lunes, 24 septiembre 2018, 01:18
Viernes, 29 Diciembre 2017 19:00

Luces del horizonte teatral cubano en 2017

Escrito por  PL
Valora este artículo
(0 votos)

El teatro cubano mostró este 2017 gran variedad de espectáculos y en su escena brilló lo más representativo de este arte a nivel internacional.


Tal fue el caso del festival anual de la manifestación teatral que se celebra en esta capital; la concesión de los galardones Villanueva y la entrega del Premio Nacional de Teatro, entre otros importantes acontecimientos.

Ya en las postrimerías del año, se anunció la próxima celebración del Día del Teatro Cubano, el 22 de enero, fecha que se elige para rendir homenaje a las víctimas de la masacre del Villanueva, en La Habana.

Conocido en la historia como Los sucesos de Villanueva, lo ocurrido en 1869 en ese teatro capitalino motivó la represalia del régimen colonial español, por lo que al siguiente día, el panorama escénico cubano mostró de manera definitiva que su lugar estaba al lado de las causas justas.

En un pequeño periódico de la época bajo el título de La Patria Libre apareció entonces publicada la obra Abdala, de José Martí, poema dramático con un texto de amor juvenil a la patria; además de una abierta confesión de fe y de compromiso hacia la ya pujante nación.

Hoy, en otras circunstancias y con un movimiento teatral de sólido reconocimiento en el escenario internacional, los cubanos repasan aquel hecho relacionado con los dramaturgos y lo hacen con una gala denominada Jornadas Villanueva.

En la velada, se entregan los premios homónimos en varias categorías, entre ellos, el de la Crítica Teatral; y el de Mejor Teatro para niños y adultos. Concedido cada año desde finales de la década de 1980, el lauro sirve como registro de lo mejor que el espectador cubano aprecia en la escena teatral.

Luego de mucho tiempo sin entregar uno de estos galardones dentro de la categoría de Especial, en este 2017 se reconoció la valía del gran espectáculo Carmina Burana, una superproducción de Danza Contemporánea de Cuba (DCC) que mereció el Premio Especial Villanueva de la Crítica.

Carmina Burana de DCC se presentó por primera vez y en su forma completa en Cuba en diciembre; sin embargo, existe desde 2008 y tras su estreno mundial en México, conquistó un año después el mayor galardón de las artes escénicas en ese país: el Premio Luna.

Para el estreno en esta nación caribeña de una puesta de gran magnitud se convocó a la Orquesta Sinfónica Nacional de Cuba y a los coros Nacional e Infantil, bajo la dirección de Enrique Pérez Mesa y Digna Guerra, respectivamente.

Otros fueron los acontecimientos que se suscitaron para beneplácito de dramaturgos y público, y uno de trascendental importancia resultó la entrega del Premio Nacional de Teatro que este 2017 se le otorgó a la actriz y dramaturga Fátima Patterson.

Concedido por el Centro Nacional de Artes Escénicas, la teatrista cubana posee en su quehacer artístico casi 40 años de representación en las tablas, y una intensa trayectoria que incluye puestas, como Repique por Mafifa o La última campanera.

Patterson es directora y fundadora de Macubá, uno de los más relevantes grupos de teatro del país.

Sobresaliente fue también la IX edición del Festival Nacional de Teatro Joven, que se realizó en marzo en Holguín, ciudad ubicada en la región nororiental de Cuba.

La cita, auspiciada por la Asociación Hermanos Saíz -que aglutina a los jóvenes creadores cubanos-, se dedicó este año a la actuación, y en ella se reunieron los principales exponentes de teatro joven en el país.

Del encuentro destacó la puesta de Los dos ruiseñores, del reconocido Grupo Teatro Escambray de Villa Clara, compañía que está próxima a cumplir 50 años de fundada.

Con Mayo Teatral en Cuba durante el quinto mes del año enardecen, por otra parte, las ilusiones del teatro latinoamericano y caribeño por reavivar los sueños de nuestra América.

El programa del certamen integra y reconoce este arte escénico a nivel continental, el que, con innegable histrionismo, muestra una alta calidad artística y un compromiso social.

Mayo Teatral reúne en sus encuentros a consagrados maestros y teóricos de la región quienes comparten con agrupaciones jóvenes talleres de formación y superación.

Con puro acento teatral la ciudad de La Habana se vistió de gala en octubre para nuevamente reunir a lo mejor de la escena nacional producido para niños y adultos.

Se trata del Festival Nacional de Teatro que se inauguró en el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso. Del 20 al 29 de octubre de 2017, varias salas habaneras descorrieron sus cortinas para volver a respirar el aire de las tablas; esta edición 17 aglutinó una amplia representación de la dramaturgia y la coreografía a nivel internacional.

Varias fueron las sedes que irradiaron durante su desarrollo y prestigiaron esa expresión artística en la capital cubana, como el teatro Mella; la sala Adolfo Llauradó; el Centro Cultural Bertolt Brecht; el Teatro Nacional de Cuba; así como las sedes de Argos Teatro y el Hubert de Blanck.

Todas ellas, incluso, otras no mencionadas en este espacio, pero que también realzan la escena de este archipiélago, agruparon a lo más selecto de la dramaturgia aquí.

Un acontecimiento que entristeció a la escena cubana fue el deceso del actor Rolando Núñez, el pasado 23 de noviembre.

Núñez destacó por sus trabajos en el teatro, el cine y la televisión de este país, donde participó activamente durante muchos años en la vida cultural.

Los sucesos acaecidos en el teatro cubano en 2017 no fueron pocos, y los más importantes descollaron como un digno reconocimiento a la escena nacional y a sus protagonistas.

Visto 539 veces

Comentarios  

 
#1 Rubén Darío Salazar 31-12-2017 12:56
no entiendo, en 2017 no hubo Mayo Teatral sino en 2016 y el proximo en 2018. El Festival inaugurado en el Gran Teatro Alicia Alonso no es el Festival Nacional de Teatro, que ce celebra en Camaguey, sino el Festival de Teatro de La Habana que es internacional ¿?
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar