lunes, 19 noviembre 2018, 15:32
Miércoles, 27 Diciembre 2017 16:33

Semifinales de la pelota cubana: ¿Refuerzos en su salsa?

Escrito por  Harold Iglesias Manresa/Cubasí
Valora este artículo
(4 votos)
Matanzas-Granma protagonizarán una reedición de su batalla precedente Matanzas-Granma protagonizarán una reedición de su batalla precedente


Todas las miradas beisboleras tienen cuatro nombres en nuestro país: Matanzas, Las Tunas, Industriales y Granma. Sucede que ya es inminente la irrupción de las semifinales y este jueves los cuatro timoneles de los elencos involucrados seleccionarán tres refuerzos para intentar redondear aún más sus novenas.


Los cruces, como ya es sabido serán a razón de Matanzas-Granma, y Las Tunas-Industriales, como corresponde al tradicional pareo de primer lugar contra cuarto, y segundo vs. tercero.

Ahora intentaremos analizar, partiendo de los enfrentamientos particulares, y el comportamiento de los diferentes indicadores de juego, las urgencias, o más bien carencias de cada uno de los cuatro semifinalistas.

Matanzas: Sostuvieron Los yumurinos un paso arrollador, al punto de ganar todas sus subseries ante los restantes cinco equipos involucrados en la segunda fase y establecer una marca de 33-12 en esta instancia donde la calidad se concentra y materializar triunfos se complejiza.

Cara a cara a los Alazanes actuales monarcas su global fue de 7-5, pero en la segunda vuelta los yumurinos se impusieron en seis de nueve actos. Ese justamente fue su pareo menos abultado.

Madero en mano los de la Atenas de Cuba empataron con Las Tunas como elencos que más carreras anotaron (278), amén de que igualmente los yumurinos fueron los que más hombres dejaron en las almohadillas (378). Su average colectivo fue de 292-2do, y el OPS de 807. Comandaron igualmente abrazados pero con Granma, como novenas más jonroneras (35), en tanto lideraron sus hombres el indicador de más veces impulsado el empate o la ventaja (56).

Cabe destacar además que tanto Yorbis Borroto (promedio de 321, 27 impulsadas, y OPS de 879), como Osvaldo Vázquez (275-39-960 y nueve jonrones) se integraron de maravillas a la dinámica del elenco, tanto en lo netamente deportivo como fuera del terreno.

Otro tanto ha sucedido desde la lomita con Dachel Duquesne, Liomil González, Javier Mirabal y Dariel Góngora, quienes se han conjugado para participar en 20 de las sonrisas yumurinas a razón de 14 triunfos y seis rescates, además de acumular 116 y dos tercios innings de actuación. Siete de esos triunfos a la cuenta de Duquesne, bujía del staff con siete desenlaces airosos. A ellos se suman Yoanni Yera, Roy Hernández, Jonder Martínez, Irandy Castro y Ramón Licor, lo que da la medida de un cuerpo de pitcheo profundo. Su Whip promedio de 1.37 es un argumento más que suficiente.
A juzgar por números y rendimiento evidenciado, Matanzas es la armada más temible, a la vez que el conjunto más estable de la pelota cubana en el último lustro, al punto de que, suceda lo que suceda estarán materializando su séptimo podio en línea, algo insospechado e imposible para cualquier otra novena bajo la estructura de 16 elencos.

Solo que no ha podido llevarse el gato al agua en una final aún. Como dicen muchos, los play off son harina de otro costal. Desde mi perspectiva los cuatro conjuntos involucrados deberán priorizar echarle mano a lanzadores y los matanceros no deben ser la excepción. Me inclinaría por un posible abridor como Vladimir García, especialmente para redondear el ambiente de avileños integrados que se respira más que por sus números, y un posible cerrador (Lahera, José Ángel o Moinello si no se acoge al descanso). El tercer pedido, puede variar entre un serpentinero y un bateador de acero, sin nervios, como Cepeda, Michel Enríquez, Yunier Mendoza…

Las Tunas: Sonaron los maderos como ningún otro plantel. Baste decir que compilaron astronómicos 331, con OPS de 834 y 198 corredores remolcados en posición anotadora, además de 52 veces traído para el home plate el empate o la ventaja. Si bien su artillería de largo alcance solo disparó 21 vuelacercas, alrededor del segundo cojín lograron una yunta de lujo con Alexander Ayala y Yunior Paumier, combinados para 58 fletadas y por encima de 330 ambos con compañeros en circulación. De hecho remolcaron empate y ventaja en 11 ocasiones.

Desde el box Yoalkis Cruz y Yudiel Rodríguez se han convertido en un binomio temible. A ellos, dueños de 11 sonrisas, se suma Diego Granado (cinco ganados y seis rescates), convertido en su paño de lágrimas. El refuerzo Luis Ángel Gómez ha redondeado la rotación abridora y el camagüeyano Yariel Rodríguez también se ha desempeñado bien.

 Las necesidades de la tropa de Pablo Civil pasan a mi juicio por otro relevista intermedio y un cerrador, amén de que sus lanzadores trabajaron colectivamente para un Whip medio de 1.37. Así, le restarían responsabilidad a Granado, y a Yosbel Alarcón, sus cartas respectivas en esos roles.

Industriales: La novena de la capital ha sido objeto de análisis múltiples. Su talón de Aquiles ha sido sin dudas el pitcheo, aunque su ofensiva no ha estado ni por asomo parecida al segmento inicial. Quizás la falta de preparación les pasó factura.

El calvario de los lanzadores los llevó a ser el peor staff de la segunda fase (5.55 de PCL por cada nueve episodios). Además sus pitchers propinaron 198 bases por bolas para comandar ese indicador negativo. Los abridores no caminaron lo necesario y sus 6.36 de limpias así lo constatan.

Mi prisma me dice que Víctor Mesa debe echar mano de un lanzador de cada función, o dos que puedan trabajarle como iniciadores e intermedistas y un cerrador. Miguel Lahera y Misael Villa pintan de maravillas, pues ambos artemiseños demostraron su valía. En el caso de Lahera sería bueno constatar si está recuperado de su lesión. Erlys Casanova pudiera ser otra variante, así como el agramontino Josimar Cousín.

Madero en ristre los artilleros citadinos deben elevar su efectividad con corredores en circulación, no solo por el hecho de haber dejado en las almohadillas a 329 hombres, sino por el hecho de haber conectado en demasía para doble play.

Insisto en que lanzadores es la fórmula posible industrialista, toda vez que analizando posición por posición su batería posee experiencia, calidad y profundidad.

Granma: Los alazanes pretenden ir a por la reedición del título. Su batería es temible, ahora con la incorporación del slugger Alfredo Despaigne mucho más. Lázaro Blanco y el refuerzo santiaguero Ulfrido García descollaron, al ganar nueve desafíos entre los dos. Los incorporados Alaín Sánchez y Yosver Zulueta igualmente contribuyeron con seis éxitos y dos salvamentos.

A la ofensiva necesitan mejorar la capacidad remolcadora con hombres en base, especialmente a la hora de fletar empate o ventaja, cuestión que lograron únicamente en 40 ocasiones. La tropa de Carlos Martí necesita un cerrador, y un abridor y un relevista intermedio, o una variante parecida a la de las necesidades de Industriales.

Pudieran pensar también en un torpedero más ofensivo, amén de que Yulián Milán tiene excelentes manos como paracorto.

Cerramos con sus principales números: El staff granmense trabajó para 3.97, con bastante similitud entre iniciadores y relevistas. Sus 151 bases por bolas propinadas los ubicaron terceros en ese renglón, y fueron los segundos que menos jonrones permitieron con 20.

Por ahí andan los truenos. Cuatro equipos luchando por el cetro de la pelota cubana a partir de enero. Mañana se elegirán los tres elementos que en definitiva se constatará al término de la 57 Serie si resultaron todo lo esenciales que presumían en sus mentes Víctor Figueroa, Pablo Civil, Víctor Mesa, y Carlos Martí. Como siempre, y más aún en instancias de postemporada, el terreno dictará la última palabra.

Visto 596 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar