jueves, 20 septiembre 2018, 17:58
Viernes, 22 Diciembre 2017 08:07

Parlamentarias catalanas: Independentistas desmienten encuestas y son mayoría

Escrito por  Arnaldo Musa/Cubasi
Valora este artículo
(2 votos)
Una mesa electoral en Barcelona, el 21 de diciembre de 2017, día de los comicios autonómicos en Cataluña© AFP Javier Soriano Una mesa electoral en Barcelona, el 21 de diciembre de 2017, día de los comicios autonómicos en Cataluña© AFP Javier Soriano

Muchos se preguntarán qué pasará ahora en la que los catalanes volvieron a votar mayoritariamente por la independencia.



Pese a consultas elaboradas técnicamente y con esquemas que se decían científicas y virtualmente exactas, los independentistas volvieron a demostrar que son mayoría en Cataluña, al lograr sus tres partidos 70 de los 135 escaños del Parlamento, dos por encima de la mayoría, en las elecciones convocadas para ayer a instancias del gobierno central.

Según los resultados oficiales provisionales, el 82% de los electores concurrieron a votar, y más de dos millones lo hicieron por los tres partidos que defienden la independencia: Junts per Cataluya, encabezado por el expresidente Carles Puigdemont; Esquerra Republicana (ERC), del ex vicepresidente Oriol Junqueras, y los antisistema de la CUP.

Las fuerzas de derecha, autodenominadas liberales y constitucionalistas, estuvieron representadas por la agrupación Ciudadanos, que fue la más votada, la cual obtuvo 37 curules, casi la mitad de los independentistas.

El presidente Mariano Rajoy  había esgrimiendo cláusulas constitucionales para disolver el Parlamento y anular elecciones anteriores que subrayaban la independencia catalana, además de aplicar el Artículo 155, que prohíbe la separación de cualquier región.

En esa ocasión fueron aplicadas innecesarias medidas de fuerza para impedir la votación, además de que fueron hechos prisioneros varios dirigentes catalanes, algunos de los cuales marcharon al exilio, como el anterior presidente Carlés Puidgemont, quien se encuentra en Bruselas, la capital belga.

Ahora todo ocurrió en calma y no se reportaron incidentes en los más de 900 municipios catalanes.

Y muchos se preguntarán qué pasará ahora en la que los catalanes volvieron a votar mayoritariamente por la independencia.

Lo cierto es que las cláusulas constitucionales lo impiden, con el fin de proteger el establishment, y a ello se sumará probablemente lo que se dejó “filtrar” para tratar de influir en los resultados comicios: la policía nacional abrirá causas contra por lo menos 18 candidatos parlamentarios independentistas, bajo la acusación de desacato, fraude y otras cuestiones que se han hecho “populares”, cuando se quiere sacar de juego a las figuras políticas consideradas molestas por el juego del poder.

Se empleó mucha propaganda para meter miedo sobre una posible separación de la Unión Europea, como Gran Bretaña decidió hace poco, con el fin de desalentar a los escisionistas catalanes, con la vista puesta sobre otras 17 autonomías que pudieran pensar lo mismo.

Toda esta disidencia pudiera explicarse cuando observamos que es difícil encaminar para bien al proceso político español, si no se cuenta con el apoyo de las masas realmente oprimidas, que están en huelga, en perenne protesta, que sufren desde hace  años un desempleo superior al 20%, un millón de familias no tienen a nadie que trabaje y el 30% viven en el umbral de la pobreza.

Ese es el resultado de continuadas políticas de austeridad de un Mariano Rajoy y un Partido Popular que sigue jugando con el poder, el cual se explica por 40 años del franquismo y otros 30 de presuntos gobiernos derechistas que se tildaban de democráticos.

Asimismo, en el juego bipartidista entró un PSOE que se autotitula socialdemócrata, pero que, como apuntáramos antes, es controlado por elementos que impiden cualquier alianza que conspire contra el statu quo.

Ciudadanos salió a la palestra para captar votos disidentes del PP e impedir con ello que se fueran a otra agrupación, pero participan en igual juego de poder, como acaba e demostrar en su papel de oculto representante de los “Populares” de Rajoy en las elecciones catalanes en las que sí, fueron la agrupación más votada, pero no pudo  impedir el control independentista del Parlamento.

Visto 564 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar