lunes, 22 octubre 2018, 00:22
Lunes, 25 Diciembre 2017 08:50

Siria: La lucha antiterrorista continúa

Escrito por  Arnaldo Musa/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(2 votos)
Soldado sirio en El Kuneitra Soldado sirio en El Kuneitra

Mientras Trump edulcoraba su postura antirrusa informando a Putin sobre actividades de una célula terrorista en Moscú, EE.UU. instalaba una segunda base en territorio sirio y aumentaba su avituallamiento bélico a bandidos disfrazados de opositores.

Mientras Trump edulcoraba su postura antirrusa informando a Putin sobre actividades de una célula terrorista en Moscú, Estados Unidos instalaba una segunda base en territorio sirio y aumentaba su avituallamiento bélico a bandidos disfrazados de opositores, desoyendo consejos de que tales elementos fanáticos se volverían luego contra Washington, como ha estado pasando.

Tal actitud subraya que el apoyo de Occidente es el que mantiene la agresión terrorista al pueblo sirio, tal como había declarado recientemente el presidente Bashar al-Assad, y fue publicado recientemente en este portal.

La base militar está ubicada en la ciudad de Al-Shadadi, y en ella se han construido plataformas de aterrizaje de helicópteros, además de un campo de entrenamiento y una sala de operaciones destinada a planificar y coordinar las futuras ofensivas de las llamadas Fuerzas Democráticas de Siria (FDS).

El portal sirio Al Masdar News reveló que hay varias docenas de helicópteros de ataque Apache y el enclave se encuentra en un área ubicada entre los dos grandes yacimientos de petróleo del noreste de Siria: Ramilan y Al-Shadadi.

La agencia turca Anadolu ya había informado con anterioridad de que en el norte de Siria hay actualmente diez bases militares de Estados Unidos, todas ubicadas en territorios kurdos controlados por las FDS.

En las cercanías de la localidad de Kobani se ubican varios aeródromos, desde donde los aviones estadounidenses despegaban para supuestamente bombardear las posiciones del grupo terrorista Estado Islámico (Daesh, en árabe) en el suelo sirio, elemento ya expulsado por la acción combinada de la aviación rusa y el ejército sirio, pero la acción aérea norteamericana continúa y se señala como componente principal en los ataques a civiles por la coalición internacional que lidera EE.UU.

Golpe en el Golán

Sin embargo, ni la coalición imperial ni Israel han podido impedir que tropas sirias expulsaran a los terroristas asentados en el suelo ocupado por Israel en El Kuneitra, en las alturas del Golán, donde tropas de Damasco han incursionado exitosamente contra la entidad encabezada por el que se dice «heredero» del Estado Islámico, el Frente Al Nusra, que afirma que no tiene nada que ver con el EI.

Precisamente, Al Nusra ha estado recibiendo la mayor parte del armamento norteamericano e israelí y aumentado sus huestes con elementos de Chechenia que asolaron e hicieron crímenes de lesa humanidad contra el pueblo de esa república rusa, como empalamientos y otras torturas hasta la muerte.

Allí, las fuerzas sirias han recuperado la montaña estratégica de Tal Marwan, tras una feroz batalla con los terroristas de la Junta de Liberación del Levante (Hayat Tahrir Al-Sham, en árabe), vinculada a Al-Qaeda.

Como resultado de este avance, la localidad de Mughr Al-Mir, otrora importante bastión de grupos terroristas cerca de los altos de Golán sirios —sita en la provincia meridional de Rif Damasco— ya está bajo control del Ejército de Siria.

De todas maneras, el aire insuflado por Washington ha hecho de Al Nusra el continuador del derrotado Estado Islámico, luego de haber admitido que es una peligrosa organización terrorista.

Al Nusra, creado el 23 de enero del 2012, se autodenomina ahora Frente de la Victoria para el Pueblo de Gran Siria, y está asociada a Al Qaeda para las operaciones en Siria y El Líbano.

Y a las publicadas declaraciones del presidente Assad de que «mientras haya organizaciones terroristas como el EI o Al Nusra, esto significa que todavía estamos en guerra. Así que la guerra terminará hasta que se aniquile al último terrorista, sin importar bajo qué nombre», su colega ruso, Vladímir Putin afirmó, durante una visita a Siria, que si los terroristas volvían a levantar la cabeza, serán golpeados «con ataques que aún no han visto».

Visto 665 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar