miércoles, 15 agosto 2018, 06:41
Jueves, 21 Diciembre 2017 06:36

Donald Trump: ¿Jugando con fuego?

Escrito por  Nicanor León Cotayo
Valora este artículo
(2 votos)
Varias personas protestaron contra la reforma fiscal republicana junto a Wall Street en Nueva York este martes, en la jornada de votación de la propuesta del presidente Donald Trump. Varias personas protestaron contra la reforma fiscal republicana junto a Wall Street en Nueva York este martes, en la jornada de votación de la propuesta del presidente Donald Trump.

Para sorpresa de no pocos, la gran reforma fiscal de Donald Trump, acaba de tropezar con dificultades en el Senado que rodean a esta relevante  iniciativa.


Así lo acaba de hacer contar la periodista Amanda Mars, del periódico español EL PAIS.
Una de las causas es atribuida al aumento del costo que la rebaja de impuestos impondría a las arcas públicas.

Por tal motivo, la Cámara de Representantes pospuso su  discusión para el próximo viernes.
De ahí que  estrategas republicanos adelantaban, al menos por ahora, un desenlace menos espinoso.  

Casi todo el mundo esperaba que el proyecto de ley fuera aprobado de inmediato.

La periodista añadió que en medio de un debate que se alargó todo el día, el Comité de Fiscalidad del Congreso publicó un informe en el que advertía de que el déficit público aumentaría en un billón a lo largo de una década como consecuencia de esa reforma tributaria.

También dijo que varios senadores habían propuesto un mecanismo para subir los tributos de forma automática al cabo de unos años en caso de que la actividad económica no dé lo suficiente de sí, pero la medida fue rechazada por el consejero que controla la legalidad de los procedimientos en la Cámara.

Entonces, los republicanos empezaron a discutir como alternativa la eliminación de algunas rebajas o deducciones.

Según  EL PAIS, el argumento republicano consiste en que la gran  rebaja de impuestos se verá compensada por el estímulo al crecimiento económico, que generaría más ingresos públicos.

 O sea,  una versión muy optimista del Senado.

La periodista Amanda Mars opina que “para Trump, se trata de un tropiezo preocupante. El republicano necesita salvar esta reforma como agua de mayo, lastrado como está por las derrotas políticas y judiciales que se ha encontrado en el camino para cumplir algunas de sus promesas electorales estelares.”

Añade, que el presidente ha fracasado a la hora de sacar adelante una reforma sanitaria contra el Obamacare, su veto migratorio está en los tribunales y por confirmarse que las cámaras legislativas le aprueben el presupuesto para construir el polémico muro de separación con México.

El fantasma ha vuelto, por lo que no estamos en presencia de un capítulo cerrado y sí con importantes y decisivos signos de interrogación.

Todavía nadie se atreve a emitir una conclusión al respecto, aunque la tendencia no parece ir favoreciendo a Donald Trump.

Visto 688 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar