Comenzó como un reporte noticioso sobre Harvey Weinstein, luego un tuit que se hizo viral, y de pronto pareció que todo cambió de la noche a la mañana. El 2017 será por siempre recordado como el Año del Ajuste de Cuentas.