miércoles, 14 noviembre 2018, 10:29
Miércoles, 20 Diciembre 2017 05:02

Réquiem por el toletero de Bejucal

Escrito por  Lemay Padrón Oliveros, Especial para CubaSí
Valora este artículo
(5 votos)

Como mismo Maradona puso a jugar a millones de enanos en todo el mundo, convencidos de que la estatura no era impedimento para brillar en el fútbol, Romelio Martínez (salvando las distancias), empujó a cientos de “gorditos” a bogar contra viejos esquemas para hacerse un hueco en la pelota cubana.

Desafiando cualquier arquetipo del pelotero ideal, el toletero de Bejucal desforraba pelotas como si fueran naranjas y fue para mí el mejor designado natural en la historia de la pelota cubana. Otros, como Kindelán, habrán asumido ese turno, pero de manera circunstancial, como mismo Romelio cubrió el jardín izquierdo alguna que otra vez.

En apenas 13 Series Nacionales (recordemos que fue otra de las víctimas del “retiro colectivo anticipado”) conectó 370 jonrones, cuarto en el listado histórico, junto al primero que quebró la barrera de los 300, Antonio Muñoz.

Pero El gordito lo hizo con la mejor frecuencia a la hora de sacar la bola de los límites de un terreno (un bambinazo cada 12,84 veces oficiales), y también exhibe el mejor Factor Poder (que mide las bases alcanzadas por los bateadores producto de sus conexiones) con 2,01.

Esas estadísticas hablan por sí solas, pero además, Romelio también se encuentra entre los primeros del béisbol cubano en promedio de bases por bolas recibidas, claro indicador del respeto que inspiraba.

El sobredimensionado average le jugó malas pasadas más de una vez y le afectó el sluggin, y fue dejado fuera de las preselecciones cubanas. Incluso cuando integró el equipo Cuba, ya a fuerza de toletazo limpio, le quisieron rebajar kilos.

No obstante, los números no pueden recoger por sí solos la grandeza de un jugador que además fue ejemplo dentro y fuera del terreno, incluso luego de pasar al retiro, y cuyos batazos se perdían en el horizonte. Recuerdo una vez en el estadio Nelson Fernández cuando uno de sus estacazos se perdió por encima de las cercas, y luego se comentó que cayó sobre una mesa donde se jugaba dominó, a decenas de metros de la cerca del estadio.

Por eso en mi equipo ideal de las Series Nacionales no puede faltar el toletero de Bejucal.

Visto 620 veces Modificado por última vez en Jueves, 21 Diciembre 2017 04:42

Comentarios  

 
#4 Guille 21-12-2017 13:04
Vecino: Buen comentario.
 
 
#3 mario 21-12-2017 09:17
Había que ver sus batazos. Recuerdo que un día vi por televisión un batazo contra las cercas y nada más llegó a primera, porque claro, era muy lento, pero cuando le daba, le daba.
 
 
#2 guinero-bayamés 20-12-2017 11:10
SI HE SENTIDO LA MUERTE DE ALGÚN PELOTERO, HAN SIDO, CHANGA, AGUSTIN ARIAS, Y AHORA ROMELIO, ESTOS 2 ÚLTIMOS, ARIAS Y ROMELIO, POR LO INJUSTO QUE FUERÓN CON ELLOS PARA PODER HACER UN EQUIPO CUBA, A PESAR DE LA DEDICACIÓN Y AMOR, Y CALIDAD CON QUE JUGARÓN E BEISBOL, EL GORDO PARA MI ESTÁ ENTRE LOS GRANDES JONRONEROS DE ESTE PÁIS, MIS CONDOLENCIAS A SU FAMILIA.
 
 
#1 Viña 20-12-2017 10:20
Para mi uno de los mas grandes bateadores que a pasado por nuestras series nacionales, el mejor BD, cuando se hable de Hr hay que mencionarlo siempre, a pesar de que fueron muy injustos con el a la hora de hacer el equipo Cuba, el tuvo que estar muchas veces y solo lo hizo en el 1991 en los panamericanos de la Habana, donde bateo muy bien, se fue un grande de los Hr en Cuba, sus numeros están ahi y eso nadie lo puede borrar, llegue a sus familiares y amigos mi mas sentido pesame, saludos desde Camaguey
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar