jueves, 20 septiembre 2018, 16:30
Sábado, 16 Diciembre 2017 06:00

Carmina Burana: ¡Un espectáculo monumental!

Escrito por  Yuris Nórido/ CubaSí
Valora este artículo
(3 votos)

Era un sueño de larga data y este fin de semana por fin se concretó. Danza Contemporánea de Cuba asume junto a la Orquesta Sinfónica Nacional y el Coro Nacional de Cuba una de sus más grandes producciones.

Esta semana el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso ha sido un hervidero. Cientos de artistas y técnicos se reunían en el patio y los camerinos, esperando a que comenzaran los ensayos generales de una de las más grandes producciones que el añoso coliseo haya acogido en los últimos años: Carmina Burana, coreografía del cubano George Céspedes a partir de la célebre canta homónima del alemán Carl Orff (1895-1982).


Hace algunos años el público cubano pudo ver la coreografía, pero hasta ahora no había podido apreciar el espectáculo completo: hasta el domingo (lástima que sean solo tres días), la sala García Lorca presenta la obra con la participación de Danza Contemporánea de Cuba (DCC), la Orquesta Sinfónica Nacional (OSN) y el Coro Nacional de Cuba y su proyecto infantil.


«Desde la década de los ochenta, con aquellos espectáculos que se organizaban para los Festivales de Teatro, no se presenta una propuesta como esta, tan integradora. Bailarines, músicos, cantantes, junto a una producción audiovisual. Era un viejo sueño de la compañía que ahora se puede concretar» —asegura Jorge Brooks, manager de Danza Contemporánea de Cuba, una de las personas que estuvo detrás del estreno de la obra hace casi una década… fuera de este país.


alt
Carmina Burana es la obra más célebre de Carl Orff. Se basa en una colección de cantos goliardos de los siglos XII y XIII reunidos en el manuscrito descubierto en el siglo XIX. Escritos por monjes y juglares, la colección atrajo a Orff por sus versos, que eran en ocasiones humorísticos, y otras veces tristes. Esos contrastes también fueron asumidos por el coreógrafo George Céspedes.


Porque, en efecto, se trata de la coreografía que George Céspedes creó en 2008 para una presentación especial de la compañía y otras agrupaciones en el Auditorio Nacional de México, ante miles de personas. Fue tal su éxito de público y crítica, que recibió el Premio Luna al mejor espectáculo. Y desde entonces se ha presentado ocho veces en ese escenario, la más reciente hace apenas unas semanas.


Hasta ahora no se habían dado las condiciones para presentarlo en Cuba. El espectáculo que se presenta este fin de semana incluye a todos los bailarines del elenco, a los que se suman los músicos de nuestra principal institución sinfónica, dirigidos por el maestro Enrique Pérez Mesa; y los cantantes guiados por la maestra Digna Guerra.


«Es una obra muy demandante, para todos los artistas —considera Guerra—; los cantantes del coro tienen que asumir pasajes muy complejos, pero los bailarines también se tienen que esforzar mucho. Pero vale la pena, es un espectáculo gratificante, muy emotivo. El ideal para cerrar el año en este teatro tan hermoso».


alt
Escenificación de Carmina Burana en octubre de 2009 en el Auditorio Nacional de México.


En Danza Contemporánea de Cuba sueñan más grande. Según Brooks, lo ideal sería poder presentarlo algún día en Santiago de Cuba, o en Bayamo, que tienen teatros que reúnen las condiciones para la representación. O incluso, en cualquier plaza abierta.


«Todo lo que hacemos, lo hacemos pensando en Cuba, por Cuba —agrega Brooks—; cuando nos presentábamos en México nos decíamos: esto tienen que verlo en La Habana, en todo el país».


La Televisión Cubana grabó una de las funciones, así que el espectáculo podrá ser apreciado por un público mayor, pero los que puedan asistir al Gran Teatro tendrán el privilegio de disfrutar en vivo a uno de los más sólidos elencos de la danza cubana contemporánea. Y a músicos de primer nivel. La soprano Milagros de los Ángeles, el barítono Ulises Aquino y el tenor Harold López Roche son los solistas de la cantata.


El director de Danza Contemporánea de Cuba, Miguel Iglesias, está al frente de este gran empeño. No ha parado por estos días. Está al tanto de todo: desde el desempeño puramente artístico hasta de cuestiones meramente técnicas, como la ubicación de un reflector o el volumen de la referencia.


La suerte está echada, pero desde ya parece claro que Carmina Burana será uno de los hitos de las artes escénicas y musicales de este año. De la década.



alt


alt

Visto 849 veces Modificado por última vez en Lunes, 18 Diciembre 2017 07:23

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar