lunes, 19 noviembre 2018, 03:02
Martes, 19 Diciembre 2017 05:00

Taxis y ómnibus ruteros: ¿con quién me voy?

Escrito por  Alina M. Lotti/CubaSí
Valora este artículo
(3 votos)

Resulta complejo abordar el tema del transporte público, no solo porque responde a las necesidades de las mayorías, sino porque en este inciden disímiles aristas y las situaciones varían según los territorios.

“Las guagüitas amarillas son lo mejor que funciona ahora”, “este rutero es un tiro”, “no cojo los P, solo el transporte de las cooperativas”, fueron algunas de las afirmaciones que escuché mientras, en el otrora Paradero de la Víbora, esperaba el P-10.

Un breve sondeo entre familiares y amigos arrojó —efectivamente— que la población capitalina que utiliza el servicio se siente a gusto con esta opción que hoy existe en La Habana. 
 
Algunos de los entrevistados elogiaron el trabajo de la cooperativa que opera desde La Palma hasta el municipio de Marianao, y también la ruta de Mantilla al Parque de la Fraternidad, en Centro Habana.

Lo cierto es que tal alternativa ha llegado como un paliativo en relación con el transporte público, que —aunque mejorado en los últimos tiempos— aún dista mucho de lo que realmente necesita la capital, donde a diario se traslada más de un millón de personas.

Con más de 80 años, Cira Martín, una jubilada que reside en Arroyo Naranjo, considera que le resulta de gran comodidad la ruta que realiza el último trayecto, antes mencionado. “Es muy rápida y tiene un buen servicio, creo que ha venido a remediar los problemas del transporte, con un buen confort”.  

Sin embargo, sobre este particular, Rita María González señaló lo contrario: “La mayor parte de las veces los choferes paran y dejan que suban pasajeros, sin tener en cuenta que los asientos están ocupados y, además, que el pasillo es muy estrecho para poder caminar de un lado a otro”.

Otras opiniones abordaron el tema de las nuevas rutas de taxis colectivos (experimento puesto en práctica desde hace unos meses), cuyos destinos benefician el traslado hacia los hospitales. Sin lugar a dudas, constituye otra opción, pero algunos no valoran adecuado el servicio que brindan.

taxis ruteros1 cubasi

El costo de los tramos de los taxis colectivos es de los asuntos que más preocupa a la población que utiliza este servicio.

“Ante todo, algo muy importante es que una no sabe con exactitud cuánto debe pagar. En los que me he subido, casi nunca han tenido la pegatina con dicha explicación. Me he bajado en una esquina y, si lo hubiera hecho en la anterior, habría pagado la mitad del viaje. Eso me ha ocurrido por desconocimiento, ¡y claro, los choferes no te dicen nada!”, explicó María Emilia Rosales, vecina del municipio Cerro.

De ahí que sea un hecho que la población necesita más información sobre esas nuevas modalidades.

Amanda Torres, una joven que casi a diario realiza el trayecto de Fontanar al Vedado, evalúa de “buena opción” el taxi colectivo que transita por la avenida Boyeros rumbo a la intersección de las calles 27 y 0. “Es una vía rápida, pago 15 pesos, pero al regreso el monto se duplica y no me es factible dar 30 pesos todos los días”.

Sobre esa propia ruta, Ana Margarita Álvarez, residente en Santiago de las Vegas, consideró: “El lugar escogido para finalizar el recorrido no es el adecuado. La caseta, en 27 y 0, está en una esquina peligrosa. ¿Por qué no concluye en el Hospital Hermanos Ameijeiras? Ayudaría mucho a aquellos que fueron afectados después de que el P-16 cambió su recorrido por Vento”.

Si pusiéramos en una balanza los beneficios entre una alternativa y otra, la mayoría de los criterios apostarían por los ómnibus ruteros. Además de ser operativos, con rutas muy específicas, tienen un costo único, lo cual no provoca equívoco alguno.

Aquellas personas, por ejemplo, que acuden al hospital oftalmológico Ramón Pando Ferrer, saben que de un extremo a otro solo deberán pagar al final del viaje, o en un intermedio, cinco pesos. Sin embargo, en el caso de los taxis colectivos, ello constituye una tremenda desventaja.

“Uno lo detiene, pero en realidad no sabe cuánto debe pagar. Yo hago el viaje nervioso, siempre pensando si me quedo en una esquina o en otra, pues sé que los límites se establecen así”, dijo a CubaSí Carlos Gálvez, quien agregó que en una ocasión quiso pagar en CUC y el chofer le negó tal posibilidad, ya que cuando él liquidaba el dinero, no podía hacerlo en esa moneda.
 
Carlos se cuestionaba entonces el porqué de esta medida, pues en el país está institucionalizado el pago tanto en CUC como en CUP. “Solo hay que buscar el equivalente”, enfatizó.

Cubadebate reconocía hace unos días que, en el mes de mayo, autoridades del Ministerio del Transporte dieron a conocer que nuevas rutas de taxis ruteros recorrerían las arterias de la capital.

“La medida —argumentaba el texto— llegó como un bálsamo a los oídos de muchos que veían huecos sus bolsillos ante el ascenso incontrolable de los precios, las rutas “partidas” y el incumplimiento por la mayoría de los portadores privados de las tarifas fijas impuestas por el gobierno capitalino”.

No obstante, como ciudadana “consumidora” del transporte urbano, considero que esto es una pálida alternativa frente a la situación del transporte público que enfrenta el país, y que no ha podido solucionar por múltiples motivos.

Transporte en Cuba
Mejorar el transporte público constituye una prioridad para las autoridades de este sector.


En agosto del 2015, Cubadebate también publicó un comentario sobre el servicio de los taxis ruteros (cooperativas), el cual consideraba positiva la experiencia y resaltaba los criterios de la población en cuanto a su posible generalización.  

En esa ocasión, el periodista comentaba: “Recuerdo que la primera vez que abordé un rutero me sorprendió gratamente el confort, el trato amable, el aire acondicionado, la posibilidad de viajar tranquilo y por solo cinco pesos. Sin embargo, en algunos casos, hoy la realidad es otra. Circulan por la vía carros con el aire acondicionado y asientos rotos, en ocasiones el tiempo de espera entre uno y otro es excesivamente largo y ya empiezan a notarse las deformaciones del experimento”.

Ya ha pasado algún tiempo y tal afirmación tiene su fundamento, pero también es una realidad que hoy constituye, en la capital del país, una solución digna al insuficiente servicio del transporte urbano.

Es necesario limar todo lo que pueda entorpecer su adecuado funcionamiento y organización porque, sin dudas, es un servicio que “resuelve”.  

Quizás muchos —al igual que en otras ocasiones— me “acusen” de que solamente ofrezco la visión de la capital, y es lógico, pues aquí resido. Mas estoy sensibilizada con lo que sucede al interior del país, donde sé que la transportación de pasajeros es crítica y, muchas veces, prácticamente inexistente.  

Creo que las autoridades pertinentes deben continuar evaluando con objetividad —teniendo muy en cuenta los criterios de la población— cualquier medida a tomar, pues, efectivamente, son los ciudadanos de a pie (como comúnmente se dice) los que siempre tendrán una visión real del asunto. Y, por supuesto, también hay que contar con la opinión de los trabajadores que operan tanto los taxis como los ómnibus ruteros.  

Los experimentos son solo eso, pero no hay que esperar un largo tiempo para detectar los beneficios o inconvenientes de una determinada práctica, ni para corregir lo necesario. De lo que se trata es de buscar soluciones rápidas, solubles y beneficiosas para el pueblo.

Visto 1730 veces

Comentarios  

 
#11 yo 27-12-2017 10:27
Por que mi comentario no fue publicado?
 
 
#10 yo 22-12-2017 14:38
mi comentario al parecer no fue bienvenido, que pena...
 
 
#9 Italiana 20-12-2017 14:02
Por las cooperativas, yo lo veo súper perfecto, y mas, los tramos a cubrir en la avenida de Boyeros hasta Santiago de las Vegas. Pero es cierto de muchas veces personas desconocen el precio por tramo, pero los choferes se aprovechan de esa desinformación y cobran lo que ellos quieren. En varias ocasiones he visto a los pasajeros pagar 10 cup cuando el tramo que han recorrido tiene un valor de 5 cup según lo establecido. Entonces si nos están dando facilidades de transporte y precios, quien son los que ponen mala la cosa????!! porque si de verdad hicieran lo establecido, su deber es cobrar lo que se debe, no lo que los choferes determinen que sea por el tramo!!!
 
 
#8 yo 20-12-2017 11:51
Los ruteros muy buenos, pero por favor, si mi salario oscila entre los 300 pesos cubanos imposible que todos los dias yo me monte en un rutero de 5 pesos... los P millones de veces pasan por las paradas y ni paran, ni le hacen caso a los inspectores que de hecho solo estan parte de la mañana, NO MAS, despues de las 10 am no se ven en ningun lugar. Muchos choferes con tremenda mala forma pidiendo los 40 centavos de forma amenazante, cuando cantidad de veces lo que se les da es un peso (se que hay quienes se montan por atrás y no pagan pero que no generalicen) no hay por que aguantar maltratos por otros indisciplinados (que estoy segura no fueran tan indisciplinados si hubieran mejorías en éste sector) en fin que no veo solución por ningun lugar, donde me puedo quejar con fotos y hechos?
 
 
#7 Reypel 20-12-2017 10:04
Todos sabemos los problemas del transporte público y las medidas que toma el gobierno para aliviar la evidente crisis, yo aplaudo la inclusión de los nuevos ruteros, que aunque todavía no es suficiente, si aplaca y ayuda en algo al insuficiente trasporte. Ahora, ya que en el artículo se menciona a los boteros, yo quisiera mencionar los abusos y maltratos de algunos, ahora en diciembre por derroteros de la vida, la gente anda mas apurada por llegar a sus hogares, trabajos etc. Y de esto se aprovechan entes corruptos y antisociales que aumentan los precios o cobran por tramos inexistentes, en mi caso particular, acostumbro a coger maquinas en el tramo desde la ciudad deportiva hasta Fontanar que siempre han costado 10 pesos (el tramo total desde el parque de la Fraternidad hasta Stgo de las vegas son 20 pesos) y ayer mismo me cobraron 20 pesos como si hubiera tomado la ruta completa amparándose en que a partir del puente de 100 y Boyeros, los precios cambian, y yo le pregunto si la ruta mía esta en el medio de todo esto porque tengo que pagarla como si la hubiera hecho completa, esto me paso a mi y les esta pasando a varias personas que como yo, se están aprovechando del pueblo trabajador, no cabe explicar el acaloramiento que cogi con este sujeto que a todas luces me estafo y para evitar una confrontación directa, tuve que dejarme embaucar. Por favor si alguien fuera tan amable de decirme el teléfono que dispusieron para las quejas sobre estos casos cuando aprobaron hace unos meses los precios de las rutas de los Boteros.

Gracias.
 
 
#6 ani2072 19-12-2017 15:21
El principal problema de la transportación en la capital es de organización, exigencia y control. Independienteme nte que cuentan con los recursos humanos, plantillas abarrotadas de inspectores y por gusto y para nada. Una fuerza parasita de la sociedad pues no cumplen con su deber y razón de ser. No se les de más vuelta al asunto, organicen la cantidad de transporte que circula vacio por las calles de La Habana, que según algunos chóferes los reglamentos internos de las empresas (ETECSA, MINFAR, MININT, TRANSPORTE ESCOLARES, ETC) les tienen prohibido recoger personal que no sea de la empresa. Como si el combustible, piezas de respuestos y demás insumos que requieren para su funcionamiento los pagaran ellos ó tuvieran que pegarse los pasajeros al hombro. ?Como es posible que los omnibus de LABIOFAM siempre circulan llenos y no se rompen? Los BUROCRATAS que dirigen en varias de estas instituciones tal parecen que vieven de espalda al pueblo. NINISTERIO DE TRANSPORTE Y DIRECCIONES PROVINCIALES, terminen con tatos experimentos y acaben de ponerse a trabajar en beneficio del pueblo, que para eso es que estan ahí.
 
 
#5 yoel amed 19-12-2017 12:18
En estas fotos hallarán la solucion a Alamar, a San Agustin, a la Vibora, en fin a la capital. Saludos
portico.transporte.cu/.../...
portico.transporte.cu/.../...
portico.transporte.cu/.../...
portico.transporte.cu/sites/default/files/biarticulados.pdf
 
 
#4 angel 19-12-2017 11:13
Saludos. Me preocupa los taxis ruteros de San Agustín empezaron muy bien, pero ya se denota desorganización . En un principio había una secuencia muy favorable de los taxis, en estos momentos se ven más espaciados, en ocasiones pasan vacios o con un pasajero y no paran cuando salen de San Agustín, he podido observar que recogen en la mañana personas a domicilio, he sido testigo siendo usuario, de que llaman al taxista al celular para que recojan en algún lugar determinado a una persona conocida. He escuchado por parte de los taxista que en ocasiones comienzan tarde porque no hay combustible, que tiene las suficientes piezas de repuestos para reparar los carros pero en ocasiones tiene que comprarlas bien caro para reparar el carro, que si trabajas y cumple no tienes problemas pero sino como ya le ha pasado algunos por estar inventando los han sacado. Soy usuario regular de este medio de transporte por lo que quiero compartir mi apreciación con ustedes. Sería bueno que llegara a los directivos de esta cooperativa.
 
 
#3 mario 19-12-2017 11:11
En el caso de los taxis tradicionales (cuatroi asientos) es un relajo, porque no tienen la ruta que van a seguir bien identificada en el parabrisas. Así no hay que sacar la mano y pararlos por gusto, si no van para donde uno quiere. Mucho menos lo del cobro por tramos. Eso no es culpa del bloqueo.
 
 
#2 playa 19-12-2017 09:52
y con el p4 que paso..., la zona de playa lo unico que tiene es la 69, el p4 es practicamente una ilusion optica, incluso los ruteros que cubrian la ruta desde 9na hasta el parque del curita se esfumaron, muy critico el transpoorte en esa zona
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar