sábado, 23 junio 2018, 11:55
Miércoles, 29 Noviembre 2017 06:24

Trump: Armas vendidas, almas compradas

Escrito por  Arnaldo Musa/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(1 Voto)
Para Trump, la política no funciona con Pyongyang. Para Trump, la política no funciona con Pyongyang.

Algunas voces disonantes por la política agresiva del presidente norteamericano, Donald Trump, utilizan la sordina para explicar que no lo es tanto.

Algunas voces disonantes por la política agresiva del presidente norteamericano, Donald Trump, utilizan la sordina para explicar que no lo es tanto, que la presión militar contra la República Popular Democrática de Corea hace que esta lo piense antes de iniciar una supuesta agresión, y están de acuerdo en colocar nuevamente a Pyongyang en la lista terrorista para justificar sanciones que nunca dejaron de existir y ante las cuales la RPDC subraya que no se amilana.

Lo cierto es que tal política presidencial, además de haber conseguido anteriormente 230 000 millones de Arabia Saudita para las arcas de la industria bélica norteamericana, bajo el pretexto de la amenaza iraní, consiguió mucho más con Japón y Corea del Sur, con la consabida advertencia del mandatario de que se debían preparar para enfrentar a Norcorea.

Estas dos naciones se han visto obligadas a compartir gastos por la permanencia de bases estadounidenses, además de que Surcorea fue presionada para que conversase sobre un tratado comercial firmado en el 2012, considerado «abusivo» por Trump.

Todo ello avalado por la posible llegada de un cuarto portaaviones norteamericano a las cercanías de las costas norcoreanas, donde se encuentran el USS Ronald Reagan y otros dos más, todos con armas nucleares.

Para analistas, EE.UU. usa la tensión con la RPDC para vender armas en la región, lo cual favorece a la economía norteamericana y ayuda a crear empleos, una de las promesas oficiales de la campaña electoral de Trump.

El Departamento de Estrategia en Asia Central de la Academia de Ciencias de Rusia (PAH, por sus siglas en ruso) dijo que Washington ha diseñado tal escenario para acercarse más a sus aliados en la península de Corea, «cobrándoles los costes de la seguridad de los estadounidenses».

Ha afirmado que la amenaza de una guerra entre EE.UU. y Corea del Norte es exagerada. La posibilidad de que Pyongyang empiece una guerra no es real, ha considerado, definiendo de «irracional que se inicie una guerra que resultaría en la eliminación total de Corea del Norte y grandes partes de Corea del Sur y Japón».

De todas maneras, la situación planteada por Trump aumenta la posibilidad de una Tercera Guerra Mundial, que puede iniciarse ante cualquier hecho incidental.

En este contexto, un exaliado del Presidente, el senador republicano Robert Corker, advirtió que dirige el país como si se tratara de un reality show, tal como lo hacía en la televisión, y corre el riesgo de poner a la nación «en camino a la Tercera Guerra Mundial», según una entrevista publicada por el diario The New York Times.

La declaración de Corker se dio luego de que Trump lo culpara por el acuerdo nuclear con Irán, en una serie de comentarios despectivos en Twitter, que provocaron una dura respuesta del republicano, quien preside la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado.

En la entrevista, Corker dijo que estaba alarmado por un mandatario que actúa «como si estuviera haciendo The Apprentice o algo así», en una referencia al reality show del que Trump fue anfitrión. «Me preocupa. Tendría que inquietar a cualquiera que se preocupe por nuestra nación», dijo el senador, quien anunció su retiro el mes pasado.

Corker fue asesor de seguridad nacional de Trump durante la campaña presidencial del 2016 y se encontraba en la lista de favoritos, tanto para los cargos de vicepresidente como de secretario de Estado. Pero la relación entre ambos se deterioró considerablemente.

Ante despectivos comentarios de Trump hacia su persona, Corker replicó: «Es una lástima que la Casa Blanca se haya convertido en una guardería para adultos».

En estos días, la posición de Trump se mantiene inmutable y ya ha hecho cambiar la pésima opinión que tenían de él algunos elementos que le atacaban, contentos ahora por las millonarias ganancias en la industria de la muerte, no ceder a llamados humanitarios acerca de indocumentados y muchos legales considerados «de baja calidad racial», incluso blancos latinos.

Siempre se ha alegado que su política no era convincente para el establishment, y que no llegaría al final de su mandato. Pero ha logrado, hasta ahora, imponerse con varias ideas retrógradas, acerca de que el diálogo político no funciona con el norte de Corea y la necesidad de acabar de construir el muro fronterizo con México.

Visto 551 veces

Comentarios  

 
#1 Alex 30-11-2017 15:55
de USA se puede esperar cualquier cosa.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar