jueves, 20 septiembre 2018, 12:51
Miércoles, 22 Noviembre 2017 06:48

Donald Trump: Su nuevo aventurado revés

Escrito por  Nicanor León Cotayo/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(5 votos)

El sitio digital Miami Diario informó este martes que un juez federal decidió anular la decisión anunciada por el presidente Trump de negar fondos para «ciudades santuario».

Se trata del magistrado William Orrick, cuyo tribunal radica en San Francisco (California), y bloqueó temporalmente la orden presidencial con el argumento que es inconstitucional.

Orrick dijo que el mandatario no puede imponer nuevas condiciones a unos fondos previamente aprobados por el Congreso de EE.UU.

El Departamento de Justicia de ese país emitió un comunicado donde manifestó que «Orrick se excedió en su autoridad» al bloquear la orden de Trump.

Por tal motivo, apeló la decisión ante el Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito, con sede en San Francisco, instancia inferior al Tribunal Supremo.

Esta orden fue emitida durante la primera semana de Donald Trump en la Casa Blanca con el propósito de frenar el flujo migratorio.

¿Qué se considera una «ciudad santuario»?

Son aquellas ciudades menos rigurosas en el trato con los migrantes.

Esos lugares están bajo la lupa del gobierno y Jeff Sessions, fiscal general, ha destinado importantes esfuerzos para eliminarlos.

Entre las urbes con esas características se encuentran, por ejemplo: Los Ángeles, Chicago y Nueva York, administradas por el Partido Demócrata.

Resulta oportuno recordar que esta orden ejecutiva establece la reducción del presupuesto federal para esas ciudades, en caso de negarse a perseguir y arrestar a los inmigrantes.

Bajo esta, Trump aprueba que las autoridades locales actúen como policías de inmigración hasta el máximo alcance que permite la ley.

En Estados Unidos existen más de 300 ciudades santuario que protegen, de alguna forma, a los indocumentados que allí residen.

Como llamó entonces la atención el diario El País en su edición europea, en abril pasado, ahora se trata de la cuarta ocasión donde se bloquea en los tribunales esta orden ejecutiva.

O sea, una nueva mayúscula derrota tanto para el presidente, Donald Trump, como para su fiscal general, Jeff Sessions.

Peligroso camino que podría llegar a conducir al mandatario a una encrucijada de casi imposible salida.

Visto 689 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar