jueves, 20 septiembre 2018, 18:00
Domingo, 19 Noviembre 2017 06:00

ICOM 2017: Trascendencia de la Comunicación en la contemporaneidad

Escrito por  Harold Iglesias Manresa / CubaSí
Valora este artículo
(1 Voto)
Garcés invita a la confluencia de saberes en ICOM-2017 Garcés invita a la confluencia de saberes en ICOM-2017

En el escenario de ICOM-2017 el Doctor Raúl Garcés, Decano de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana, ofreció a CubaSí su visión sobre los retos de la Comunicación en la contemporaneidad.

A Raúl Garcés Corra, lo considero un crack de la Comunicación. Excelente profesor, cautivante con sus clases de radio y luego bien temprano en las mañanas resultaba placentero escucharlo en Radio Rebelde, en ese espacio imprescindible que es haciendo radio. Hoy nos une una relación profesional, pero para mí el actual decano de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana seguirá siendo siempre “el profe Garcés”.

Por estos días, en el contexto del IX Encuentro Internacional de Investigadores y Estudiosos de la Información y la Comunicación (ICOM-2017) conversamos en el Palacio de Convenciones, en medio de un ajetreo que pudiera calificarse de enervante: Moderador de paneles, presidente del Comité Organizador, engranando cada detalle, Garcés tuvo unos minutos de sosiego para intercambiar con CubaSí:

Hablemos de ICOM en un escenario tan cambiante en materia de Comunicación. ¿Esta edición ha ganado en trascendencia? ¿Cómo vincular los saberes desde este foro como propiciado desde La Habana como punto de encuentro?

Nuestro tema central es Entornos laborales, Universidad y sociedad: Miradas transdisciplinares desde la Información y la Comunicación no por gusto. El evento se está concentrando en tratar de analizar que transformaciones en el mercado laboral están produciendo o subiéndole la parada a la Universidad, y que transformaciones también dentro de esta última pueden hacer una contribución mayor para su inserción en la sociedad.

Esta es una discusión universal, internacional y de lógica trascendencia para Cuba. Internacional porque hay disímiles cambios en los entornos tecnológico, jurídico, de comercialización creciente que tienen los medios de comunicación, en los debates crecientes sobre lo público, lo privado, los espacios en el desarrollo local.

Toda esa discusión está intentando otorgarle a la Comunicación y a la Información un peso o protagonismo mayor en la gestión del desarrollo de nuestras sociedades.

Esa discusión para Cuba adquiere relevancia porque estamos inmersos en los debates asociados al modelo de desarrollo del país hacia el 2030, el cual concibe que la Información y la Comunicación tengan roles estratégicos en la modernización de la administración pública, del Estado, en la gestión de políticas públicas que contribuyan a articular a todos los actores posibles de la sociedad para gestionar partitivamente el desarrollo.

Creo que el contraste de nuestra experiencia con la internacional, escuchar qué está pasando en el resto del mundo, puede ayudarnos mucho a crear consenso y a acelerar los procesos de transformación que nos permitan arribar al 2030 con una visión de la Información y la Comunicación mucho más activa y funcional, con mayores capacidades de contribución.

En medio de esa imbricación con los procesos de construcción de desarrollo social, ¿cómo ves la formación del profesional desde la academia? ¿Sus nuevas competencias fraguadas en la Universidad?

Como seguramente sabes estamos atravesando por un proceso de modificación de los planes de estudio, reduciendo las carreras a cuatro años, con un gran desafío que signifique no sacrificar una parte de la formación teórica de nuestros estudiantes que es muy fuerte, pero al mismo tiempo en los últimos años la Facultad de Comunicación ha ido creciendo en la generación de soluciones integradas para el entorno laboral a través de proyectos.

Estamos fortaleciendo de manera acelerada las relaciones con la empresa cubana, la administración pública, los medios, con entidades y gobiernos vinculados al desarrollo local, los cuales poseen un interés, conciencia, bien metido en su cabeza la necesidad de utilizar la Información y la Comunicación en procesos de gestión del desarrollo más funcional ligados a su propia supervivencia.

La facultad está formando sujetos políticos con capacidad para intervenir en la sociedad de modo que se resuelvan problemas concretos y que en ese proceso transformador se involucren nuestros estudiantes, tanto de pregrado como de postgrado.

¿Estaríamos hablando de un redimensionamiento o de asumir desde la comunicación un rol verdaderamente necesario en los procesos de construcción y desarrollo de las sociedades, teniendo en cuenta los disímiles contextos y fundamentalmente el nuestro?

Los contextos siempre deben ser tenidos en cuenta para que entendamos la Comunicación. Ningún ejercicio de esta puede ser en abstracto. Hay que contextualizarlos y adaptarlos a las demandas que el contexto propone. No es lo mismo hacer comunicación en Cuba que hacerla en Bolivia, o en Europa. Ni siquiera fue lo mismo hacerla en la década de los 80 del pasado siglo que ahora.

Cuando se analizan documentos programáticos sobre cómo nosotros entendíamos la Comunicación en los años 60-70 se ve que somos o fuimos herederos de una visión muy instrumental.

El acercamiento a la visión contemporánea te da la medida de mucha mayor complejidad, más mediada, que entiende mucho mejor nuestro rol en la gestión participativa del desarrollo y con un diapasón mucho más inclusivo.

Todo esto implica un cambio cultural. No se trata únicamente de tecnologías, infraestructura. Nosotros podríamos tener el mejor cable de fibra óptica del mundo, el ancho de banda soñado, y no saber qué hacer con ellos, o no contar con una ciudadanía que produzca discusiones o genere espacios de debate de calidad.

Se trata de ir hacia polémicas que denoten información calificada, debate, intrepretación y análisis de los diferentes actores sobre las posibilidades de generar el cambio social.

Un evento como este contribuye al cambio cultural, porque contribuye a que la conciencia de la importancia de la Información y la Comunicación se siembren en nuestras mentes y de alguna manera comparta determinados consensos, sentidos en la gestión del desarrollo.

¿Cómo ves la comunicación como disciplina en el proceso de gestión del conocimiento?

El conocimiento para mí necesita ser articulado, interdisciplinar, de lo contrario existiría pero con posibilidades muy limitadas de aportar soluciones reales a los problemas o demandas que las sociedades tienen o de seguir un ciclo lógico evolutivo en materia de calidad de dichas soluciones.

La Comunicación y la Información tienen que contribuir a poner de acuerdo a los actores, a crear enfoques en los ámbitos teóricos y prácticos que nos permitan avanzar. Yo creo que en ese sentido pueda hacer contribuciones relevantes. Nosotros tenemos que apoyar la interdisciplinariedad como filosofía, ser capaces de sortear o pasarle por encima a compartimientos estancos, a las disciplinas que han solido ver nuestro campo de estudio desde perspectivas muy especializadas, parceladas.

Los problemas del mundo no son de parcelas, no vienen etiquetados… Tienen en ocasiones complejidades que demandan incluso no solamente la integración de nuestros saberes, sino que también de otros como la economía, la sociología, psicología, pues trascienden en ocasiones los mismos escenarios de aplicación.

Justamente por eso estamos potenciando con semejante fuerza la interdisciplinariedad sobre la base de la conciencia colectiva.

Raúl Garcés es una voz autorizada en materia de Comunicación. Lo avalan su condición de Doctor en Ciencias de la Comunicación. Profesor Titular y Decano de la Facultad  de Comunicación de la Universidad de La Habana. Miembro de la Presidencia de la Unión de Periodistas de Cuba. Subdirector de la revista Temas. Miembro del consejo editorial de la Revista Latinoamericana de Comunicación Chasqui. Realizó estancias predoctorales en Londres (City University, 2003) y en la Universidad Complutense de Madrid (2006). Ha sido panelista, profesor invitado o conferencista en universidades de México, Brasil, Reino Unido,  Argentina, Estados Unidos, Alemania, Venezuela, Ecuador, Costa Rica y  España. Posee varios libros publicados.

Colega de profesión y camino de vida, el profe Garcés está profundamente comprometido con los nuevos desafíos y desde esa perspectiva presidió el Comité Organizador de ICOM, y actúa a diario en su hábitat de palabras, información, periodismo, soluciones posibles…

Visto 838 veces Modificado por última vez en Martes, 21 Noviembre 2017 07:03

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar