miércoles, 15 agosto 2018, 12:36
Miércoles, 30 Mayo 2012 20:28

Victoria Abril encontró su primer amor en La Habana

Escrito por  AIN

La Habana es como un milagro, afirmó hoy la carismática actriz española Victoria Abril, en un encuentro con colegas cubanos de profesión y periodistas, realizado en la Unión de Escritores y Artistas de Cuba.

Desenfadada y sonriente, como si no fuera nada la impresionante filmografía que atesora, Victoria asegura que al llegar a la Isla disfruta de las mejores vacaciones sociales, aunque esta vez anduvo algo ocupada con su responsabilidad de madrina del I Festival Latinoamericano de Monólogos, celebrado en Cienfuegos.

Dijo que siente algo muy especial por la capital cubana porque aquí encontró a su primer amor y años más tarde conoció a su actual pareja, con la que lleva 14 años de relaciones.

Acerca de sus proyectos mencionó su tercer disco titulado Interlocal, con composiciones propias, una de las cuales dedica a Cuba, además de continuar de inmediato la filmación, en París, de una serie televisiva llamada Clementine, que ya lleva tres años, gracias a la buena acogida de los espectadores.

También enumeró como asuntos pendientes otra película titulada Ismael, en España, con un director argentino, y una comedia, en Francia, con el tema de la tercera edad y la sexualidad.

Prometió dejar en Cuba su más reciente cinta, La mujer que secaba sus lágrimas, de Teona Strugar Mitevska, -una tragedia muy fuerte-  para que la proyecten en cuanto haya una oportunidad.

Aunque lleva 40 años como actriz, se confiesa una amateur, solo capacitada para transmitir sentimientos, valiéndose como apoyatura, de la música, que dice la coloca en el punto adecuado para una interpretación, de la vida real o de la pintura, pero nunca del cine porque no le gusta copiar de la ficción, de una copia.

Para La mujer que secaba sus lágrimas, explicó, se inspiró en el famoso cuadro El grito, del noruego Evvard Munch, y en la imagen de una dolorosa en un fresco bizantino del siglo VIII, pues es un tema tan duro y trágico, que no valen las palabras para llegar a sus esencias.

Interrogada sobre sus preferencias por algún género o medio expresivo, dijo que le gustan los extremos -la gran comedia o la aguda tragedia- porque siente que uno y otro se complementan y balancean.

En todo caso, afirmó, lo esencial es contar historias y que estas lleguen a las personas, ya sea en cine, televisión, teatro, DVD o cualquier otro soporte.

Modificado por última vez en Viernes, 01 Junio 2012 06:47

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar