domingo, 21 julio 2019, 19:37
Viernes, 17 Noviembre 2017 01:34

MIRAR(NOS): Memoria de besos

Escrito por  Liz Martínez Vivero/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(11 votos)

En todo caso, los científicos tienen la sagrada misión de probar, con hechos concretos o en ratones, las diferentes cosas de las que ya nos habíamos dado cuenta.

Hace muy poco, por ejemplo, probaron la realidad de que un ratón se vuelva depredador, únicamente por estar cerca 24 horas, los siete días de la semana, de un video con animales que devoran a sus semejantes.

Por supuesto: deliberadamente el roedor no mirará el video, lo hará de casualidad, y entonces irá incorporando las nuevas formas de actuación. Ese estudio viene a dar cuenta de la capacidad, también humana, de repetir conductas, aunque jamás se haya tenido nociones, ni siquiera remotas, de tales modos de vida.

Recientemente leí que la piel tiene memoria. Una herida, convertida ahora en cicatriz, puede ser recordada por nuestras células, aunque con antelación sabíamos que el cerebro sí guarda los mejores recuerdos.

En lo personal, creo que se puede olvidar un beso, pero la forma de besar, es inevitable, queda prendida en alguna parte del subconsciente. Viene a ser como una cicatriz también, en esencia más dulce, por supuesto.

A mí me gustan los besos, de todas clases, y no puedo decir que esta preferencia me haya garantizado algún tipo de experticidad. Recuerdo perfectamente el primer beso que di a mi hijo y el de esta mañana, cuando lo dejé en la casa de su cuidadora.

Sin embargo, garantizo que él los olvidará. No importa, se los iré reemplazando, de manera que vaya dando F5 (actualizar) a su pequeño cerebrito, y de manera también que siempre pueda atesorar las mejores memorias en lo que respecta a mi cariño.

Pero ustedes que me leen, estoy segura esperan que hable de otros besos: los apasionados, los que te ponen de vuelta y media con ganas de otro, de otro y de otro beso.

Hay mucha valentía en quien besa por primera vez a alguien. Corre el riesgo de desencantar, y en los tiempos actuales es demasiado común que otras cosas se roben el show; es decir, que se pase a otros momentos y se obvien las características erógenas de los labios, que nos hacen (ya se sabe) el favor de explorar sensaciones.

Yo creo que no debiera haberse estandarizado a nivel mundial el saludo con beso; para los allegados sí, pero para todos no.

Se puede desvirtuar su calidad; su probada eficacia en todas las cuestiones, de tanto que se usa, puede caducar, o peor: a la gente le parecerá tan común, que dejarán de usarlo como la garantía absoluta que es.

Ya lo dijo el poeta: lo mejor no es el beso, sino su continuación.

P.D.: Si llegó hasta aquí esperando que le hablara de mi primer beso, exonéreme esta vez… es algo tan lejano y tan mío, que prefiero guardarlo.

Visto 1366 veces Modificado por última vez en Martes, 21 Noviembre 2017 13:19

Dar y recibir placer es, en mi opinión, un asunto espiritual. No faltará quien diga que resulta la carne (léase el cuerpo) la parte más beneficiada, y también concuerdo.

Hasta hoy, ¿qué es lo que sabemos de los hombres? Saben manejar los aparatos electrónicos más complicados, les gusta el fútbol y las curvas (sobre todo las curvas).

A lo mejor, tan sentimental como soy, rompa en sollozos ante la posibilidad nunca remota de que me presente a su novia...

No tengo que tener dotes de adivina para saber que usted posee un sueño. No me lo cuente.

Los tiempos actuales han establecido la norma. Hemos dejado que pase porque, en apariencia, todo está bien. Por concepto, los seres humanos somos muy de apariencias.

Le pasó a la amiga de una amiga y si no fuera porque, como diría mi abuela, conozco el paño hoy usted estuviera leyendo una columna vinculada a un padecimiento sexual en los hombres.

A los niños les gustan las películas de robots; a las niñas, las de princesas. Desde la infancia imponemos a nuestros hijos algunos conceptos anclados en épocas remotas...

Emmanuel Macron es un tipo que no cree en estereotipos. A lo mejor porque cuando se está en la cúspide, da lo mismo el pensamiento de los de abajo...

Hace algunos días quiero escribirlo. Primero la falta de fluido eléctrico después la conjuntivitis, después todavía la falta de fluido eléctrico. Ahí les va.

Abordamos el mismo coche y ya venía entablando aquella tan peculiar conversación con el cochero.

Comentarios  

 
#11 VIP 29-11-2017 13:46
No quiero sentir el sabor de otros labios mas que los tuyos...
 
 
#10 Lia 21-11-2017 17:31
Hay besos que son tan fugaces que tengo que pedirles que vuelvan a pasar..
¨Lo bueno de los años es q curan las heridas, lo malo de los besos es q crean adiccion¨
 
 
#9 José Luis Rdguez Fdz 21-11-2017 16:20
Bellos labios ¿Traicioneros?
Encendidos ¿Fríos?
Silenciosos ¿Sonoros?
Ósculos ¿Amorosos?
Son tus besos
 
 
#8 Chrystal 20-11-2017 18:43
Hola, me encantó el articulo. Y esa foto en la portada realmente atrae la atención!!! Ya la habia visto anteriormente y sabes que? Me sirvió para conquistar a un capricho anterior cuando se la envié y afirmé: "Me provoca hacer esto contigo". La verdad, cuando alguien te besa apasionadamente es lo máximo!!! Y seguro que "lo que sigue es mucho mejor"
 
 
#7 baby 20-11-2017 14:28
jjjaaaaaaaaa que lindo
 
 
#6 Trunp 20-11-2017 11:59
yanelis, creeme que el corazón mio latió aceleradamente, pero de la risa, al leer tu comentario.
"corozón latiendo aseleradamente"
 
 
#5 Antonio 19-11-2017 23:22
liz concuerdo contigo en lo absoluto, un beso especifico puede recordarse o no, pero una forma de besar o los labios que te erisan por completo nunca se olvidan, esos quedan archivados y protegidos por contraseña, para que ningun virus pueda dañarlos. me gusto el articulo.
 
 
#4 sahily 18-11-2017 10:08
los besos bueno y los labios porque nos es solo darlo sino saber que tan suaves pueden besar esos labios y el sabor que entonces tendran los besos y e ahi el recuerdo que quedara en las memorias.Pero tu comentario me gusto.
 
 
#3 Vivien 17-11-2017 17:47
Los buenos besos quedan tatuados en la piel.
 
 
#2 Santiaguero 17-11-2017 16:14
Hola Liz si eres las de la foto con esos labios tan dibujados quien no olvido el beso debe haber sido el.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar