martes, 18 septiembre 2018, 15:09
Martes, 31 Octubre 2017 08:53

Disfraces, calabazas y cintas de terror: EE.UU. celebra Halloween

Escrito por  Martha Andrés Román/PL
Valora este artículo
(0 votos)

Halloween se celebra también en diversos lugares del mundo, fundamentalmente angloparlantes, aunque cada vez tiene más espacio en otros países debido a la influencia hegemónica de la cultura popular norteamericana.



Desde hace días lo anunciaban las calabazas colocadas en balcones con sonrisas divertidas o macabras, la publicidad televisiva, los decorados con telarañas, las ofertas de dulces y disfraces: Estados Unidos vive hoy la celebración conocida como Halloween.


Grandes y chicos estarán de fiesta esta noche, sobre todos los pequeños, que tendrán doble diversión al disfrazarse de sus personajes favoritos e ir de puerta en puerta pidiendo caramelos y confituras, bajo amenaza de hacer alguna travesura si no reciben la esperada recompensa.


Varias fuentes sostienen que los orígenes de esta tradición se remontan al antiguo festival de Samhain que los celtas conmemoraban hace dos mil años en el área que ahora ocupan Irlanda, el Reino Unido y el norte de Francia.


Esa cultura consideraba el 1 de noviembre como el primer día del año, pues marcaba el final del verano y la cosecha, y el comienzo del invierno oscuro y frío, un periodo asociado con la muerte.


De acuerdo con la Enciclopedia Británica, durante el festival de Samhain se creía que las almas de los que habían muerto volvían a visitar sus hogares, y que quienes habían fallecido durante el año viajaban al otro mundo.


Por eso, la gente prendía hogueras en las colinas para ahuyentar a los espíritus malignos, y algunas veces usaban máscaras y otros disfraces para evitar ser reconocidos por los fantasmas que creían presentes. 'Fue de esa manera que seres como brujas, duendes, hadas y demonios llegaron a ser asociados con la fecha'.


En el siglo VII, recordó la publicación, el papa Bonifacio IV estableció el Día de Todos los Santos en mayo, pero en la centuria siguiente, quizás en un esfuerzo por suplantar las fiestas paganas con una observancia cristiana, se movió al 1 de noviembre.


Fue así como la Víspera del Día de todos los Santos (All Hallows' Eve) se transformó en una noche sagrada o santificada, pero hacia el final de la Edad Media, los motivos seculares y sagrados se fusionaron y con el paso del tiempo el nombre dio lugar a la contracción Halloween.


La llegada de inmigrantes a esta nación, sobre todo irlandeses, llevaron a que en el pasado siglo se convirtiera en una de las festividades más importantes de la nación.


Halloween se celebra también en diversos lugares del mundo, fundamentalmente angloparlantes, aunque cada vez tiene más espacio en otros países debido, en gran medida, a la influencia hegemónica de la cultura popular norteamericana.


Entre las actividades más frecuentes de esta jornada se encuentran las visitas a casas 'embrujadas', la proyección de filmes de terror, los desfiles y las fiestas de disfraces.

Precisamente estos últimos forman parte inseparable de la festividad, no solo para los niños, sino también para los adultos, que desde el pasado fin de semana han llenado las redes sociales con imágenes de sus atuendos.


Este año uno de los más usados seguramente será el del payaso asesino Pennywise, de la película 'It', un remake basado en la novela homónima de Stephen King de 1986 que en septiembre se convirtió en el filme de terror más taquillero de la historia.


La jornada, por supuesto, es también un momento muy bien recibido por los comercios y tiendas, cuando según el portal NPR se espera que las ventas de golosinas aumenten un 4,1 por ciento con respecto a 2016, hasta alcanzar los 4,1 mil millones de dólares.


Se espera que las ganancias totales que deje esta tradición, al incluirse disfraces, tarjetas, adornos, caramelos y otros artículos vinculados a la fecha, sumen 9,1 mil millones de dólares, frente a los 8,4 mil millones de hace doce meses.


En la red social Twitter es tendencia hoy la expresión 'Happy Halloween', mientras que Google dedica su doodle al fantasma Jinx, que busca el disfraz perfecto para hacer amigos esta noche.


Quien no parece tener problemas para decidirse por un atuendo es la excandidata presidencial demócrata Hillary Clinton, pues cuando anoche en Chicago le preguntaron cómo se disfrazaría este martes, contestó:


'Tengo que empezar a pensar en eso. ÂíCreo que tal vez venga como presidenta!'

Visto 869 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar