miércoles, 11 diciembre 2019, 06:04
Lunes, 28 Mayo 2012 13:19

Destaca el PNUD trabajo realizado en Cuba en educación sexual y prevención del VIH

Escrito por  Camilo García López-Trigo
Valora este artículo
(0 votos)

El CENESEX recibió una amplia representación de funcionarios del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), de la sede regional y de sus oficinas en 10 países.



El CENESEX recibió una amplia representación de funcionarios del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), de la sede regional y de sus oficinas en 10 países, que han participado desde el 23 de mayo último en el Evento Internacional de Adquisiciones  de ese organismo, organizado regularmente para darle capacitación a su personal y que, por primera vez, se realiza en Cuba.

Especialistas del CENESEX y activistas presentes les ofrecieron, el pasado viernes, a los visitantes una explicación detallada de la historia del Centro, del trabajo realizado en materia de educación sexual en el país y sobre la actividad desarrollada por las redes sociales comunitarias, que agrupan a diferentes personas interesadas en la promoción de los derechos sexuales, independientemente de su orientación sexual e identidad de género. Expertos y promotores del Centro Nacional de Prevención de las ITS y el VIH/sida también ofrecieron una panorámica de su trabajo, especialmente con el Proyecto HSH-Cuba (Hombres que tienen Sexo con Hombres), que lleva más de 10 años trabajando en estos temas.

Durante el intercambio, se profundizó en el papel que ha desempeñado la Campaña por el Respeto a la Libre y Responsable Orientación Sexual e Identidad de Género, con las Jornadas Cubanas contra la Homofobia en los últimos 5 años, para la educación a la población cubana contra las discriminaciones por este motivo, lo cual ha contado con el apoyo de numerosas organizaciones e instituciones gubernamentales y del Partido Comunista de Cuba. Igualmente, se destacó el trabajo realizado desde la prevención del VIH/sida y la labor realizada por el Proyecto HSH, con sus representaciones en todas las provincias y en 45 municipios del país, donde se hace más necesario ese trabajo.

Activistas trans se refirieron al crecimiento personal que han tenido en su formación como promotoras de salud sexual y de derechos sexuales, así como el trabajo que se ha realizado con la policía y las personas que administran la justicia, lo que ha jugado un importante papel en el necesario respeto a las personas LGBT.

A pesar de los avances, también se profundizó en la necesidad de contar con mayor participación de los medios de prensa en estas campañas, tanto de la prensa plana como la televisión y la radio, para hacer más efectiva la educación a nivel nacional; en la urgencia de legislar para garantizar la protección a las personas LGBT de cualquier discriminación, sea en la escuela, en centros laborales u otro ámbito; en la demanda de las personas trans para la existencia de leyes que reconozcan explícitamente su identidad de género, sin necesidad de ser sometidas a la cirugía de reasignación sexual, entre otros temas.

El Director del Grupo de VIH/sida del Buró de Desarrollo de Políticas del PNUD, Sr. Geffrey O’Malley, resaltó la excelente ejecución de los proyectos aprobados para Cuba por el PNUD y el trabajo realizado en nuestro país sobre estos temas, señalándolo como un ejemplo para la región, especialmente para la zona del Caribe. En particular, subrayó la labor realizada al mismo tiempo a nivel comunitario y con los decisores políticos y otras instituciones del país, que ha garantizado una mayor sensibilización en muy breve tiempo.

A este reconocimiento se sumaron también Hakan Bjorkman, Líder del Equipo de Trabajo de la Comunidad del Fondo Global del PNUD en Ginebra, y María Tallarico, del Buró Regional de la organización, quien señaló que, aunque los procesos no se han difundido con la dimensión que se quisiera, el trabajo realizado en Cuba ha merecido un apreciable reconocimiento internacional.

“Estamos muy interesados en las leyes, los derechos y la diversidad sexual”

El Director del Grupo de VIH/sida del Buró de Desarrollo de Políticas del PNUD, Sr. Geffrey O’Malley, posteriormente destacó la importancia de los sistemas legales en los países para luchar contra las discriminaciones y los prejuicios sobre la base de la orientación sexual y la identidad de género. “Tenemos que ver las leyes, pero también tratar de concientizar a la policía – como ustedes están haciendo en Cuba – y a las personas que trabajan en el sistema judicial”, indicó.

Entre los retos internacionales que enfrenta el organismo en la actualidad señaló que, uno de los problemas que ha emergido en los últimos años en algunos países africanos, ha sido la criminalización de la transmisión del VIH, resaltando que, “aunque la motivación de esas leyes pudieran ser buenas – porque los legisladores ven que la transmisión del virus se está incrementando y sienten la necesidad de hacer algo para detenerlo –, al mismo tiempo causa muchos problemas pues, lejos de que las personas se sientan responsables en la prevención, sienten miedo de hacerse la prueba pues saben que, si el resultado es positivo, toda su actividad sexual se convierte en un asunto legal”.

El funcionario destacó que el PNUD apoya el reconocimiento legal de la identidad trans, la descriminalización del VIH, del trabajo sexual y de los consumidores de drogas. En este tema indicó que hay países donde la infección ocurre principalmente por motivos de drogadicción y, en aquellos lugares donde hay sanciones severas contra los que las usan, se crean también múltiples problemas, pues llevarlos a prisión no ayuda a nadie: “En realidad, en muchas partes del mundo hay más drogas en las prisiones que en la calle; y en el ambiente de la prisión hay más transmisión de VIH, por razones de drogas y de sexo, sin un adecuado programa de prevención”. Ante esta disyuntiva, resaltó que si alguien padece de drogadicción lo que necesita es atención médica y apoyo, por eso “estamos promoviendo que los países se alejen de una política de criminalizar el uso de las drogas y se dirijan más hacia una aproximación de atención médica y prevención a los factores de riesgo”.

En temas de discriminación hacia las personas LGBT a nivel internacional, destacó que alrededor de un 70% de países en el mundo tienen algún tipo de regulación contra la discriminación a personas que viven con VIH; sin embargo, muy pocos tienen leyes contra la discriminación a personas trans y otras minorías sexuales.

Señaló el problema de que todavía en muchos países hablar sobre la protección contra la discriminación de las llamadas “minorías sexuales”, o referirse a sus derechos, provoca mucha preocupación en las autoridades. Por eso, refirió que en los lugares extremadamente homofóbicos es mejor educar en lo contraproducente que se convierte la criminalización de estos actos, por muchas razones: “está el problema de la transmisión del VIH, pero también está el problema de los derechos y la seguridad de esas personas, además de promover la corrupción en la policía que debe ejecutar esas leyes”.

Asimismo destacó la influencia cultural en estas situaciones y la particularidad que debe tenerse este trabajo, pues hay lugares donde existe más aceptación a las personas HSH y más discriminación a las personas trans, mientras hay otros – como en la mayoría de los países asiáticos – donde  sucede lo contrario, habiendo casos extremos donde los hombres gays son presionados a someterse a la cirugía de reasignación sexual, por prejuicio y homofobia.

Visto 2494 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar