sábado, 17 noviembre 2018, 10:45
Viernes, 27 Octubre 2017 09:24

Buenos Aires se contagia con la Trovuntivitis cubana

Escrito por  Maylín Vidal/PL
Valora este artículo
(0 votos)

Con sus canciones pícaras y su fuerza sobre el escenario, el grupo cubano la Trovuntivitis contagió a Buenos Aires con un espectáculo exquisito y de alto nivel, en el que arrancaron aplausos.


La víspera fue una noche especial, en la que por una vez más el auditorio Caras y Caretas se convirtió en el Mejunje de Santa Clara, ese rincón especial donde desde hace dos décadas los 15 miembros que lo integran armaron un proyecto que hoy es respetado y admirado en esta nación austral.

Aquí llegaron por vez primera en 2012 para festejar sus 15 años y ahora están de vuelta para festejar sus 20, en una gira que los ha llevado por varias plazas del país pero en especial a este escenario que le abrió las puertas y es ya su casa favorita.

Unidos por un derroche de talento, las 11 voces de cantautores, hombres y mujeres, que componen la Trovuntivitis, y sus músicos, deleitaron a un público que siguió atento cada tema, algunos se lo sabían al dedillo y otros, aunque no, cantaban y bailaban al ritmo de algunas de sus jocosas piezas.

Números que fueron elevando una velada en la que los porteños sintieron un poco el calor de Cuba y esa manera dicharachera, ingeniosa y creativa del pueblo de esa isla caribeña, con las letras de estos cantautores que van desde el humor y el amor hasta el sarcasmo.

Desde la armonía perfecta que establecen, hasta creaciones en solitario con el apoyo de algunos miembros, la voz armoniosa de la trova de Yatsel Rodríguez, la calidez y perfección de las jóvenes Yaima Orozco e Irina González, el rock poderoso de Michel Portela y Karel Fleitas, el carismático Rolando Berrío y sus canciones o las de Alain Garrido, por solo citar varios ejemplos, se llevaron ovaciones.

La Trovuntivitis se echó en el bolsillo a los espectadores que, con cada canción, disfrutaban de ritmos autóctonos como el son, el bolero, el rock, la balada, y la trova al mejor estilo de sus miembros.

Momento especial de la velada fue cuando se les unió el destacado multi-instrumentista, compositor, director y productor Santiago Vázquez, quien con su lenguaje de ritmo y percusión con señas, puso a improvisar desde los cantantes hasta los instrumentistas.

Temas como La cucaracha, El son de Heliodoro -uno de sus himnos en estos 20 años-, o La casa, de Raúl Marchena, fueron algunos números escogidos para esta velada en la que también se lucieron Miguel de la Rosa, Leonardo García, Raul Cabrera, y Yordan Romero.

La complicidad entre sus músicos, el sentimiento, la sabrosura, el disfrute al máximo y la reverencia entre ellos en cada actuación, los miembros de La Trovuntivitis regalaron a los presentes un espectáculo de alto vuelo.

Considerado uno de los más importantes movimientos dentro de la canción cubana, el grupo llegó a Argentina en una gira con el apoyo de Ibermúsica, el programa para la música de la cumbre iberoamericana de jefes de Estado, y el respaldo de la Fundación Mercedes Sosa en Argentina y varias instituciones culturales cubanas.

Durante su recorrido, que arrancó en Caras y Caretas el 5 de octubre pasado, han ofrecido conciertos y recitales individuales y en pequeños formatos llevando su arte a Córdoba, Rosario, Paraná, Mendoza, entre otros sitios.

Aún les quedan varias presentaciones en este país, que lo acogió con los brazos abiertos y aplausos unánimes, entre ellos en Venado Tuerto, provincia de Buenos Aires.

Visto 360 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar