sábado, 15 diciembre 2018, 18:50
Sábado, 28 Octubre 2017 04:19

Nuestro fútbol, ¿cuándo será cisne?

Escrito por  Víctor Joaquín Ortega/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(0 votos)

Lo principal es el trabajo en la base, con preferencia para los nuevos árboles. Falta bastante terreno por golear en este sentido.

Me citaré a mí mismo: viajo hacia un comentario que publiqué en la revista Mujeres relacionado con la frustración de nuestros futbolistas en la magna justa americana de 1987. Acompáñenme. Vamos a ver si aquellas reflexiones se ajustan al momento. Eso sí, alejémonos tanto del dogmatismo como de la complacencia. El cerebro sereno, frío, y que el calor de la pasión no sea capaz de estallar.

“El fútbol ha sido siempre el patito feo de las disciplinas del INDER. La más universal de las competencias tiene gran desarrollo en lo técnico y lo científico, en la masividad y lo organizativo en el planeta... No es fácil llegar a su cima porque es una montaña muy elevada con senderos abruptos. En otros deportes puede escalarse con inferior dificultad: son menos las naciones que los practican y no hay tanto desarrollo cualitativo, ni una tradición tan poderosa.

“Pero, es cierto también que lides con poca historia en nuestro país antes del enero verde olivo, han conquistado superior adelanto y andamos en ellas entre los de más luz del firmamento muscular: pesas, voleibol, lucha clásica y libre, judo...

“En los Panamericanos de Indianápolis nuestros futbolistas estuvieron muy mal”. Un momento para mayor aclaración: en esta décima cita, quedamos fuera del podio en el balompié, ocupado en este orden por las representaciones de Brasil, Chile y Argentina. Vistazo a nuestros superiores resultados con respecto a los certámenes anteriores: bronce en 1971 y plata en 1979. En La Habana 1991, tercera plaza.

Volvamos al texto aludido donde sigo diciendo: “Simplemente, mostramos la calidad obtenida. Y era el mejor conjunto de la Mayor de las Antillas frente a contrincantes que no son las estrellas de sus naciones. Por encima de las frases justificativas y hasta de la invocación a la mala suerte, debemos reconocer que inclusive hubo involución. No ha sido el único ni el más estrepitoso fracaso en la citada trinchera”.
 
Me dolía, aunque era mi deber decirlo sin ambages. Continuemos extrayendo opiniones que mantenían la edulcoración muy lejos.

PARA IMPONER LA RUMBA

“La causa esencial del ínfimo desarrollo: el mal trabajo, a partir de una pésima dirección, desde hace más de 25 años, que no fue la misma aunque era igua”. Señalaba más adelante: “Había, y hay, que transformar conceptos, programas y labores”. Afirmaba: “lo peor de todo lo encontrado: la endeble atención a la base, sin escape para las ramas  infantil y juvenil. El error es más fustigante en una especialidad como la citada, de movimientos no naturales, inacostumbrados en el hombre en buena medida. Para formar tales reflejos y habilidades, debe comenzarse en edades tempranas sin caer en excesos competitivos tampoco. Arribar tarde al sendero impide ser técnico, imposibilita ser creador.

“Otro problema: abuso de preparación física en detrimento del arte del reino de los goles, latigazo de abajo a arriba. Un equipo de balompié no son once pesistas o boxeadores que patean el balón de vez en cuando. En las selecciones de primera categoría, en la misma escuadra nacional, ¿cuántos chutan bien?, ¿cuántos pueden disparar en movimiento con efectividad?, ¿cuántos tienen la habilidad del ya retirado Massó? Sin dejar de preocuparnos por el fortalecimiento corporal hay que ascender en lo científico, lo técnico, lo táctico y lo estratégico.

“Los brasileños trajeron la samba al fútbol, ¿por qué los cubanos no imponemos la rumba?”

Sobre el asunto digo ahora: al soslayar ese baile precioso sobre la yerba, los grandes de este deporte descendieron más bajo de los propios resultados. Al ir recuperando su ruta verdadera, han ido danzando hacia la cúspide. A ritmo de bongó, los púgiles nuestros son el buque insignia deportivo. Independientemente de otros factores externos e internos robustos, al disminuir la alegría rumbera, hemos perdido potencia en el béisbol.
     
Hacia el escrito de hace 30 años. Antes aclaro: nunca he negado la falta del fogueo necesario, al no contar con un campeonato nacional como debe ser (se ha perfeccionado mas le falta) y la presencia en ligas extranjeras (comenzó); no podemos confundir profesionalidad con profesionalismo, y debemos entrenar el alma de los muchachos para esquivar los golpes corruptores de ese canto al lucro, al negocio. Hay que apearse de la fantasía, y alzar por el cuello a los pecadores..., como enseñó Martí. Eso no significa ahogar sino dotar de mayor humanismo con una preparación profunda y forjadora.
        
“(...) lo principal es el trabajo en la base, con preferencia para los nuevos árboles. Falta bastante terreno por golear en este sentido. La diana no debe ser las medallas, la actuación internacional: eso es lo secundario. Lo trascendental es convertir el balompié en arma por la salud, la formación física y espiritual, y la felicidad del pueblo”.
 

El final de aquellas líneas todavía no ha cristalizado: “Con un batallar firme e inteligente nuestro fútbol podrá convertirse en cisne bello y poderoso”.

Visto 766 veces Modificado por última vez en Domingo, 29 Octubre 2017 05:04

Comentarios  

 
#2 Fito 31-10-2017 08:40
que hay con del football femenino?,porqu e nuestro deporte en mayoria es para hombres?, incluyendo nuestro deporte nacional, a pesar como en el football existen ligas respetables en el mundo.
 
 
#1 HAVANA WAKE UP 31-10-2017 08:31
Amigo Víctor Joaquín......le repíto.....lo que ya le escribí al programa FUTBOL X DENTRO de TELEREBELDE.... ..y lo que en algún momento ya he escríto en algún espacio de este PORTAL DIGITAL.
Ya tengo sesenta años.....pero recuerdo con mucha claridad y nostalgia...... mi edad de nueve años......cuand o asistía cualquier Fín de Semana, a cualquier instalación deportíva de nuestra Capital(Parque Martí, Ciudad Deportíva, Parque Jose Antonio Hecheverría,... ..etc).....y encontrabas todos los sitios repletos de niños, adolescentes, jóvenes y adultos.....jug ando baseball, basket, volleyball y fútbol......tod os sentíamos una gran motivación por esto, existían implementos, balones y pelotas para practicar...... y sobre todo.....el INDER incentivaba mucho estas actividades.
Estoy seguro de que esta fué la verdadera masividad deportíva y la antesala......d e toda la camada de estrellas deportívas y logros......que alcanzó nuestra nación durante la década de los setenta y los ochenta.
Y esto se ha perdído!!!!!... ....nuestra infancia ha cambiado los deportes por los juegos informáticos... ...o en el peor de los casos.....por falta de pelotas, balones e implementos.... ..no pueden jugar.
En el caso del fútbol.....conv oquémos cada Fín de Semana a nuestra juventud....par a asistir a nuestras instalaciones deportívas..... .asistámosles con balones, instructores y voluntarios que les orienten cabalmente,.... .convoquémosles a organizar equipos en cada barrio.....y entonces ya veremos......qu e comenzarán
a surgir mejores prospectos.
En todos los aspectos de nuestra sociedad......e l talento está en la calle......pero hay que saber salir a buscarlo!!!!!!!
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar