miércoles, 20 junio 2018, 10:47
Sábado, 04 Noviembre 2017 05:27

Del voly cubano: Torre a cuatro manos sobre el presente

Escrito por  Harold Iglesias Manresa/Cubasí
Valora este artículo
(2 votos)

El voleibol cubano y su realidad. Hallar bálsamo de rendimientos en las duplas de voly de playa de Sergio González-Nivaldo Díaz, y el elenco sub-23 bronceado, no suple ni por asomo un vacío multifactorial.

El voleibol cubano no atraviesa ni por asomo su mejor momento. Esa es una realidad incuestionable. Tal es así, que ante la poca felicidad que han aportado los elencos mayores de sala, la afición se ha refugiado en los rendimientos de la dupla playera de Sergio González-Nivaldo Díaz, encargados de aportarles las alegrías más recientes junto con los muchachos bronceados en el Mundial sub-23 de Egipto.

De hecho, el 2017 fue tomado según las propias palabras del presidente de la Federación doméstica Ariel Saínz como un año de reconstrucción, de ahí que le hayan conferido notoria importancia a la participación de los elencos de uno y otro sexo en los diferentes certámenes del orbe de cada una de las categorías.

A este proceso de crecimiento, sustentado en alineaciones titulares muy jóvenes en nuestras armadas élite, y aún mucho por ganar en team work y partidos internacionales de nivel para hablar de inserción en una elite en la que por más de dos décadas fuimos notablemente respetados, además de gozar de prestigio ganado a fuerza de resultados, se suman otras variables de incidencia.

Hablamos de la ausencia de un certamen doméstico competitivo que constituya un termómetro inicial para visualizar y desarrollar la cantera; el éxodo de voleibolistas superior cómodamente al  centenar desde el año 2001 a la fecha; y cuestiones de efectividad, rentabilidad y factibilidad asociadas a la contratación de nuestros voleibolistas Ligas foráneas.

A eso podemos adicionarle una infraestructura que por diversos motivos sigue siendo endeble para la práctica del deporte de la malla alta con todas las de la ley desde edades tempranas.

Entonces, el bajón en los rankings respectivos de cada sexo en sala y la explosión de los playeros, especialmente de la mano de Sergio González-Nivaldo Díaz, constituyen el mural actual de la disciplina, que intentaremos analizar con un poco de exhaustividad.

Panorama playero

Para el binomio de Sergio-Nivaldo, el haber sido insertado en el World Tour de voleibol de playa ha sido indudablemente su consagración en la élite. La clarinada y el empujón se lo dieron ellos mismos con ese quinto escaño en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Antes habían dado un avance de sus potencialidades, al culminar abrazados en los escaños del nueve al 16 en la cita del orbe de Holanda 2015.

Sobre su primera experiencia en el Tour Mundial de voly, en el cual ya suman ocho comparecencias, le respondieron tanto Sergio como Nivaldo al colega Dayán García antes de su inserción:

Sergio: “Sería genial para nuestro rendimiento incluirnos, porque uno se adapta a jugar a ese nivel y sabes cómo resolver  los desafíos en situaciones de presión. Eso fue lo que nos sucedió en Río: nos faltó serenidad a la hora de tomar decisiones. Si se cumple se pueden esperar noticias muy agradables de nosotros en el camino a Tokio 2020”.

Nivaldo: “Confrontar con los mejores del mundo ayudaría a estabilizar nuestro rendimiento, así como también elevaría nuestra capacidad mental y la experiencia competitiva. Ya hemos demostrado que en lo físico y técnico podemos medirnos con el primer nivel. Todavía tenemos mucho para dar”.

Y ciertamente han dado en el exigente circuito que contempla 24  paradas antes de la final de Hamburgo. Al título en el segmento de  Langkawi, Malasia, suman el bronce recientemente conquistado en Qinzhou, China, además de otras paradas en las que han recalado entre los ocho primeros.

De hecho, ostentan el puesto 20 del ranking de la competición con ocho participaciones en las que acumulan 2040 puntos. Regentean igualmente con ocho comparecencias y global de 4180, los poderosos auriverdes Evandro-Andre. Para tener una idea der su ubicación, baste señalar que 202 binomios al menos tienen una incursión en este World Tour.

Mientras, en el escalafón del orbe se colocan en el lugar 16. Una decena de lides punteables y total de 2 450 unidades los respaldan. Acá también Evandro-Andre miran por encima del hombro con idéntico puntaje de 4 180.

A Sergio y Nivaldo, entre los elementos que considero deben pulir, se halla la concentración en el juego y desterrar la presión cuando encaran tie-breaks, especialmente aquellos con balance en los tanteadores hacia las postrimerías. Esa tensión al límite, los ha llevado en más de una ocasión a cometer errores no forzados.

Entre féminas si bien Leila Martínez-Lidiannis Echevarría han escalado posiciones y su noveno puesto de Qinzhou así lo constata, aún no cargan suficiente arsenal ni experiencia para decir que se plantan de tú por tú con las mejores duplas del planeta. De cualquier forma, alentadoras sus respectivas plazas 46 del Tour Mundial (660 rayas y solo dos paradas en su haber); y la 39 del ranking absoluto (1 220-cinco). Las también auriverdes Larissa-Talita, comandan en cada caso (5 560) lo que muestra la hegemonía absoluta de los de la tierra de la samba en la disciplina. ¡Bendita seas Copacabana y los restantes balnearios del gigante sudamericano!

Miguel David Gutiérrez demostrará su talento en la Liga italiana


Rotación y balón a la sala

Si el voly de playa vive un alza de manera incuestionable, su hermano mayor de sala se debate en una encrucijada perenne desde hace algún tiempo: transitar con seriedad por las diferentes categorías y materializar selecciones élite con estabilidad en sus plantillas.

Algo que en algunos momentos se ha antojado una quimera. Mencionaré únicamente los ejemplos de dos figuras que actualmente son considerados como de los mejores talentos del voly universal: Wilfredo León y Melissa Vargas. Ninguno viste nuestra casaca y ambos, desde muy noveles, militaron en nuestras escuadras nacionales, con protagonismo en torneos disímiles, tanto de su categoría, como de otras superiores.

En esa batalla y con destellos alentadores en la cantera, la selección femenina logró clasificarse para la cita del orbe del próximo año en Japón, lid para la que ya se conocen las 24 selecciones contendientes, entre ellas siete del área Norceca, lo que da fe del empuje de nuestra región, con Estados Unidos y República Dominicana como máximos exponentes en este instante.

De hecho, una mirada al ranking sitúa a las estadounidenses segundas (298), las quisqueyanas novenas (121), Puerto Rico en la posición 14 con 64 puntos, y Canadá en la 19-44. Todos nos aventajan pues aparecemos con 30 en el escaño 25, dos peldaños por debajo de la actualización precedente. Por si eso no bastara a nivel continental también nos superan Brasil y Argentina, situación que antes de Beijing 2008 era insospechada. China (330) reina en ese concierto.

Justo en esa cita bajo los cinco aros batalló la última camada de Espectaculares Morenas del Caribe. De entonces a la fecha, se han reducido considerablemente las opciones de nuestros elencos, a la vez que se limitan las opciones de disputar mayor número de partidos de primer nivel en Grand Prix, Mundiales y demás competiciones importantes, pues no somos considerados entre los equipos de calidad superior.

Los rendimientos en el sector varonil, aún cuando son un tanto más halagüeños, tampoco nos colocan en ese top. Baste señalar que en las últimas ediciones de la Liga Mundial hemos disputado los niveles dos o tres, además de la ausencia a la versión 2017.

Cuestión aderezada con el hecho de que el descenso de tres posiciones en el escalafón se corresponde con los rendimientos no patentados. Así, ocupamos un ingrato puesto 16 (60 rayas) en el listado del orbe, con rendimientos compilados del campeonato del orbe del 2014 (acumulado de 40), y de los Juegos Olímpicos de Río 2016 (puntaje de 20).

La Federación doméstica ha intentado hallar en la política de contratación de deportistas una válvula de escape y una plataforma de desarrollo para los jugadores más talentosos de ambos elencos.

Recientemente el fichaje de ocho jugadores  por diferentes clubes de Argentina, Italia y Perú, lo que ciertamente da fe de una potenciación de ese mecanismo, iniciado por Javier Jiménez en el 2014 con el PAOK de Grecia.

Ahora bien, de cara al Mundial del próximo año todavía los nuestros carecen de clasificación, pues al torneo clasificatorio de NORCECA en  Colorado Spring donde hicieron el grado y coparon el podio Estados Unidos, República Dominicana y Canadá, ni la Mayor de las Antillas, ni Puerto Rico pudieron comparecer, debido a  las graves afectaciones de los huracanes María e Irma.

Así, los otros dos cupos se disputarán en un repechaje del 10 al 12 próximos acá en La Habana, donde junto a esos dos conjuntos se medirán México y Guatemala, cuarto y quinto lugares en la lid disputada en tierra norteña.

De vuelta al escalafón universal, cabe destacar que Brasil (315) lidera las acciones, con Estados Unidos (270) y Polonia (262) en calidad de escoltas inmediatos.

Cuanta nostalgia, el coliseo de la Ciudad Deportiva y miles de cubanos aguardamos por ese renacer tan deseado. Hay un vacío inmenso que añoramos llenar, con el eco ensordecedor de… ¡Balón que sube, balón que baja! ¡Tanto para Cuba! ¡Cuba, Cuba, Cuba, subcampeona Mundial! Como en el último recuerdo del 2010. Pero por ahora no se vislumbra un horizonte feliz y toca seguir desempolvando recuerdos, de “nuestros años felices”.

Visto 522 veces Modificado por última vez en Lunes, 06 Noviembre 2017 14:20

Comentarios  

 
#1 Raul G. 06-11-2017 12:21
Fueron tantos los errores que se han cometido desde inicios de este siglo 21 con el voleibol que nos costara mucho volver a planos estelares.Como nos han enseñado a no olvidar la historia recordemos el grupo de voleibolistas que jugaban en la Liga Italiana a inicion de los 2000.Todos vivian en Cuba,gastaban su dinero en Cuba y competian por Cuba ademas del dinero que recibia el movimiento deportivo cubano por esas contrataciones. Un buen dia a alguien se le ocurrio prohibir estas contrataciones y ahi empezaron los problemas de nuestro voleibol. Exodo de atletas , sanciones desmedidas ,exclusiones y prohibiciones de todo tipo que dieron al traste con todo lo que se habia logrado en nuestro pais con el voleibol en ambos sexos.
Mas tarde cuando algunos de nuestros voleibolistas que juegan en Ligas extranjeras catalogados entre los mejores del mundo quisieron representar a nuestro pais en competencias internacionales volvieron las negativas y planteamientos obsoletos que tanto daño hacen y han hecho al deporte en Cuba.
Tengo la esperanza que errores como estos no se vuelvan a repetir para volver ha hacer algun dia lo que fuimos tanto en el voleibol como en otros deportes.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar