viernes, 21 septiembre 2018, 15:16
Lunes, 16 Octubre 2017 04:28

EN GALERÍAS: Una espiral de figuraciones

Escrito por  Yuris Nórido/CubaSí
Cuba colectiva (6 paneles). 1967. Óleo y técnica mixta sobre tela. 501 x 1089 cm. Colección MNBA. Cuba colectiva (6 paneles). 1967. Óleo y técnica mixta sobre tela. 501 x 1089 cm. Colección MNBA.

En el verano de 1967 Cuba entró en el mapa del arte universal contemporáneo. Puede parecer demasiado absoluta la afirmación, pero las propuestas del Salón de Mayo, que llegaron a La Habana desde París, significaron un antes y un después para la creación nacional, y también fueron un hito para el público que acudió al Pabellón Cuba.


Cincuenta años después, el Museo Nacional de Bellas Artes presenta en su edificio de Arte Cubano la exposición «La gran espiral», que reúne piezas de artistas cubanos y extranjeros que se exhibieron en aquella oportunidad.


Por primera vez, el influyente Salón de Mayo cruzaba el Atlántico. Era, en esos momentos, una de las más importantes citas de las artes visuales en el mundo, nacida por la necesidad de recuperar el protagonismo de Europa en el panorama del arte contemporáneo. Fue plataforma de lanzamiento de grandes artistas, curadores y críticos; espacio natural de disímiles movimientos y estéticas.

alt
Detalle del gran mural en el que participaron cien artistas.


A La Habana, gracias al empeño de Wifredo Lam y otros artistas e intelectuales, llegaron algunos de los más jóvenes creadores de ese Salón, atraídos por la singularidad del proceso revolucionario cubano. Las exposiciones del Salón se convirtieron en un acontecimiento de público. Decenas de miles de cubanos las visitaron en poco más de un mes.


El punto neurálgico era un gran mural pintado por un centenar de artistas. Es la obra principal de la muestra que se exhibe ahora: una gran espiral de múltiples figuraciones, en la que se puede identificar un eje temático: la épica de la joven Revolución. En el centro mismo, tres de los famosos rombos de Lam.

alt
Raúl Martínez (Cuba): Guerrillas. 1967. Óleo sobre tela. 179 x 127 cm. Colección Casa de las Américas.


Con La gran espiral, al decir de la curadora Delia María López Campistrous, el Museo Nacional de Bellas Artes demuestra que con sus fondos se pueden organizar grandes exposiciones colectivas, que ofrezcan una visión contemporánea de los hitos de las artes visuales en Cuba.

alt
Edmund Alleyn (Canadá): Annes lumiere III. 1967. Óleo sobre tela. 184 x 204 cm. Colección MNBA.

alt

Bernard Rancillac (Francia): Fidel y el machetero. 1967. Óleo sobre tela. 200 x 182 cm. Colección MNBA.

Modificado por última vez en Martes, 31 Octubre 2017 07:11

Comentarios  

 
#1 Francisco Rivero 20-10-2017 00:21
Lozana alegria para mi, por la presentacion de las obras del Salon de Mayo de 1967 en la Habana, este evento lo he considerado siempre como un gesto de generosidad y amistad de todas las personas que colaboraron con este acontecimiento fuera del hexagono Frances.

Tanto ayer como hoy la presente exposicion en el Museo de Arte Cubano es una suerte de jubilo para el espiritud y el conocimiento de todos. Ademas me hace feliz por los mas jovenes que apreciaran las obras agrupadas en esa espiral maravillosa de las artes visuales del acervo del Museo y que llega con sus aires de un bienvenido encuentro en un pais que vive, ama, resiste y que renuncia a sus principios de humanidad y justicia social.

Este Salon de Mayo en la Habana de 1967, a titulo personal fue y es una suerte de referencia en mi inciacion e interes por las artes plasticas, cuanto honor para mi el haber presenciado la realizacion de la pintura mural colectiva que se dispuso con sus andamios y luces a la entrada del recien construido Pabellon Cuba en la Rampa.

Ver como el querido pintor Wifredo LAM, con su camisa a cuadro remangada hasta los codos, fue trazando su dibujo al centro de esta representacion ciclonica de colores y solidarida en favor de la incipiente revolucion cubana.

Gracias a las autoridades del Museo de Arte Cubano por el cuidado de esta muestra.

Un saludo fraterno.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar