lunes, 24 septiembre 2018, 02:18
Viernes, 25 Mayo 2012 09:53

Pitcheo finalista: por ahí le ha entrado el agua al coco

Escrito por  Harold Iglesias Manresa, especial para Cubasí
Valora este artículo
(6 votos)

En cada esquina por estos días hay un tema común: la final de la 51 Serie Nacional de Béisbol.

En cada esquina por estos días hay un tema común: la final de la 51 Serie Nacional de Béisbol. La atmósfera está cargada de comentarios, jueces inquisidores que critican las decisiones de los mánagers y defienden sus criterios a capa y espada. En ese banquillo me he colocado para analizar el pitcheo, que es por donde considero le ha entrado el agua al coco.

 

A pesar del ligero favoritismo de Industriales, amparado en su sangre fría para jugar play off y su poderosa ofensiva, ha sido el staff de Ciego de Ávila, ―a mi juicio mucho más profundo― el que tomó las riendas del asunto, nada más y nada menos que en el Latinoamericano y ante la presencia de más de 40 mil espectadores en ambas carteleras.

 

Y no el staff, en realidad las tres cartas abridoras de Roger Machado se echaron a cuestas el par de éxitos. ¿Cómo pudo ser esto posible? Pues con la intervención de la madre naturaleza, que colocó a la lluvia como tercer finalista. Ciertamente ese factor externo incidió de igual manera para ambos planteles, pero ahí vamos. Roger Machado supo mover mucho mejor sus piezas que Lázaro Vargas.

 

En buena medida lógico, pues los tres abridores de los Tigres poseen mayor calidad que los azules. La realidad así lo ha constatado. Vladimir García, Osmar Carrero y Yander Guevara se combinaron para dejar en cinco limpias y 12 hits a la ofensiva azul en los primeros 18 capítulos. Lo más importante es que metieron el brazo a la hora buena.

 

El empleo de ellos obedeció también a la posibilidad, que de hecho será una realidad, de que Vladimir pueda abrir el tercer choque el viernes en el José Ramón Cepero.

 

Sobre ese eje al parecer no se movió Vargas. En la batalla dominical sí era necesario depender de Odrisamer hasta el final. Marcador cerrado, y a punto estuvieron de revertir la historia. Pero a punto no se vale.

Otra historia fue la del martes: ¿Acaso Vargas no pudo echar mano a Antonio Romero, Darwing Beltrán, Frank Montieh (a pesar de estar recientemente restablecido de afecciones estomacales) o el propio Antonio Romero? Todos con mucho mayor kilometraje, mejor rendimiento y más flema que el novato Adrián Sosa, quien por demás solo tenía 7.1 entradas de actuación en la etapa regular. Todos abrigamos enormes esperanzas cuando de manera magistral ponchó a Yoelvis Fiss, incluso llegó a tener en dos strikes a Yorbis Borroto, pero este le conectó un texas, casi en gesto defensivo para no poncharse y fletó otras dos para el plato, que en definitiva es lo que cuenta. Eso mismo pensaron muchos del sexto choque semifinalista ante Matanzas, cuando sustituyó a Pino, que estaba dominante, y trajo nuevamente a dos muchachos inexpertos. Las consecuencias todos las conocen.

 

Incluso llegó a afirmar en la conferencia de prensa que no dependería de Odrisamer el viernes, con lo urgidos que están de un triunfo y la efectividad constatada de este sobre Montieh, con descanso prolongado y déficit de entrenamiento producto de su afección.

 

Así este Ciego, que desde el quinto desafío de cuartos de final ante Las Tunas, anda desbordado a la ofensiva, le fabricó 11 anotaciones al cuerpo de pitcheo industrialista en los dos primeros enfrentamientos, apoyados en 19 indiscutibles.

 

Sus números en esta postemporada no mienten: astronómico average colectivo de 314 con 105 carreras, 46 extrabases, incluidos 13 cuadrangulares y 455 de slugging, primeros en todos los departamentos ofensivos.

 

Del otro lado de la grama los Leones andan por 287, 65 anotadas, 35 extrabases, de ellos 12 vuelacercas y 414 de slugging.

 

Nada, señores, que Lázaro Vargas sigue caminando sobre la cuerda floja y esperemos que pueda, junto al avezado José Elósegui, tapar la fisura de su staff, que es por donde, hasta ahora, le ha entrado el agua al coco.

Visto 1634 veces

Comentarios  

 
#2 Sonia 26-05-2012 14:02
¿Y por qué ese "todos abrigamos enormes esperanzas cuando de manera magistral ponchó a Yoelvis Fiss"...?, ¿tú eres un profesional de la prensa o un furibundo seguidor de Industriales?
 
 
#1 Linda 25-05-2012 11:20
Pues que siga haciendo aguas ese coco azul.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar