jueves, 20 septiembre 2018, 14:05
Jueves, 28 Septiembre 2017 08:51

Todos somos Venezuela (II y último)

Escrito por  Angel Guerra Cabrera
Valora este artículo
(1 Voto)

Esto no se va a quedar así. Quienes incurrieron en traición a la patria tendrán que responder ante la Comisión de Verdad y Justicia de la Asamblea Nacional Constituyente.

Fue la rotunda afirmación que nos hizo Delcy Rodríguez, presidenta de ese órgano, sobre la conducta de varios líderes de la oposición venezolana que pidieron reiteradamente la intervención de Estados Unidos en el país y han dado su apoyo más caluroso a las recientes sanciones implantadas por Trump contra Venezuela.


La función de la ANC no es sólo redactar una nueva Constitución, toda vez que esta es el máximo poder del Estado mientras duren sus deliberaciones. El proceso constituyente, explicó Delcy, es profundamente popular, busca proteger nuestra independencia, soberanía y democracia. No sólo blindar y consolidar lo ya alcanzado por el modelo de socialismo bolivariano, sino profundizarlo.


Un ejemplo del diálogo que la ANC está impulsando con todos los sectores del país es la Constituyente Educativa, desarrollada paralelamente a nuestra estancia en Caracas, en la que profesores y estudiantes fueron escuchados desde la base en un intenso debate sobre las adiciones y modificaciones que se harán a los capítulos relativos a la educación en el nuevo texto constitucional. El mismo procedimiento se aplicará a todos los temas, entre ellos la ampliación de los capítulos relacionados con las mujeres, los jóvenes, los pueblos originarios, los trabajadores, las personas con discapacidad, los campesinos, los empresarios y los pescadores.


Delcy subrayó que un importante tema pendiente era la justicia, pues la existencia de una fiscal desleal a la revolución creó una situación de impunidad. Puso como ejemplo que en el estado de Miranda, donde más violencia se manifestó en abril-julio, los órganos de seguridad entregaban a los violentos al ministerio público y éste los ponía en libertad al día siguiente.


Lo mismo ocurre, expresó, con los delitos de cuello blanco, que es necesario castigar hasta las últimas consecuencias. También esa tarde, al dirigirse a nosotros y al pueblo congregado ante el Palacio de Miraflores, el presidente Maduro expresó el peligro que significaba la corrupción para la revolución y aseguró que la combatiría por todos los medios a su alcance fuera quien fuera el presunto implicado.

El comandante Chávez dio un paso importantísimo al crear el Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (CEOFANB), nos dijo Vladimir Padrino, ministro de Defensa y general en jefe. Chávez modificó la anterior doctrina militar de subordinación a Estados Unidos e identificó a esa potencia como el enemigo del que la FANB debían defender a la patria, sus instituciones y recursos naturales. Al crear el CEOFANB unificó el mando de los distintos componentes del aparato armado que andaban dispersos y divididos. Al mismo tiempo, planteó tres aspectos esenciales de la nueva doctrina militar: 1) Invertir en nuevos sistemas de armas, pues las anteriormente denominadas FAN no sólo estaban empobrecidas moralmente, sino también materialmente; 2) la unión cívico-militar, clave para defender del imperialismo a una revolución popular como la bolivariana, y 3) participación del pueblo en la defensa, que incluye a cientos de miles de hombres y mujeres en las unidades de milicias voluntarias.


Padrino nos explicó cómo el chavismo y la FANB, bajo la dirección de su comandante en jefe, Maduro, habían derrotado más de tres meses de violencia, guerra mediática y guerra económica –aunque estas dos sigan– como parte de la guerra de cuarta generación que Estados Unidos ha lanzado contra Venezuela. Mientras él exponía, yo recordaba los documentos Venezuela Freedom I y II elaborados por el Comando Sur de Estados Unidos, donde se anticipaban las acciones opositoras de los pasados dos años en Venezuela combinadas con la complicidad de Almagro, que al fin no ha podido aplicar la Carta Democrática Interamericana a Caracas.


Añadió que si no hubo mil muertos en esos días fue gracias a la prudencia, la inteligencia y la paciencia de los efectivos de la Guardia Nacional y la policía bolivarianas ante una violencia constante y feroz de la derecha. No obstante, dijo que como ministro de Defensa se había puesto a las órdenes de la Comisión de Verdad y Justicia de la ANC por si procedía actuar contra algún abuso cometido por uniformados. Concluyó que por orden de Maduro el alto mando de la FANB comparecerá ante la ANC para proponer un plan de fortalecimiento integral de la defensa nacional.


Twitter:@aguerraguerra

Visto 1212 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar