lunes, 19 noviembre 2018, 11:29
Miércoles, 27 Septiembre 2017 07:20

Danza Contemporánea de Cuba, un deja vu en Rusia

Escrito por  Antonio Rondón García/Prensa Latina
Valora este artículo
(5 votos)
Danza Contemporánea de Cuba Danza Contemporánea de Cuba

Danza Contemporánea de Cuba inaugura en Rusia el Festival Internacional Danza Inversión, en el capitalino teatro Stanislavsky.

Danza Contemporánea de Cuba goza hoy del agradecimiento del público ruso, en una presentación coincidente con los 58 años de su creación, para inaugurar el Festival Internacional Danza Inversión, en el capitalino teatro Stanislavsky.

La aparición de artistas cubanos en los festivales de danza y teatrales en Rusia, como ocurrió hace poco con la compañía de Carlos Acosta, en el festival de Chejov, parece convertirse en una práctica bien aceptada en esta nación.

En la patria de Piotr Tchaikovsky, esta vez fueron los teatros Bolshoi y Stanislavsky quienes invitaron a Danza Contemporánea de Cuba a ser parte de la inauguración de la mencionada bienal, en un país a donde realizó su primera gira.

Los aplausos del público ruso suelen aparecer cuando la presentación le llega al corazón y, para quienes estuvieron ausentes en la época soviética, se hace común valorar el alto nivel de los artistas de la Isla.

El equipo, dirigido desde hace 31 años por Miguel Iglesias, realiza presentaciones en todo el mundo, pero al llegar a Moscú, pareció mostrar un compromiso especial con el primer público extranjero en conocerlo.

La compañía, que acumula un repertorio de más de 300 obras, recibió la retribución de largos aplausos que premiaron la obra de casi seis décadas de innovación y conquista de su lugar en la preferencia mundial.

El jefe de prensa de la citada compañía, José Ernesto González Mosquera, explicó a Prensa Latina que, para esta ocasión, Danza Contemporánea vino con tres obras bien diferentes.

La primera es El Cristal, de Julio César Iglesias, quien fue primer bailarín de la compañía y ahora es coreógrafo residente, pues está lo mismo en Alemania que en Bélgica, por lo que cuenta con buena base internacional para sus creaciones, explicó González Mosquera.

La segunda pieza es Tangos cubanos, del británico Billie Cowie. Se trata de una coreografía que es producto del proyecto «Islas creativas» que Cuba mantiene con el British Council desde hace más de 10 años, afirmó.

Una tercera pieza fue Matria Etnocentra, del también coreógrafo residente George Céspedes, que es la última parte de una trilogía formada por las piezas Mambo 321 e Identidad a la menos uno, indicó.

Este año, la compañía hizo una gira por 10 ciudades de Inglaterra, donde se realizaron 18 funciones, reveló el portavoz.

Luego de las funciones en este país, nos vamos a Nueva York, a mediados del mes de octubre, para participar en un festival de danza en el New York City Center Theatre, adelantó.

Más tarde, estrenamos en Cuba una obra de la coreógrafa escocesa Fleo Darking, directora de la compañía Scotish Dance Theatre, y a mediados de noviembre reponemos la obra Carmina Burana en el Auditorio Nacional de México, con capacidad para 12 mil personas, destacó.

Ello será con la Orquesta Nacional de México, el Coro Nacional de ese país, y con solistas de danza mexicanos, afirmó el encargado de prensa de la compañía, que ha realizado más de 90 giras por todo el mundo.

Visto 1186 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar